La macabra historia detrás del crimen de Larry Larrahondo que involucra a una familia

Escuchar este artículo

La macabra historia detrás del crimen de Larry Larrahondo que involucra a una familia

Enero 30, 2020 - 05:11 p. m. Por:
Redacción de El País
Larry Larrahondo

Larry Larrahondo fue encontrado muerto en Yumbo el 13 de julio de 2019.

Cortesía para El País

La reciente captura de una joven, su madre y su padrastro por presuntamente torturar y asesinar a un hombre es solo un capítulo más de una macabra historia de la que cada detalle que se conoce parece ser más escabroso que el anterior.

El 12 de julio del año pasado se reportó la desaparición del joven Larry Andrés Larrahondo. Su cuerpo fue hallado un día después y, según el Instituto de Medicina Legal, presentaba múltiples fracturas en cráneo, mandíbula y articulaciones superiores e inferiores; así como varias heridas con arma blanca, extracción de ojos y empalamiento.

Sin embargo, detrás de la cruel muerte de Larrahondo habría una trama de extorsión y venganza, en la que el asesinado psicólogo de 28 años tenía un papel fundamental.

¿Doble vida?

En agosto del año pasado, casi un mes después del violento hecho, Q'hubo Cali reveló la denuncia de una de las presuntas víctimas de Larrahondo, un hombre reconocido por su círculo cercano como una persona "noble, estudiosa y callada", pero quien, al parecer, contaba con una oscura doble vida.

Según la mujer, Larrahondo estaba detrás de dos perfiles falsos, en Facebook e Instagram, a nombre de "Samuel Castro". En esta cuenta, el supuesto Samuel contactaba a mujeres con unas características físicas específicas para concretar servicios de compañía y encuentros sexuales pagos con 'clientes', para lo cual les pedía fotografías, acordaba los detalles y les daba un supuesto PIN para el pago.

Uno de los 'compradores' era un hombre afrodescendiente, de aproximadamente 30 años de edad, delgado y con un problema de movilidad, características que tenía, precisamente, Larry.

La mujer contó al medio caleño que luego de concretar el encuentro sexual, empezaron los problemas.

"Resulta que cuando él me da ese código, aparece inmediatamente otro personaje por WhatsApp, diciendo que trabaja para 'don Samuel'. El tipo empezó a amenazarme, me dijo 'yo sé usted con quién trabaja, yo sé que usted tiene tantos hijos, imagínese sus fotos publicadas en las redes' y se puso demasiado agresivo, de amenazas", relató, situación que llevó a entregar el 'PIN'.

Lea también: Menor de edad vinculado a por lo menos 20 homicidios fue aprehendido en Cali

Por lo anterior, continúa, 'Samuel' "supuestamente se entera de que le robaron 40 millones de su cuenta. Me trata de ladrona, entonces yo le digo que me extorsionaron para dar el famosísimo código, que no me pague absolutamente nada porque no me interesa el dinero. En ese momento yo le dije 'ustedes son estafadores, son una red de extorsionistas'"...

Al final, asegura, no solo no le pagaron nada sino que el supuesto Samuel le exigió mediante intimidaciones 150.000 pesos.

La afectada también reveló que el perfil falso contactó e intentó convencer a varias de sus amigas. Algunas le comentaron que aceptaron, también fueron engañadas e incluso le revelaron que habría otro hombre involucrado en las extorsiones.

Una venganza

Al tiempo que se conocían detalles de la aparente doble vida de Larry Larrahondo, las autoridades continuaron con la investigación de su homicidio.

Los investigadores de la Fiscalía General de la Nación hallaron "materiales probatorios y evidencia física importantes para la investigación", según la información entregada por el ente acusador, lo que permitió la identificación de los presuntos responsables.

En octubre, el fiscal del caso pidió orden de captura contra una joven identificada como Jessica Bernal Ramírez, de 19 años de edad, su señora madre, Diana Patricia Ramírez Arce, y su padrastro, Javier Andrés Amador Richte, como presuntos responsables del hecho.

Las tres personas fueron capturadas por uniformados de la Policía Nacional. Mientras Bernal Ramírez y Ramírez Arce fueron judicializadas por el delito de secuestro simple, a Amador Richte la Fiscalía le formuló cargos por los punibles de homicidio, tortura, secuestro simple y hurto calificado y agravado.

Lo anterior llevó a que el juez de control de garantías enviara el hombre a prisión preventiva, mientras que las dos mujeres quedaron en libertad, aunque vinculadas al proceso.

Lea además: Valle registró la mayor cantidad de muertes violentas en el 2019, según Medicina Legal

La investigación siguió su curso, y con el año nuevo se conocieron más detalles de la macabra desaparición y muerte de Larrahondo. La Fiscalía dio a conocer que antes de su homicidio, él habría contactado a la joven de 19 años de edad a través de redes sociales, utilizando un perfil falso, con el fin de acceder a servicios sexuales que le pagaría mediante un PIN, un modo de proceder similar al denunciado por la víctima que habló en Q'hubo Cali en agosto.

De acuerdo con el ente investigador, al parecer, "una vez la joven cumplió dicho cometido y recibió el número para la transferencia del dinero habría sido objeto de amenazas, vía celular. La amenaza constante fue la posibilidad de publicar videos íntimos".

Pero Bernal Ramírez, ante esta situación, no se quedó en silencio. La joven habría decidido manifestarle a sus familiares que había sido objeto de abuso sexual, lo que ocasionó indignación en su madre y padrastro, quienes habrían decidido organizar una cita falsa con Larrahondo y después lo habrían asesinado.

Lo anterior le permitió a la Fiscalía reforzar la hipótesis de que madre e hija, al parecer, también participaron del homicidio, tortura y hurto del hombre y pedir nuevamente la captura de las dos mujeres, quienes fueron detenidas el pasado 27 de enero en Chiminangos.

Por lo pronto, y mientras avanzan el proceso judicial y la investigación, los tres presuntos implicados en la muerte del psicólogo permanecerán en la cárcel. La historia, sin embargo, aún parece lejos de cerrarse.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad