Los desafíos del Congreso

Julio 23, 2022 - 11:55 p. m. 2022-07-23 Por:
Elpais.com.co

Iniciadas las sesiones del nuevo Congreso de la República, se produjeron los ajustes en su dirección para reflejar los resultados de las elecciones legislativas y presidenciales. Ahora, lo que esperan los colombianos es que el Legislativo cumpla con el deber de actualizar las instituciones para adecuar al Estado a las necesidades de la nación.

Como podía esperarse, la atención se concentró en el reacomodamiento de los partidos para asumir su labor con respecto al gobierno que se posesionará el próximo 7 de agosto y en la coalición que lo acompañará en su intención de llevar a cabo sus propuestas electorales. Es la mecánica usual con la cual se define en principio cómo se harán viables las iniciativas gubernamentales, en un momento en el cual se ha producido un cambio que le entregó la Presidencia de la República a un caracterizado dirigente de la oposición mientras en el congreso se mantuvo la mayoría de las fuerzas tradicionales.

Superada esa etapa empieza a conocerse el contenido de lo que será la actividad legislativa. A la espera de las propuestas del gobierno entrante, ya se sabe que deberá tramitar una reforma tributaria para enfrentar los problemas fiscales que arrastra el Estado como secuela de la recesión que originó la pandemia y la necesidad de financiar la reactivación que, hasta ahora, ha tenido resultados positivos para la economía y la generación de empleo, pero dejan grandes retos en materia de déficit y de inflación.

Se sabe también que el nuevo gobierno promoverá una reforma agraria, su manera de enfrentar los problemas de los sectores campesinos y de la explotación de la tierra. Y sin conocerse su política para el manejo de temas como el narcotráfico y sus implicaciones tanto para el sector agrario como para la propiedad y la seguridad que necesita el campo, ya se sabe que vendrá una reforma a la Policía Nacional, pilar fundamental en la seguridad nacional.

Esos, entre muchos otros temas de orden político, han empezado a delinear la actividad del Congreso. Y aunque quedan por conocerse las propuestas concretas del nuevo gobierno, ya existe una coalición que le permitirá sacarlas adelante, si es que ya se produjo el acuerdo sobre su contenido hasta ahora desconocido por los colombianos.

En medio de la euforia del cambio, llama la atención que no se hable de las transformaciones que durante años espera la nación y que han fracasado a pesar de su importancia. Son asuntos como la adecuación de la Justicia para que recupere su capacidad de atender las necesidades de los ciudadanos. O los cambios que deben adoptarse para combatir el clientelismo que afecta la actividad pública y para defender al país de la corrupción que se queda con gran parte de los ingresos públicos destinados a atender las necesidades de los sectores sociales que requieren de la ayuda estatal.

Hay pues una abundancia de expectativas sobre lo que será el comportamiento del Congreso en el cuatrienio. Lo que se espera es que la actuación de sus integrantes esté de acuerdo con las necesidades de la Nación y por encima de las ambiciones partidistas o los sesgos ideológicos.

VER COMENTARIOS