Brasil se debate entre un ultraderechista y un socialista

Brasil se debate entre un ultraderechista y un socialista

Septiembre 30, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Resumen de agencias 
Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil

Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil, lidera los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre. Sin embargo, según nuevos estudios, en segunda vuelta perdería la elección.

Agencia EFE

El próximo domingo 7 de octubre, un Brasil polarizado entre dos candidatos elegirá a su nuevo presidente. Sin embargo, según los últimos sondeos, las elecciones en realidad serán decididas en una segunda vuelta, a realizarse el 28 de octubre.

Entre los candidatos más opcionados a ganar están el ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista y abanderado del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, quien sustituye como candidato a Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión y vetado por su situación jurídica.

Según la última encuesta del instituto Ibope, Bolsonaro tiene el 27 % del favoritismo, frente al 21 % del progresista Fernando Haddad, por lo que es inevitable la segunda vuelta.

Por detrás de ellos se sitúan el laborista Ciro Gomes (12 %), el socialdemócrata Geraldo Alckmin (8 %) y la ecologista Marina Silva (6 %).

Lea también: Trump pide ayuda en la ONU para restaurar la democracia en Venezuela

Así pues, Brasil decidirá, como de alguna manera sucedió en Colombia en las pasadas elecciones presidenciales, entre dos extremos: Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército, y Haddad, el sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva, aún en la cárcel acusado de corrupción.

Con respecto al candidato que puntea en las encuestas, sucede un fenómeno curioso. Por un lado Bolsonaro es el favorito entre una buena parte de los electores, pero por otro es uno de los más rechazados en el país.

El 44 % de las mujeres, según la última encuesta Datafolha, no votaría por él “en ninguna circunstancia”, lo que podría ser un factor decisivo en el resultado final de las elecciones, sobre todo teniendo en cuenta que las mujeres son mayoría entre los electores: 52,5%.

El rechazo de las mujeres se debe en buena parte a las declaraciones misóginas y homofóbicas de Bolsonaro, quien, por ejemplo, en 2014 calificó de “idiota” y “analfabeta” a una periodista, y a la diputada María do Rosario le dijo que “no merecería ser violada porque es muy mala, muy fea”.

La comunidad Lgbti igualmente se ha pronunciado en contra del candidato de ultraderecha, y este viernes millones de mujeres brasileñas hicieron eco en redes sociales de la nueva imagen que publicó Madonna en su cuenta de Instagram, en la que se sumó a la campaña de rechazo contra Bolsonaro.

La imagen colgada por la celebridad es un montaje creado por un fan en el que se ve la cara de la cantante con una cinta en la boca en la que se puede leer la palabra ‘freedom’ (libertad).

En la publicación aparece también en una posición central el hastag #elenao (él no) acompañado de las frases “él no nos va a desvalorizar”, “él no nos va a oprimir” y “él no nos va a callar”, así como en otro hastag exalta el fin del fascismo.

La cantante, que cuenta con 12,1 millones de seguidores en su cuenta Instagram, es la celebridad internacional de mayor visibilidad que ha apoyado públicamente el movimiento de rechazo a la candidatura de Bolsonaro.

Aunque Fernando Haddad no se queda atrás si de críticas se trata. Lo acusan, entre otras cosas, “de mandar a Brasil al fondo del pozo por la corrupción del PT, y de la grave crisis económica del país, reflejada en un desempleo que se situó en un 12,3 % en julio pasado.

Bolsonaro perdería en segunda

De otro lado, según los estudios más recientes, de darse una segunda vuelta, que se produciría si ninguno de los candidatos obtiene más del 50 % de votos en la primera, Bolsonaro perdería ante todos los candidatos y empataría técnicamente con la ecologista Marina Silva.

En un anterior sondeo de la firma Datafolha, divulgado el pasado 20 de septiembre, Haddad y Bolsonaro aparecían empatados, pero ahora el sucesor de Lula vencería con seis puntos porcentuales de diferencia.

Haddad, quien asumió la candidatura el pasado 11 de septiembre tras la inhabilitación política de Lula, tiene 45 % de apoyo en segunda vuelta y el ultraderechista un 39 %.

La encuesta, encargada por el diario Folha de Sao Paulo y la televisión Globo, fue realizada entre los días 27 y 28 de septiembre y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

Misión electoral inicia despliegue

En todo caso, mientras los electores deciden finalmente su voto, la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) inició su despliegue en Brasil para acompañar los comicios presidenciales, legislativos y regionales.

La misión está encabezada por la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, que a lo largo de la próxima semana mantendrá encuentros con autoridades electorales y de gobierno, partidos políticos, candidatos, representantes de la sociedad civil y académicos en Brasilia, Sao Paulo y Río de Janeiro.

El objetivo de las reuniones es conocer los aspectos técnicos que rodean al proceso electoral y las impresiones de los distintos actores sobre los comicios, de acuerdo con un comunicado de la OEA.

La exmandataria de Costa Rica (2010-2014), que realizó una visita previa a Brasil en agosto de este año, ya ha participado en misiones electorales de la OEA en México en 2015, en Estados Unidos en 2016, y en Paraguay en abril pasado.

Los miembros de la misión se instalarán en 13 de los 27 estados de Brasil para recabar información sobre los preparativos de los comicios y observar la jornada electoral.

Durante su estancia en Brasil serán analizados aspectos clave de la elección presidencial como la organización y tecnología electoral -que en el caso de ese país es totalmente automatizada-, la financiación de todas las campañas y la participación política, sobre todo de las mujeres, entre otros asuntos.

Según la OEA, después de la elección, la misión publicará un informe con sus impresiones y recomendaciones preliminares y una vez haya concluido el proceso, se presentará un informe final ante el Consejo Permanente de la organización en Washington.

Las encuestas también coinciden en que esa segunda vuelta sería definida por un muy escaso margen en favor de cualquiera de los dos candidatos, lo que aumenta la incerti- dumbre respecto al modelo que impondrá el próximo Gobierno.

“Incertidumbre golpea la economía”

La incertidumbre frente a las elecciones del próximo 7 de octubre en Brasil ha afectado la confianza de los industriales y reducido la previsión de inversión en el estratégico sector de la construcción, según un informe divulgado este viernes.

“La creciente perspectiva de mejora para los próximos seis meses que se observaba desde junio pasado fue interrumpida en septiembre, con un empeoramiento de todos los indicadores de expectativas” en la construcción, un sector clave para la recuperación del empleo, dice un estudio de la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

El informe analiza las previsiones de empresas de la industria de la construcción civil y asegura que han caído todos los indicadores que miden el optimismo a corto plazo, la intención de desarrollar nuevos proyectos, las perspectivas de compra de equipos y material y las proyecciones de nuevas contrataciones, entre otros.

Ese agravamiento de las percepciones refuerza sobre todo la preocupación frente al elevado desempleo, una situación en la que se encuentran actualmente cerca de 13 millones de trabajadores y que ha sido tema central de los candidatos.

La nueva proyección del Banco Central indica que Brasil mantendrá en 2018 el lento ritmo de recuperación que registró en 2017, tras haber sufrido una histórica recesión en 2015 y 2016.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad