Finanzas ‘distritales’ para 2019

Finanzas ‘distritales’ para 2019

Octubre 21, 2018 - 11:35 p.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Como es habitual en esta época del año, los más de mil Concejos del país discuten el proyecto financiero de mayor importancia: el presupuesto para la vigencia del próximo año, con el cual se cierra el período de los actuales mandatarios.

Estos presupuestos son un conjunto de diversos instrumentos financieros y contienen, a grandes rasgos, el estimado de recursos propios que los municipios pueden captar, las transferencias nacionales, y la planificación de la deuda. Para el caso de Cali, se estima que su presupuesto en el 2019 será de 3,5 billones de pesos, 200 mil millones más que el de este año.

De esos 3,5 billones, el proyecto presentado por la alcaldía de Armitage propone que un 22% sea para los gastos de funcionamiento, que representan un 4% de incremento en relación con este año, un 77% para inversión social, 2% menos que en este año; y un 1% para el pago de la deuda, 2% menos respecto a esta vigencia. La inversión social sigue siendo la protagonista, educación (29%), salud (28%), son los sectores y entidades que concentran la mayor inversión. Todo esfuerzo adicional que el Concejo pueda hacer para aumentar estos dos rubros implicarán un mayor bienestar para los más pobres. También se destaca un fuerte incremento presupuestal en dependencias como Contratación, creada tras la reforma administrativa, Jurídica, Turismo, Seguridad y Gobierno. Estas proyecciones de inversión reflejan no sólo unas finanzas municipales sólidas, también dan cuenta de una mejora en la cultura del pago de impuestos. Es importante que también se revise la oportunidad de fortalecer las vocaciones a las que nos llama la figura de Cali Distrito, los presupuestos de sectores como deportes, turismo y cultura deben tener mayor respaldo, pues sumados no llegan al 6%.

Para hacernos a una idea comparativa, en el caso de Medellín, la propuesta de la administración es que su presupuesto para 2019 ascienda a $5,19 billones, de los cuales el proyecto de acuerdo establece que un 78,4% será destinado a inversión, un 14,9% irá para gastos de funcionamiento, mientras que con el 6,7% restante se seguirá pagando la deuda de la ciudad. Las anteriores cifras reflejan que, aunque vamos por buen camino, no podemos quedarnos rezagados frente a ciudades de similares proporciones.

Creemos que los debates del Concejo deben ayudar para tres cosas: fortalecer la inversión social; alinear el presupuesto con los Objetivos de Sostenibilidad para darle un profundo sentido a lo que hacemos anualmente; servir de evaluación del Plan de Desarrollo que la administración Armitage propuso a la ciudad: ¿Cómo va su ejecución?

En el nivel local, las veedurías ciudadanas jugarán un papel muy importante durante la discusión y aprobación del presupuesto para Cali, ya que promoverán la visibilización y control ciudadano, respecto de la destinación y porcentajes que se apropiarán para la correcta ejecución del plan de desarrollo, en su último año de vigencia.

Es así que la administración ha de proyectar un presupuesto coherente y que esté alineado, con la promulgación de Cali como distrito especial, la cual tiene como característica las vocaciones deportiva, cultural, turística, empresarial y de servicios, que requerirán ser potencializadas mediante la asignación suficiente de recursos, que permitan su despliegue en debida forma, honrando la nueva categoría de la ciudad.

*Rector Universidad Javeriana Cali

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas