"La prioridad es bajar los homicidios a menos de mil": General Casas habla de los retos en Cali

"La prioridad es bajar los homicidios a menos de mil": General Casas habla de los retos en Cali

Abril 07, 2019 - 07:55 a.m. Por:
Andrés Felipe Becerra Ibáñez / editor de Orden
General Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali

General Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali

Especial para El País

En el tercer piso del Comando de la Policía de Cali, ubicado en el barrio El Piloto, queda la Sala Estratégica, un espacio con una pantalla gigante que tiene acceso a los registros de las 1700 cámaras de seguridad que hay en la ciudad. Son los ‘ojos de Cali’.

El miércoles pasado, a eso de las tres de la tarde, el general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana, estaba sentado en esa sala con un grupo de investigadores analizando cada detalle de la revuelta en la Universidad del Valle. Desde ahí daba instrucciones a la gente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), hacía repetir las imágenes de los disturbios, le respondía preguntas a la prensa.

Una hora después, luego del agite que no sentía hace un tiempo debido a una incapacidad médica, Casas atiende a El País en su oficina, un piso más arriba de la Sala Estratégica, para hablar de varios temas. La entrevista, sin embargo, es interrumpida en tres ocasiones: el General le contesta el celular al Alcalde, más adelante a la Gobernadora y luego a la Fiscalía. En cada momento ofrece excusas y continúa...

General, qué pasó esta vez en la revuelta de la Universidad del Valle

En el día de hoy (miércoles) estos delincuentes ya tenían todo premeditado. Salieron, abordaron un bus del MÍO de manera violenta, bajaron atemorizados a sus pasajeros y procedieron a vandalizarlo, le rompieron los vidrios, las sillas y lo iban a quemar. Afortunadamente con la intervención del Esmad logramos frustrar esta intención, pero como cosa particular nuestra tanqueta recibió varios disparos de arma de fuego. Querían impactar también con algún artefacto el helicóptero de la Policía. Las nuevas patinetas también resultaron afectadas. Todo esto es muy grave porque es atentar contra la ciudad, contra lo público, en diciembre fue lo mismo con el alumbrado.

Lea también: ¿Por qué llegan a delinquir a Cali bandas de otras zonas del país?, autoridades explican

¿Cómo controlar a estas personas, estos disturbios. Hace unos años la Policía ingresó a la universidad?

Para el ingreso de la Policía a la universidad hay que seguir un protocolo especial, pero en su debido momento se utilizará. Ya lo he hablado con todas las autoridades.

Cambiemos de tema. El martes, el Gobierno y la Fiscalía destacaron que Cali aportó en el primer trimestre del año el 30 % de reducción de homicidios a nivel nacional, ¿cómo mantener esta tendencia?

Si nosotros seguimos haciendo el trabajo articulado que hemos realizado, con la Alcaldía y demás autoridades, podemos lograr mucho más. A finales de 2016 quedamos con una tasa de 53 homicidios por cada cien mil habitantes, y hoy estamos en 47. En los últimos dos años ha habido un trabajo interinstitucional muy importante, de visión social, que trabaja con las pandillas, por ejemplo, y esto ha sido vital para disminuir los asesinatos en estos grupos. El trabajo de inteligencia también ha sido fundamental para intervenir zonas, desarticular bandas y mermar los registros, como el de asesinatos.

General, esos registros se ven bien, sin embargo Cali sigue entre las 50 ciudades más violentas del mundo. ¿Esto derrumba esos cimientos?

No los puede derrumbar. Es que Cali viene de 102 homicidios por cada cien mil habitantes en 2003, eso más o menos se repitió en 2013, pero luego empezó la estadística a bajar de manera contundente con el trabajo interinstitucional y eso no se puede derrumbar. Nosotros no podemos estar mirando a Medellín, Bogotá, Barranquilla, a otras ciudades del mundo, nosotros debemos estar mirando es la historia de Cali, mirando que la ciudad va por buen camino, para algunos lento, para mí no.

A propósito, ¿cómo va el comportamiento del homicidio este año?

Lo veo muy positivo. Llevamos ya el primer trimestre del año y logramos una disminución de 64 homicidios a hoy. Es una cifra verdaderamente importante, el 20 % de reducción, de seguir con esa tendencia estaríamos cerrando el año con 43 homicidios por cada cien mil habitantes, que sería algo histórico, y vamos a trabajar en ese propósito.

Y con la Alcaldía no solo estamos comparando el año anterior, sino que nos pusimos la meta de reducir los homicidios en Cali a menos de mil. Es nuestro propósito interinstitucional, es mi propósito como Comandante de la Policía y el compromiso que tengo con mis 7000 hombres.

Hagamos entonces otro propósito, General: ¿cuál será el titular del periódico el 1 de enero de 2020?

El titular será: El año de la reivindicación para Cali. Porque estamos demostrando que Cali puede, que tiene más cosas positivas que negativas, que está mostrando que es una ciudad de empuje, con una capacidad de resiliencia importante, de reponerse de todo lo que fue el narcotráfico, de todo lo que fueron las actuaciones del ELN y las Farc con los secuestros masivos (que no se olvidan), de toda la reconstrucción de un tejido social, sobre todo en el Oriente, donde puede llegar a haber más homicidios que en un solo municipio del país.

Insisto el tema de las estadísticas, que veo le gustan mucho. ¿No cree que el discurso de que “este es el mes menos violento desde que se tienen datos reales” puede llegar a cansar entre la ciudadanía?

No. Yo soy muy sobrio en mis informaciones, poco salgo a los medios, pero cuando salgo, salgo a dar datos precisos, contundentes, precisamente para generar en la comunidad datos creíbles y buena percepción de seguridad. Las estadísticas que manejamos son de la Dijín, no las podemos manipular, varias se dan por el sistema ADenunciar, donde llegan las denuncias de Policía y Fiscalía y sobre eso se establece absolutamente toda la estadística de las autoridades. No podemos hacer nada si eso es lo que nos muestran las cifras, hablamos con la verdad y eso lo respalda el mismo Gobierno, como quedó evidenciado esta semana cuando hablaron de la reducción de homicidios en Cali.

Aprovechando que habla del Gobierno: si es tan importante Cali para bajar la tasa de homicidios nacional, ¿por qué pareciera que promesas como la de más pie de fuerza no se cumplen?

El Director General de la Policía, en un consejo de seguridad de la Presidencia, se comprometió con 200 policías más para Cali y nos han llegado 120, es decir que se está cumpliendo. Además, tenemos unos apoyos importantes como lo es la Unipol, que son 300 policías con los que hemos logrado intervenir todo el Oriente, y eso son esfuerzos de nivel central. Entonces sí se está mirando hacia Cali, recibimos permanentemente apoyo de las diferentes especialidades de la Policía, todo de acuerdo a las necesidades que tengamos, pero la ayuda se recibe durante todo el año.

Pero más ayuda sería mejor, no le parece. Por ejemplo, ¿qué más necesita la Policía de Cali, más allá del pie de fuerza?

Diría que no es más personal, con el que tenemos podemos. Qué necesitamos, necesitamos tecnología en cámaras, llegar a 3000, a 5000, sería una ciudad perfecta. Un buen sistema de grabación de video, que se pueda incorporar audio, que tenga también reconocimiento de placas y facial. Eso sería extraordinario y menos costoso que la incorporación de más policías. Eso, entre otras cosas.

¿Es decir que se necesita más inversión para la institución en Cali?

Siempre se va a necesitar, hay temas de mantenimiento en las estaciones que es preocupante, por dar un caso. Me gustaría mejorar las condiciones de los policías y de los mismos detenidos, pues imagínese que algunos de los policías se tienen que cambiar y colocar sus uniformes delante de los presos y eso no pasa en ninguna parte del mundo. También necesitamos mejorar el centro de monitoreo, tener más dotación de vehículos, de elementos tecnológicos...

¿No cree que parte de los recursos de la sobretasa bomberil se podrían invertir para la Policía?

Yo nunca voy a decir eso de quitarle al uno para darle al otro, no. Pero claro que sería importante más inversión para la seguridad de Cali, sobre todo en los temas que le digo de tecnología, de infraestructura.

General, otro tema son los hurtos, un delito que preocupa por el aumento de denuncias en varias de sus modalidades, como el robo a personas. ¿Cómo disminuir los casos de manera contundente?

Sí, ha sido complicado disminuir el tema de los hurtos, pero no es imposible, sabemos que lo vamos a reducir. La modalidad del hurto a personas, donde hay un aumento del 14 %, tiene que ver, sobre todo, porque ahí entra el tema de hurto de celulares, entonces al momento de la denuncia el registro en ese aspecto crece. Pero estamos trabajando para combatir esto. Por ejemplo, tenemos un plan de verificación de número Imei, que nos ha permitido recuperar más de mil celulares y asimismo se han ido entregando a sus dueños.

Está bien lo del trabajo, pero hace poco, solo en una semana se presentaron tres casos de hurto: a una periodista en un paradero del MÍO, a una tienda D1 y a la casa de una reconocida modelo. Esto es un golpe muy duro para la percepción...

Sí, eso daña la percepción porque son casos de una repercusión importante y que deja una visión negativa. Pero insisto en que nuestro trabajo y lo que percibe el policía en la calle es que hay una reducción. Hemos mejorado, pero aún falta.

¿Ha servido la implementación del Código de Policía en Cali? Se lo pregunto porque hay personas que han sido sancionadas, pero no pagan las multas impuestas.

Claro que ha servido. Mire, tengo una estadística aquí de lesiones personales, por ejemplo: se han reducido en un 7 %, al pasar de 1959 casos a 1824, 135 registros menos. Es decir, ha bajado un poco la violencia si lo queremos ver de esa manera. Falta todavía, pero hay mayor resolución. También han bajado las riñas y hemos cerrado varios establecimientos públicos porque no hay control del consumo de licor.
Además, hemos logrado recuperar más de 80 parques con la medida de la dosis mínima y hemos realizado más de 1700 comparendos a consumidores en estos sitios, y los presidentes de juntas de acción comunal dan cuenta de ese resultado. Lo de los pagos se maneja con el Municipio.

¿Se sigue sintiendo un caleño más, como siempre lo ha dicho?

Cada día me siento más caleño, ya hasta le estoy agregando el ve a todas mis oraciones.

Sobre el general Casas

Es Oriundo de Soacha, Cundinamarca.

Es egresado como Subteniente de la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, en 1988.

Casado con Martha Roció Ramírez Acosta y padre de dos hijos.

Fue oficial agregado en Estados Unidos. Antes de llegar a comandar la Policía Metropolitana de Cali, se desempeñó como Director de Sanidad y había sido Comandante de la Policía de Bolívar y Subcomandante de la Metropolitana de Cartagena.

Se destaca en su hoja de vida, la obtención de más de 40 reconocimientos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad