A cuidar el empleo

El reto es definir un alza que preserve el poder adquisitivo de los trabajadores, pero que sea pagable para las empresas, si se quiere evitar que se pongan en riesgo miles de puestos de trabajo.