Netflix

Escuchar este artículo

Netflix

Enero 29, 2020 - 11:40 p. m. Por: Jorge Restrepo Potes

Gabriel García Márquez nos dejó una sentencia lapidaria: “La vejez es un pacto honrado con la soledad”. Y mi querido amigo Miguel Yusty afirma que el mejor antídoto para la soledad es Netflix, y que si esa plataforma no resuelve el problema, es que el solitario está en la olla.

A quienes somos amantes irredentos del cine, nos llegó del cielo esa caja de regalos que es Netflix, pues nada de lo que uno pueda imaginar está ausente de ese prodigio. La perfección de los contenidos, sus series, documentales o películas absorbe al espectador de tal manera que en una serie cualquiera –‘Casa de papel’, por ejemplo-, no se puede levantar de la silla hasta el último capítulo. A propósito de esta serie española, estamos con el alma en vilo en espera de la próxima temporada para ver en qué terminan ‘el Profesor’ y sus secuaces.

De otras series vistas por mí, destaco ‘The Crown’, sobre la monarquía británica, en la que se destapan todas las entretelas de los soberanos del otrora Imperio mundial. También excelentes ‘Downton Abbey’ y ‘Breaking Bad’, imposibles de suspender porque sus temas atrapan.

En documentales pasa lo mismo. Con técnicas de última generación lograron colorear las escenas de la II Guerra Mundial, y trece episodios nos muestran lo que fue ese horror que cobró 50 millones de muertos por la locura del líder germano que pretendió apoderarse del mundo, y que si no es porque Estados Unidos entró al conflicto, lo hubiese logrado porque se hizo con el control de toda la Europa occidental, menos España, que pudo sustraerse de la guerra porque Francisco Franco era aliado de Hitler.

Observando esa orgía de sangre, vemos lo inútiles que son las guerras pues esa duró seis años y uno de los vencedores, Estados Unidos, el único solvente, tuvo que asumir la reconstrucción de los países vencidos. También le tocó darles la mano a los japoneses a quienes les lanzó dos bombas atómicas que los obligaron a la rendición.

De las nuevas películas de Netflix recomiendo ‘Los dos papas’, un delicioso diálogo sostenido por el papa Benedicto XVI y el entonces cardenal de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio, antes de que éste ascendiera al trono de San Pedro. Anthony Hopkins, como el hoy papa Emérito, y Jonathan Pryce, como el ahora Francisco, enseñan los rasgos de esas dos personalidades tan diferentes pero comprometidas ambas con la fe de la Iglesia católica.

Es impresionante el parecido de Pryce con Francisco. Es increíble cómo pudo lograr la gestualidad y la expresión corporal del argentino, qué bien puede valerle el Óscar como mejor actor en la entrega de los premios el 9 de febrero.

Y así como Netflix se alzó hace un año con la estatuilla por ‘Roma’, en esta oportunidad puede lograrlo con ‘El irlandés’, con la de los pontífices o con ‘Historia de un matrimonio’, un drama de divorcio con dos superestrellas, también nominadas: Scarlett Johansson y Adam Driver, que logran dos memorables caracterizaciones en este complejo problema de pareja.

Yo que me considero buen conocedor del proceso de la Alemania nazi, viendo el documental ‘El círculo del mal’ descubrí lo que sucedió entre 1933 y 1945, que fueron los años en los que Adolf Hitler se apoderó del alma de todos sus compatriotas. Ese círculo, lleno de ambiciones, fue el que indujo al Führer a creerse el amo del mundo. Todos ellos terminaron suicidándose, o colgados luego del juicio del Núremberg. Sic transit gloria mundi.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS