Crece la amenaza

Escuchar este artículo

Crece la amenaza

Julio 16, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Ante el crecimiento del contagio, del número de muertes causadas por el coronavirus y la peligrosa saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos en Cali, el Gobierno Municipal ha decidido aumentar las medidas especiales para tratar de contener lo que está llegando a límites peligrosos para toda la comunidad. Cabe recordar de nuevo que sin la colaboración y el compromiso de la ciudadanía, el enemigo seguirá creciendo y afectará la vida de quienes actúen sin tener en cuenta el riesgo que el virus representa para ellos, sus familias y el resto de los caleños.

Las cifras de las últimas semanas indican que la pandemia ha ido aumentando en números de contagios, los cuales, vale la pena recordarlo, se producen exclusivamente del contacto entre los seres humanos. Por ello, y aunque sea imposible erradicarlos, sí es factible reducir su expansión, lo cual significa menos riesgos para cada una de las personas que habitan en Cali, sin distinción alguna.

Esta realidad parece ser descartada por sectores de la población que se niegan a seguir las instrucciones por demás sencillas que se establecen y se dan a conocer por todos los medios de comunicación posibles. Gente que organiza bailes y eventos con asistencias numerosas, que no usan los tapabocas y no aplican el aseo o la distancia social, son hoy los principales agentes de difusión del Covid-19 en la capital vallecaucana.

Ello llevó a decretar medidas más drásticas en todo el municipio, como el establecimiento de la ley seca durante los próximos cuatro días y del toque de queda entre las ocho de la noche y las seis de la mañana del día siguiente. Así mismo, se declararon en alerta roja las comunidades donde es más agudo el contagio, debido precisamente al desconocimiento de las medidas establecidas para proteger a sus habitantes, y la naranja en el resto de la ciudad.

Lo que eso quiere decir es que estamos en uno de los momentos más críticos y más decisivos en la larga y difícil etapa que nos ha tocado padecer aquí y en todas partes del planeta, lo cual tiene al sistema de salud local en el límite de sus posibilidades para brindar asistencias y servicios a quienes lo requieran. Y no se descarta aún que se deba regresar al confinamiento total, en caso de que las medidas no produzcan los resultados que se esperan.

No es pues un asunto de caprichos o un juego, sino la respuesta a los altos índices de indisciplina social e incumplimiento de las medidas sanitarias que se expresan en víctimas. Para que el cierre total no regrese es fundamental que cada caleño tome conciencia y asuma la conducta que corresponde en el interés de evitar males mayores para ellos, sus familias y toda nuestra sociedad. No son solo las autoridades quienes deben actuar para superar la emergencia con decisiones tan drásticas como las que se anuncian.

La autoridad municipal ya dispuso las medidas para enfrentar la emergencia durante la próxima quincena. En adelante será responsabilidad de todos aplicar las recomendaciones para enfrentar un enemigo que amenaza nuestra propia vida y está destruyendo las oportunidades y fuentes de trabajo de cada uno de nosotros.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS