Zig zag

Zig zag

Enero 07, 2019 - 11:40 p.m. Por: Aura Lucía Mera

Arrancó el 2019 y arrancó raro, como esos toros que salen husmeando el aire, parados en mitad del ruedo, sin rematar en los burladeros, rehusando el capote, sueltos, sin casta, pero peligrosos por inciertos y falta de casta. Impredecibles porque no son claros en sus metas, en sus embestidas y ni Silverio que está en el cielo se atreve a verlos torear.

Así arrancamos. Zigzagueando, sin metas claras, sin trapío y sin casta. Este enero pinta como capea de pueblo, sin jefe de lidia, sin subalternos que tengan conocimientos, con banderilleros sin experiencia y lidiadores chimbos.

El Presidente, como Jefe de Estado no puede hablar lo que no sabe. Se calla la boca, punto. El oso histórico que hizo fue patético ante un subalterno norteamericano, no sé si por lambón o por ignorante. Tal vez las dos cosas.

Por el cargo que desempeña debería aprender más de historia y menos canciones nuevas. O, zigzag, callar la boquita. Como se dice, “calladito se ve mejor".

Ya la Cabal había mandado a García Márquez al infierno. Macías, el presidente del Congreso parece que a duras penas terminó bachillerato y ahora es el que más grita... El fiscal Martínez Neira anda más enredado que peluca de loca. Sarmiento no admite ningún titular en su periodiquito personal sobre el tema. Nadie lo investigó.

Ya vuelven los parafiscales a los bolsillos de Lafourie para hacer lo que le dé la gana.

Los pastusos indignados sacan en su tradicional Feria unas carrozas monstruosas ridiculizando a Duque y a su amo patrón y señor, ante la ira e intenso dolor de sus áulicos.

Los pastusos están cabreados. Y tienen razón y les da la gana de hacerlo. No lo pueden prohibir, asé se retuerzan el rabo los cercanos al delfín y a su tutor.

No sé cómo seguirá esto. No pinta bien. Se quiere arrasar con lo que el presidente Santos había logrado, contra viento y marea. Arrasar todo, hasta con el nido de la perra, y echar atrás logros importantes. Tras todo esto sabemos quiénes están. Y si lo logran nos iremos de nuevo de culo pa’l estanco.

La polarización crece, el descontento también. Los ministros de Duque con poquísimas excepciones no dan pie con bola. Los cargos diplomáticos dan grima. Los asesores deberían estar de ascensoristas, así podrían apretar por lo menos el botón del piso que es.

Se quiere devolver las armas a los “buenos para que se defiendan de los malos”, como si la pena de muerte no imperara en este país. Pero para los de ruana, los líderes sociales, los que piensan diferente, ante el silencio absoluto y culpable del Estado que sigue considerando estos crímenes como casos aislados.

Arranque incierto y peligroso. Si no toma el timón se lo lleva la ola arrasando con esperanzas, ilusiones y dividiendo más las divisiones que existen.

Ahora me devuelvo al 18. Terminó el cuatrienio con el mejor logro de nuestra historia contemporánea: el cese y dejación de armas de las Farc. Se respira otro aire. Ya miles de guerrilleros se están incorporando a la vida civil, sembrando nuevas ilusiones para cosechar los frutos de una vida normal, como se lo merecen. Y lo están haciendo con perrenque y sin voltear la vista atrás.

Campesinos y. víctimas están retornando a sus veredas. Vuelve el horizonte a iluminar caminos de esperanza. Y esa semilla se va a luchar hasta lograr la verdadera verdad y la reconciliación. Gracias expresidente Santos que logró lo imposible, como Bolívar. Y como a él lo quieren escupir y degradar. Su gobierno pasará a la historia. Estos también, pero en páginas menores, si no negras.

PD: Feliz despelote. Ojalá alguien agarre la batuta. Tal vez el exjefe de la CIA nos siga ayudando como buen descendiente de padre Fundador. A lo mejor seremos de nuevo la colonia sumisa al gringo, al cowboy o aprenderemos a rejonear. La vida te da sorpresas. Ejemplos como Trump y Bolsonario nos pueden ayudar a iluminar ideas y aclarar el horizonte. Yo mientras tanto de toros en mi Manizales del alma tratándolos de ver desde la barrera.

VER COMENTARIOS
Columnistas