La amenaza de Irán

Escuchar este artículo

La amenaza de Irán

Septiembre 15, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Un inquietante nivel de tensión se alcanzó en el Golfo Pérsico cuando una lluvia de drones cargados de explosivos golpeó las instalaciones petroleras de Arabia Saudita. Es el ataque más grave que ha sufrido el mayor productor del mundo.

Aunque los rebeldes hutíes de Yemen se atribuyeron el ataque, las cosas parecen provenir de otra parte. El secretario de Estado Mike Pompeo acusó directamente a Irán de estar detrás de los bombardeos que han obligado a suspender la salida de 5,7 millones de barriles diarios, alrededor del 50% de la producción de los saudíes.

La respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní calificó de “mentiras sin sentido” las acusaciones y denunció una estrategia para desprestigiar la imagen de su país y preparar el camino para acciones futuras. La preocupación entre la comunidad internacional aumentó luego de que un general de la Guardia Revolucionaria recordara a Estados Unidos que sus bases y portaviones se encuentran situados en un radio de dos mil kilómetros, al alcance de misiles iraníes.

Tanto Estados Unidos como Arabia Saudita anunciaron investigaciones sobre la procedencia del ataque. Y no se descarta el empleo de misiles crucero en el asalto al corazón de la industria petrolera saudí. Mientras tanto, los mercados mundiales se preparan para una subida de los precios del crudo, un hecho que parece inevitable dado que restablecer el funcionamiento pleno de las plantas de producción podría tardar varias semanas.

A los efectos económicos se suma que la acción terrorista amenaza con hundir los esfuerzos para impulsar negociaciones de paz en Yemen, un país que se ha convertido en el escenario de un cruento juego de poder entre Irán y Arabia Saudita. El conflicto yemení estalló a finales del 2014 cuando los rebeldes hutíes, respaldados por los ayatolas, ocuparon Saná y otras provincias, expulsando al presidente Mansur Hadi hoy exiliado en Riad.

Sin embargo, esta larga contienda contra los hutíes ha generado fracturas entre Arabia Saudita y Emiratos Árabes, aliados en su lucha contra la expansión iraní. Por eso los ojos del mundo se concentran hoy en esta convulsionada región que ha demostrado una facilidad para encender conflictos que luego son prácticamente imposibles de extinguir.

Aunque para algunos se trata de una bravuconada más, no deja de preocupar la permanente exacerbación de ánimos entre Estados Unidos e Irán. Las tensiones se han ido acumulando desde que el gobierno de Donald Trump abandonó el acuerdo nuclear. Irán, mientras tanto, ha desafiado esa presión con una progresiva retirada de sus compromisos y una amenaza de volver a las experimentaciones con uranio enriquecido, fundamental para la fabricación de armas nucleares.

Así, el Medio Oriente y el petróleo vuelven a ser epicentro de preocupaciones debido al interés obsesivo de Irán de convertirse en fuerza definitoria del equilibrio geoestratégico. Su intervención en Irán en Siria, Líbano, Iraq y Yemen, además de su permanente amenaza a Israel y su desafío a Arabia Saudita hacen temer un desenlace peligroso para la concordia mundial.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS