¿Es posible una alianza política en Venezuela para sacar a Maduro del poder?

¿Es posible una alianza política en Venezuela para sacar a Maduro del poder?

Mayo 05, 2019 - 08:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso / Corresponsal para El País
Nicolás Maduro y militares

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a los militares desarmar a los “traidores y golpistas”, luego del efímero levantamiento el pasado 30 de abril, encabezado por el líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Agencia EFE

“Hoy (Nicolás) Maduro no puede confiar ni en quien le sirve el café. Él sabe que su propio entorno quiere que él salga, sabe que su propio entorno está en conversaciones con nosotros en todos los niveles, y él sabe que tiene que simular que tiene el control”.

Con estas palabras el dirigente opositor Leopoldo López dejó en claro que a pesar de que no lograron el objetivo de desalojar del Palacio de Miraflores al heredero de Hugo Chávez, con el movimiento militar que él y el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, encabezaron el pasado 30 de abril, no significa que den la guerra por pérdida.

¿El alzamiento fue un hecho aislado o hay posibilidades de se produzcan otros de mayor magnitud? ¿Hay negociaciones entre el chavismo y la oposición para buscar una salida a la crisis como lo sostienen el dirigente y el Gobierno de Estados Unidos? Analistas y exfuncionarios oficialistas consultados por El País consideran que sí.

Lea también: "La Fuerza Armada venezolana debe estar más unida que nunca": Maduro

“La administración de Maduro es inviable y creo que ya hay un consenso dentro y fuera de Venezuela en ese sentido. La comunidad internacional está de acuerdo, incluidos Rusia y China, coinciden con la nomenclatura chavista y por supuesto que toda la oposición lo está”, afirmó la catedrática de la Universidad de Navarra, Carmen Beatriz Fernández, quien agregó: “¿En qué no están de acuerdo el chavismo y la oposición? No están de acuerdo en el orden lógico del mantra de Guaidó: Cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres. En el chavismo ponen las elecciones antes que el proceso de transición. Los militares seguramente verían con más agrado que el proceso de transición lo llevaran ellos y no el presidente Guaidó o al menos una tripartita (chavismo, militares y oposición)”.

El oficialismo ha ofrecido pública y privadamente convocar nuevas elecciones legislativas para tratar de zanjar la crisis, oferta que es rechazada por sus adversarios que demandan la salida del líder bolivariano para posteriormente organizar unos comicios presidenciales, pero con condiciones y supervisión internacional.

En similares términos se pronunció la exdefensora del Pueblo, Gabriela Ramírez, quien afirmó: “Maduro no tiene soporte, el 90 % de la población no lo apoya y si eso que decía Chávez de que la FAN (Fuerza Armada Nacional) es popular, es cierto, entonces el 90 % de los militares rechazan a Maduro. A Maduro lo sostiene una cúpula militar por las prebendas y porque son cómplices del saqueo al país. ¿Por qué no se ha producido un quiebre? Por el miedo, porque los uniformados saben que el Gobierno no tiene ningún recato en violar los Derechos Humanos de quien se le oponga”.

“La cúpula que está al lado de Maduro entiende que su supervivencia depende de que haya un relevo en el Gobierno, para ellos es muchísimo mejor contribuir en un desenlace negociado y consensuado que arriesgarse a perder todo con una ruptura abrupta”, dijo, al tiempo que agregó: “Todas las condiciones están dadas para que se produzca un quiebre”.

Leopoldo López y Juan Guaidó

El pasado 30 de abril, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, liberó a Leopoldo López con ayuda de militares, en la operación que llamaron la “fase final de la usurpación”.

EFE

Fracaso que puede terminar en éxito

Por su parte, el director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, considera que lo ocurrido el pasado martes, pese a no lograr su objetivo fundamental, fue un hito que tendrá repercusiones dentro de los cuarteles que podrían abrir las puertas a un cambio político.

“Que los militares no se hayan dividido ni mostrado explícitamente su respaldo a un cambio en la conducción del Gobierno no significa que no haya una procesión por dentro que no se sabe en qué momento pueda manifestarse. Pensar que los sucesos del 30 de abril fueron fracaso, es desestimar los efectos secundarios de las luchas, que en la historia han sido muy relevantes”, dijo.

Otro elemento que refuerza la tesis de los consultados es que este sería el séptimo movimiento militar contra el Gobierno registrado en los últimos dos años.

El más reciente fue el ocurrido el 21 de enero pasado, cuando un grupo de efectivos de la Guardia Nacional (policía militarizada) tomaron dos destacamentos en la ciudad de Caracas y llamaron a los ciudadanos a sublevarse contra el Ejecutivo de Maduro.

¿Por qué los militares no salieron en masa a respaldar el movimiento liderado por Guaidó y López si ya hay una corriente que está consciente de que la solución a la grave crisis política, económica y social pasa por la sustitución de Maduro?

“No ha habido una propuesta clara sobre cómo va a ser el futuro de la FAN, de su rol en la eventual transición”, apuntó la experta en temas castrenses, Rocío San Miguel, quien agregó: “Lo único que hay es un proyecto de ley de amnistía. Pero eso no es suficiente cuando más de 70 % de los funcionarios de la FAN no está involucrado en violaciones de Derechos Humanos. La Guardia Nacional es la que más lo está porque es la encargada de la represión y orden público, pero el Ejército no, ni la Aviación ni la Armada”.

En los últimos años los uniformados han ido ocupando más y más espacios en la vida nacional.

En la actualidad controlan la importación y distribución de alimentos y medicinas, ocupan casi un tercio de los ministerios y dirigen 72 de las 576 empresas públicas, entre ellas la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Asimismo controlan las aduanas, cárceles y la Policía Nacional Bolivariana, pese a que la Constitución establece que ella debe ser “eminentemente civil”.

Rusos y chinos en la movida

Los sucesos del martes no solo pusieron de manifiesto que aún falta mucho camino para recorrer en las negociaciones entre el chavismo y la oposición, en especial el chavismo militar, sino que además reveló las diferencias de enfoque existentes entre los aliados internacionales de Guaidó, pues mientras Estados Unidos saludaba el movimiento, la Unión Europea se mostraba reticente a respaldar una salida castrense.

Pero para Beatriz Fernández, estas discrepancias no ponen en riesgo la coalición que respalda al Presidente de la Asamblea Nacional, reconocido como mandatario interino por más de 50 países, pues ellos se juegan mucho en este ajedrez político.

“En la crisis venezolana, EE. UU. y Europa están poniendo su reputación en riesgo. No solucionar la crisis venezolana pondría en duda los valores occidentales de cara al resto del mundo”, sostuvo.

Consultada entonces por qué Moscú y Pekín insisten en respaldar a Maduro, la analista señaló:

“Rusia y China tienen claro en que el Gobierno de Maduro no es viable, pero no van a soltar esa rama sin tener otra a la cual agarrarse. No estoy segura de que los chinos, que tienen años buscando relacionarse con la oposición venezolana, tengan claro que sus intereses estarán salvaguardados en un eventual cambio político”.

En los próximos meses se verá si el líder chavista logra superar este
nuevo trance o no, acotó la señora Fernández.

El Grupo de Lima alentó “al pueblo venezolano a perseverar” en su lucha por recuperar la democracia en su país e hizo un llamamiento a Rusia, Turquía y otros países para que favorezcan un “proceso de transición democrática”.

”Más unida que nunca”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer durante su visita a un centro de entrenamiento militar, que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) debe estar “más unida que nunca”, tras el fallido levantamiento opositor del pasado martes.

”No somos un país débil ni desvalido, somos un país con una poderosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana que debe esta cada vez más unida, más cohesionada y más leal que nunca”, dijo Maduro en el centro de entrenamiento ubicado en el municipio de Pao, en el estado Cojedes (centro).

Allí, acompañado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y altos mandos militares, aseguró que esa unión es necesaria pues “hay un imperio norteamericano que pretende gobernar toda la América” y ha “levantado la bandera de la doctrina Monroe”.

Por eso, pidió a las autoridades de la base que los cadetes estudien esa doctrina, sintetizada en la frase de “América para los americanos”, y aseguró que las alternativas son “Monroe o Bolívar”, o el imperio yanqui o la Venezuela chavista.

Mientras tanto, la oposición llamó ayer a sus simpatizantes a que se dirijan a varios cuarteles de la capital para pedir a los militares que den su apoyo a Guaidó y derroquen así al Gobierno de Maduro.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad