La verdad necesaria

Marzo 22, 2022 - 11:55 p. m. 2022-03-22 Por: Editorial .

Dos asuntos quedaron claros en la reunión de la Comisión Nacional de Garantías Electorales reunida para estudiar la solicitud de recuento de los votos al Senado, anunciada por el Registrador Nacional, por el Presidente de la República y por algunos partidos, entre ellos la coalición Pacto Histórico y el Centro Democrático. Sin embargo, quedan aún dudas sobre lo que ocurrió y sobre las actuaciones del sistema electoral para garantizar la transparencia del certamen.

El primero de esos asuntos es la inexistencia de un fraude, según la declaración tanto del registrador Alexánder Vega como del Ministro del Interior que presidió la Comisión y de casi todos los partidos políticos, lo cual tranquiliza el ambiente político. Debe reconocerse entonces que lo que existe es una inconformidad sobre la manera en que el organismo encargado de realizar las elecciones se equivocó al informar los resultados para tener que reconocer después que no eran los oficiales por cuanto no eran producto del conteo oficial sino y sólo de las informaciones que salían de los formularios entregados desde las delegaciones.

El segundo tiene que ver con la forma errática en que se ha manejado la información, dando pie a preocupaciones que no pueden despejarse solo con un desmentido. Lo cierto es que después de los comunicados que emitió la Registraduría el día de elecciones, informando sobre los avances de las votaciones y la composición del Congreso, se produjeron reclamos de parte del Pacto Histórico sobre la existencia de 500 mil votos a su favor que no fueron contabilizados. Dos días después, aparecieron 390 mil votos a su favor y muy pocos a nombre de los demás partidos, lo que dio pie para los reclamos que pusieron en duda el resultado.

Lo cierto también es que el escrutinio no ha terminado, por lo cual no parece lógico ni legal pedir reconteos con base en un resultado final que aún no existe. Queda entonces la inquietud que han producido los bandazos del registrador Vega, las solicitudes del presidente Iván Duque y los reclamos de varios de los partidos que se declaran perjudicados por la extraña manera en que la Registraduría ha actuado.

A partir de ahora se puede esperar que esos partidos inconformes ratifiquen su solicitud de reconteo, lo que obligará al Consejo Nacional Electoral a pronunciarse. De todas maneras, será más que necesario que se realicen unos escrutinios transparentes para que no quede duda sobre la legalidad de las elecciones realizadas el pasado 13 de marzo, y se proceda a reconocer el resultado y a entregar las credenciales a quienes resulten elegidos.

Debe quedar claro también que el incidente no ha terminado aún, así lo dé a entender la posición cautelosa del Registrador que se echó para atrás, de quienes representaron a los partidos que iniciaron la reclamación alegando fraudes y al Gobierno Nacional. Lo que quedó fue una gran mancha sobre el manejo y la transparencia de las elecciones por lo cual es más que necesario encontrar la verdad de lo ocurrido en unas elecciones en las cuales se puede afectar la credibilidad de la democracia colombiana.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS