Asunto
de todos

Enero 13, 2022 - 11:55 p. m. 2022-01-13 Por: Editorial .

Con 7184 casos registrados el pasado miércoles, el Valle lidera el número de contagios por Covid-19 en Colombia. Y la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos en Cali alcanza el 73% y se teme que de continuar en aumento la propagación, las clínicas y hospitales puedan colapsar de nuevo, obligando a medidas mucho más drásticas que las que hoy se están aplicando.

Desde esa perspectiva, el debate sobre las sanciones que se están aplicando a los establecimientos de diversión que no exijan el carnet de vacunación a sus clientes no puede tomarse a la ligera. Aunque en diciembre existió laxitud para aplicar la medida, ahora es más que urgente revivirla para tratar de detener hacia el futuro la ola de contagios del covid en la ciudad.

La razón está en la cifra de personas que han resultado positivas en las pruebas. Sin duda, la permisividad con la cual se actuó durante eventos como el Petronio Álvarez y la Feria de Cali es la causa fundamental para que se haya llegado a un promedio cercano al 50% de las 10.000 pruebas que se realizan a diario en Cali. Cómo detener esa escalada depende de la vacunación que ya alcanza a 1,7 millones de personas en la ciudad con una dosis y a 1,2 millones con el esquema completo, lo cual no implica que sean inmunes aunque está demostrado que las consecuencias para la salud de ellos sean sustancialmente menos letales.

Por ello, exigir el carnet es más que oportuno para que los centros de diversión no se transformen en reproductores del coronavirus. Es la disciplina social que en determinado momento hizo de Cali un ejemplo y ahora debe retornar. Recuérdese que más de un millón de personas no han sido vacunadas y son ellas las mayores expuestas a que su vida esté amenazada o a que terminen en las unidades de cuidados intensivos, como está sucediendo en la actualidad.

No aplicar esas medidas ahora puede implicar que se tomen decisiones más drásticas en el futuro cercano, si se sigue evadiendo la exigencia de los carnets de vacunación, como lo ha demostrado el que en el último fin de semana se hayan aplicado sanciones a más de veinte establecimientos que no cumplían un requisito tan simple como importante para toda la sociedad. Por esa razón, los más beneficiados al aplicar esa medida son entre otros los negocios que como los de diversión viven de la afluencia de público y fracasan si deben cerrarse.

En esas condiciones, lo que debe existir es un trabajo conjunto entre las autoridades y los propietarios de los establecimientos en los cuales se autorice la reunión de personas, lo cual implica una difusión amplia y frecuente de las medidas que deben cumplir tanto los dueños y administradores de esos negocios como quienes asistan a ellos. Con ello se evitará el contagio, se controlará a quienes se resisten a vacunarse y a cumplir las instrucciones dirigidas a contener la propagación del virus.

No es pues un asunto de generar un enfrentamiento entre las autoridades y los empresarios, sino de ponerlos de acuerdo para lograr el objetivo, proteger la salud de los caleños y evitar que se multiplique el contagio del Covid-19.

Seis (6) meses de acceso ilimitado por $9.000. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS