El mensaje que deja la carta amenazante de Rusia a Colombia sobre la crisis de Venezuela

El mensaje que deja la carta amenazante de Rusia a Colombia sobre la crisis de Venezuela

Abril 02, 2019 - 11:29 p.m. Por:
Redacción de El País 
Guaidó y Canciller de Colombia

Después de la infructuosa entrega de ayuda humanitaria en Venezuela en la frontera, el presidente interino, Juan Guaidó, arrancó una gira por suramerica e inició por Colombia. El 25 de febrero fue recibido por el canciller Carlos Holmes Trujillo.

Archivo Colprensa

En alerta se encuentra el Estado colombiano luego de que el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal Rusa enviara una carta al Congreso de la República asegurando que: “El uso ilegítimo de la fuerza militar contra Venezuela por parte de otros Estados que respaldan a la oposición será interpretado solamente como una amenaza a la paz y seguridad internacionales”.

La carta hace alusión a una declaración del consejo ruso que se realizó por cuenta de la ayuda humanitaria que Colombia promovió para que accediera por la frontera con Venezuela y fuera entregada a los habitantes de ese país que viven la crisis económica y social.

“Con sus medidas relacionadas con el envío de la llamada ayuda humanitaria, los estados que han congelado los activos de Venezuela por valor de decenas de miles de millones de dólares buscan empujar a la población a derrocar a las autoridades legítimas. Declaraciones de políticos principales de los Estados Unidos no dejan ninguna duda de que un escenario similar se prepara contra Nicaragua, Cuba y otros Estados soberanos que rechazan la injerencia en sus asuntos internos”, dice la misiva.

Lea también: Colombia responde a carta de Rusia sobre eventual incursión militar en Venezuela

De inmediato, el presidente Iván Duque respondió que Colombia no está en la posición de agredir a ningún Estado, pero “está en su deber de defender la Carta Democrática Interamericana y de denunciar los atropellos de la dictadura en Venezuela”.

El Jefe de Estado insistió en que se debe profundizar el cerco diplomático para que, con la gran presión internacional y con las sanciones que se vienen imponiendo, “sea el pueblo el que dé rápidamente esa transición internacional y que las personas que han sido leales a un régimen dictatorial puedan ubicarse en el lado correcto de la historia y permitir que esa transición institucional se dé”.

Horas más tarde se sumó el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo, quien rechazó “enfáticamente” la declaración del consejo ruso sobre la situación de Venezuela.

“Las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia, compartida por varios países de la región, y de sus actuaciones concretas en relación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela”, dijo el Canciller.

Pero ¿qué tan grave es el contenido de la carta? ¿puede tener implicaciones diplomáticas? Dos analistas de política internacional precisan que no se trata de una amenaza como han dicho algunos, pero sí sostienen que se trata de una advertencia.

“Es una respuesta indirecta a través de Colombia para reafirmar el hecho de que Rusia está comprometida con el régimen de Nicolás Maduro y no va a permitir ninguna alternativa que se ponga sobre la mesa que tenga que ver con el uso de la fuerza para sortear la crisis en Venezuela”, dice Nicolás Garzón, internacionalista de la Universidad de La Sabana.

Por eso, considera, es necesario que el Gobierno sea claro para rechazar la invasión militar que se ha planteado desde Estados Unidos y “se comprometa con una manifestación más clara porque ya académicos, analistas y políticos han pedido que se cierre la puerta al uso de la fuerza”.

Mientras que Mauricio Jaramillo, experto en política internacional de la Universidad del Rosario, asegura que se trata de una advertencia apenas natural teniendo en cuenta los intereses económicos que tiene Rusia en Venezuela. “Obviamente, hay una degradación de la relación con Rusia, pero no creo que la palabra amenaza quepa allí”.

Sobre el hecho de que la carta haya sido enviada al Congreso de la República y no a la Presidencia o la Cancillería, Jaramillo considera que puede ser un mecanismo de presión del partido político que acompaña a Vladimir Putin para que “no se quede de brazos cruzados frente a los anuncios que ha hecho Estados Unidos de no descartar el uso de la fuerza” e insiste en que se trata de una situación retórica.

Pero el embajador de Rusia en Bogotá, Sergei N. Koshkin, explicó que no se trata de una carta únicamente dirigida a Colombia, sino que también fue enviada a los países de la región: “No sé por qué solo el Gobierno colombiano objetó, tal vez tienen sus propias razones, razones políticas. Por favor no nos echen la culpa en este sentido. Nosotros actuamos como debe ser”, indicó el diplomático ruso.

Venezuela también se pronuncia

Ante la respuesta del canciller Carlos Holmes Trujillo, su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, dijo ayer en Twitter que el Gobierno colombiano carece de poca autoridad moral al referir que se apega al Derecho Internacional y a la Constitución venezolana, debido a sus constantes agresiones contra la nación Bolivariana: ”Vaya manera de hilar falsos conceptos y con qué poca autoridad moral lo hacen. Afirmar que se han apegado al Derecho Internacional y a la Constitución venezolana debe ser una broma de mal gusto de @CarlosHolmesTru. Negar sus constantes agresiones contra Venezuela, es un descaro”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad