Las Delicias, sector sinónimo de violencia y miedo en Palmira

Las Delicias, sector sinónimo de violencia y miedo en Palmira

Enero 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las Delicias, sector sinónimo de violencia y miedo en Palmira

Las calles de Las Delicias han sido recorridas por el miedo desde hace mucho. Las autoridades están luchando para conjurarlo y aseguran que van por buen camino.

El fin de semana pasado asesinaron allí a dos hermanos, de 14 y 17 años, los metieron en costales, los abandonaron. La Policía habla de una guerra histórica. De dos pandillas enfrentadas por recuperar la zona.

No es ninguna novedad decirlo: lo que sucede en Las Delicias no huele bien. Y eso pasa hace rato. Lo que ocurrió el pasado fin de semana pasado fue apenas una muestra: dos hermanos de 14 y 17 años asesinados a puñaladas y metidos en costales, en respuesta a una supuesta retaliación entre bandas dedicadas al microtráfico. Eso fue lo que dijo la Policía. El asunto tampoco es nuevo para las autoridades, que dan cuenta de que allí, además de la venta de drogas y los homicidio, también se han encontrado casos de extorsión. El año pasado, en ese sector contiguo a la galería de Palmira, se contaron 54 asesinatos, lo que significó 19 muertes violentas más de las que se registraron ahí mismo en el 2011. ¿Cómo fue que aquella zona, en pleno corazón del municipio, se convirtió en sinónimo de violencia y miedo? ¿Cómo es que en la ciudad se convirtió en una leyenda urbana la existencia de chicos entre los 12 y 16 años encargados de cobrar vacunas y dispara contra quienes se niegan a pagar? El comandante del Primer Distrito de Policía de Palmira, coronel Víctor Reina, dice que en Las Delicias coinciden una serie de situaciones coincidentes que hacen muy complicado luchar con la problemática: “Hay una inversión de valores impresionante. Los muchachos que mataron no tenían padres, eran consumidores. Si usted le pregunta a cualquier joven de ese sector de 7, 8 o 9 años de edad, no hay quien responda por ellos”. Reina también menciona un término repetido en otros focos de violencia: “cultura de la ilegalidad”. El Coronel dice que por eso los niños que crecen en medio de esas condiciones, fuera del sistema escolar, se convierten en herramientas de los delincuentes que operan allí. Por ello, dijo que desde mediados del año pasado la Policía empezó la intervención de 35 manzanas con miembros del Gaula, personal de Inteligencia, Policía de Infancia y Policía Comunitaria.“Tenemos casi 70 hombres trabajando allí. Esta es una problemática de muchas décadas atrás y se requerirá más de cinco años para recuperar la zona, pero creo que vamos por muy buen camino”. Historia de sangreEl año pasado fue uno de los más violentos en Las Delicias. El sector fue la arena de una guerra sangrienta entre las bandas ‘La 25’, dirigida por ‘El Paisa’ y ‘La 28’, liderada por ‘El Ronco’. Todo empezó hace siete años. En esa época el sector era controlado por ‘La 25’, pero tras la caída de sus cabecillas, capturados en diferentes ciudades del país, ‘El Ronco’ asumió el control. Tiempo después, cansados de los abusos de este último, algunos comerciantes del sector tomaron la decisión de combatirlos. El asunto es que el remedio fue peor que la enfermedad, porque para hacerlo entraron en contacto con los antiguos miembros de ‘La 25’. Algunos de ellos, estaban en Bogotá tras recobrar la libertad. De acuerdo con un investigador judicial, un bloque de ‘La 25’ habría llegado en marzo del año pasado a intentar recuperar el lugar que perdieron y esa es la razón del crecimiento de muertes en la zona de menores entre los 13 y 17 años. Callar, no mirar, sobrevivir Para algunos propietarios de graneros y comerciantes, por estos días callar es el mejor seguro para seguir con vida en Las Delicias. Pese a la presencia policial, prefieren seguir así, mudos, muchas veces ciegos, pues ya han visto morir a varios de sus vecinos a manos de extorsionistas, mientras muchos otros han tenido que abandonar sus negocios debido a las constantes intimidaciones. El pasado 20 de diciembre, por ejemplo, dos trabajadores de una carnicería ubicada en inmediaciones del parque de Las Delicias murieron tras ser baleados por un sicario. Algunas versiones apuntan a que el dueño del local se habría negado a pagar la vacuna. No obstante, dicen las autoridades, los ajustes de cuentas siguen estando detrás de la mayoría de los crímenes que, en los últimos tiempos, han estado marcados por crueldad con que son cometidos. El año pasado, por ejemplo, un vendedor de jugos, habitante del barrio, fue descuartizado y abandonado en el barrio El Sembrador. Asimismo, un menor de edad fue hallado dentro de una maleta. Estaba amarrado de pies y manos. Había sido degollado. Sólo en abril del 2012 se registraron once homicidios en la zona. De acuerdo con Martha Gualteros, directora de la Fundación Progresamos de la Cámara de Comercio de Palmira, la gente que lo expresa, habla es de esa violencia, esa su queja: “Aquí los comerciantes no se quejan del estado de la calle, sino de la seguridad. Son ocho barrios que hay en la ciudad que tienen fenómenos delincuenciales y sociales muy complicados”. Pese a las dificultades, las autoridades dicen que la lucha ya va dando frutos. El comandante del Primer Distrito, Víctor Reina, aseguró que aunque Las Delicias tuvo uno de sus años más complejos, en 2012 la ciudad logró una disminución del 9% (25 casos) en los homicidios. Y que eso, hace una década que no pasaba.Según él, que gracias a múltiples operativos se logró la desarticulación de varias bandas, entre ellas ‘la banda de ’La Fabela de Loreto’, ‘Los Gordos’, y ‘La Tormenta’,. E, igualmente, Reina aseguró que se había logrado diesmar a ‘Los 300’, que es una de las más temidas en toda la ciudad. Asimismo, afirmó que se capturaron 13 integrantes de Bacrim que usaban la ciudad para esconderse. Y fueron detenidos 46 extorsionistas, once de ellos, en Las Delicias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad