Escuchar este artículo

Endeudarse, ¿para qué?

Septiembre 14, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Desde el momento en que el alcalde Jorge Iván Ospina presentó su plan de desarrollo para Cali habló de usar la capacidad de endeudamiento para financiarlo. Desde entonces, muchas cosas han cambiado, lo cual obliga a pensar en qué se hará para enfrentar los retos que deja la emergencia causada por la pandemia.

En su momento, el Gobierno Municipal presentó un plan de desarrollo con un costo estimado de veinticuatro billones de pesos en el cual están incluidas las inversiones y transferencias de la Nación para atender sus obligaciones con la ciudad. Ello quiere decir que el municipio tiene una porción importante en la financiación de ese plan, para lo cual se ha propuesto utilizar su capacidad de endeudamiento.

Sin embargo, apareció el Covid-19 y con él la necesidad de dirigir recursos importantes para atender una emergencia que aún no termina no obstante la reapertura paulatina. Esa realidad ha cambiado en forma dramática la situación financiera del municipio y en mucha mayor medida la de los caleños, afectados por el aislamiento social y las disposiciones tomadas para tratar de prevenir y atender el contagio.

En esas condiciones, es claro ya que las prioridades son otras. En primer lugar, las arcas municipales han sufrido un rudo golpe en materia de recaudos de impuestos y contribuciones, además de que empresas como el Sistema de Transporte Masivo están en condiciones críticas que reclaman soluciones urgentes. Y en segundo término, la sociedad caleña ha sufrido un remezón inimaginable hasta hace poco, pues el desempleo formal ascendió en junio pasado al 27% y el informal sufrió la parálisis de cinco meses que ha destruido emprendimientos individuales y actividades de las cuales depende el sustento de una proporción considerable de los hogares de la ciudad.

Desde esa perspectiva debe mirarse cuál es la capacidad de endeudamiento de Cali y para qué se va a utilizar. En otros términos, las circunstancias obligan a cambiar el enfoque de lo que será la acción del municipio y cómo usará sus recursos tanto para recuperar sus finanzas como para apoyar la reactivación de la ciudad a través de la inversión en obras y actividades que generen empleo y desarrollo.

Por ello es necesario recordar que la deuda municipal hoy es de $554.000 millones y la Administración propone pedir a la banca un crédito hasta por $680.000 millones y otro al Gobierno Nacional por un billón de pesos. Es decir, Cali podría llegar a un endeudamiento de $2,234 billones, cifra de por sí llamativa.

Es claro que la capacidad de pago depende de los plazos que se pacten, y que bien entendido endeudarse es una manera de anticipar el futuro para construir desarrollo. La gran pregunta es qué va a hacer el municipio con esos recursos para lograr los dos objetivos, recuperar las finanzas municipales y reactivar la actividad económica.

De la respuesta que se les dé a esos interrogantes depende la confianza en la ciudad. Por ello, quienes intervengan en el proceso, es decir, el Gobierno Municipal y los concejales, tienen la responsabilidad de actuar pensando ante todo en los intereses de todos los caleños.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS