"Estoy listo para acogerme al proceso de paz total": Digno Palomino, cabecilla de 'Los Costeños'

Septiembre 14, 2022 - 01:42 p. m. 2022-09-14 Por:
Colprensa
Digno Palomino

Digno Palomino, cabecilla de la banda criminal 'Los Costeños'.

Colprensa

El nombre de Digno Palomino cada semana o cada vez que sucede un hecho criminal en Barranquilla y su área metropolitana sale a la palestra, porque las autoridades lo vinculan, por ser o haber sido miembro de la banda delincuencial ‘Los Costeños’, como sucedió en el último caso, donde seis personas fallecieron luego de ser atacados a bala por otra banda criminal.

“En la madrugada del lunes hubo una masacre de seis personas en Barranquilla y para tratar de esconder lo que pasa en Barranquilla, en el Departamento del Atlántico, y como siempre que pasa o hay un problema, le echan la culpa al lobo malo: a Digno Palomino. ¿Para qué, para tapar lo que pasa en Barranquilla con este señor?”. Dijo en la mañana del martes al programa ‘Habla Barranquilla’ que dirige el periodista Lao Herrera y que se emite por La Cariñosa de RCN.

Reconoce que “no es una mansa paloma”. Y así parece corroborarlo el prontuario que ha dado a conocer las autoridades colombianas, que lo puso en la circular azul de la Interpol por los delitos de concierto para delinquir, homicidio, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, extorsión, fabricación, tráfico, porte o tenencia de arma de fuego.

“Le están echando la culpa a la domiciliaria, que me otorgaron por una enfermedad, por lo que está pasando en los barrios Las Flores, El Bosque, en Montes, en la Zona Cachacal, en Soledad, en barrio Ferrocarril, sitios donde está ocurriendo derramamiento de sangre. Son cosas que están pasando en el Departamento y las están desatendiendo para ocuparse de si estoy o no enfermo; si estoy en el domicilio. Eso no lo voy a aceptar”, siguió diciendo.

Lea aquí: La expectativa que genera propuesta de Petro de no enviar auxiliares de Policía a zonas de conflicto

En la entrevista repitió muchas veces el haberse equivocado ante la sociedad. “Yo he cometido errores, claro que los he cometido. Y mi familia ha sido víctima y yo hemos sido víctimas del Estado. Cualquier cosa que pasa en Barranquilla es culpa de Digno Palomino y yo no tengo nada que ver con eso. Le pido perdón a mi familia, le pido perdón a esas personas que en algún momento se sintieron ofendidas por mi proceder. Les pido perdón. Todos nos equivocamos. Pido perdón con la mano en el corazón. Lamento todo eso y quiero cambiar mi vida. Quiero disfrutar de mis hijos”.

Afirmó que tenía 9 años de estar fuera del país, años que los no veían a su familia en Barranquilla. “Tengo 2 años y 9 meses que estuve preso en Venezuela. Estuve preso secuestrado. Le pido perdón a mi familia, a mis padres, que están viejos por lo sucedido”.

Tras conocerse la masacre en el barrio Las Flores, las autoridades dijeron a los medios de comunicación que Digno Palomino había escapado de la casa que le había dado por domiciliaria. Hasta el mismo alcalde de Barranquilla se pronunció al respecto y dijo que no era posible que los delincuentes recibieron ese beneficio para seguir delinquiendo desde su domicilio.

Ante esto, Palomino relató a RCN Radio que “yo hasta me sorprendo con la información del Inpec, no sé de dónde salió eso porque actualmente me encuentro en mi domicilio. Lo que hubo fue un mal entendido con la estación del CAI de La Aduana. El teniente llegó el lunes a mi lugar de domicilio, otorgado por el juez, ya ustedes saben por mis quebrantos de salud, en mis intestinos y en el brazo derecho; ellos llegaron y me encontraba en una cita médica, en la noche regresaron y por la insistidera no me gustó, y por cuestiones de seguridad me negué”.

Insistió que se encuentra actualmente en el lugar que le dio como prisión domiciliaria, “pero hay un grupo de personas ofreciendo un dinerito para acabar con la vida mía. Yo tengo temor, no le tengo temor a esas personas, nada más le temo a mi Dios, a esas personas no. Ya estoy cansado de la persecución, de todas las cosas que me han pasado en la vida”.

Sobre el incidente que reveló su hermana de que le tocó salir de la casa volándose una paredilla narró que: “el día sábado estaba sentado en la ventana y vi pasar una camioneta sospechosa, después pasó una moto como si nada, pero ya habían pasado dos chamitos de a pie. Uno es un gallo jugado, me dije que había algo que no me cuadraba. Les informé a las personas que me visitaron, (el viernes) les dije lo que me estaba pasando, traten de ayudarme con el cambio de domicilio porque tenía miedo. No le tengo temor a esas personas, tengo temor de volver a utilizar lo que no debo para salvar mi vida”.

“Si usted ve un visaje y teme lo que le pueda pasar. ¿Usted se quedaría? Yo estoy aquí, encerrado, pero con temor. Le voy a dar la cara a las personas encargadas, pero a las otras que lleguen no, con todo el respeto que se merece la justicia de Colombia”, insistió.

Manifestó que le dijo a su abogado para que le hagan la solicitud de un nuevo cambio de domicilio al Inpec. “Sigo en el que me dieron, pero pedí cambio de domicilio, pero que si me vuelven a dar que sea privado. Que nadie sepa. Porque si la Fiscalía me solicita para saber lo que yo necesito, voy y me siento con ellos”.

“El Inpec tiene un informe donde ellos me fueron a visitar y yo firmé. Llegó la Policía y por mucha insistencia, me negué, pero yo estoy en mi domicilio. Agradezco que me hayan dado prisión domiciliaria porque sé que dentro de un penal mi vida corría peligro, primero que todo por cuestión de mi salud, y segundo, porque mi mano no me sirve y no puedo defenderme. Ella está ahí, pero solo me sirve para agarrar”, indicó.

Reveló que tiene un tumor en uno de sus brazos. “Mi mano la estoy perdiendo, la corteza del hueso ya se me comió. Tengo un tumor, me hicieron un relleno, pero se levantó. La modalidad de mi mano no es igual. Me quiero operar, quiero cambiar de vida. El estrés me causó un tumor en el brazo y me está causando problemas en el intestino. Pero quiero tener tranquilidad para operarme. Agradezco a Dios el beneficio que me dieron para estar en mi casa. Muchos han comentado que es el karma por mis acciones y desean mi muerte. ¿Yo tengo que morirme para que la gente esté contenta?”.

Sobre su vinculación a una banda criminal dijo: “La banda de ‘Los Costeños’ sacó un video hace mucho tiempo diciendo que yo no pertenezco a ese grupo. Les digo que no soy una perita en dulce, pero hay personas que me escuchan, unas que tienen vínculos, hay personas que tratan conmigo, porque también quieren cambiar. Tengo una libretica donde están los nombres de las personas y estoy dispuesto a entrar con ellos en una desmovilización, pero a mi nombre. No pertenezco a ‘Los Costeños’. No quiero saber nada de esa cuestión”.

Listo para el proceso de paz

Palomino dijo que está dispuesto a colaborar con las autoridades y también que está listo para acogerse al proceso de paz total que ha propuesto el actual Gobierno. “Le dije a la Fiscalía que me ponía a su disposición, porque estoy cansado, no quiero problemas con nadie, no quiero volver a caer en lo mismo. La verdad es que estoy cansado, quiero ver crecer a mis hijos; ellos han sido víctimas de persecuciones por parte de la Policía; he perdido familiares; ya mis viejos están viejos y cansados”.

“¿Cómo es posible que yo me esté poniendo a disposición de las autoridades y no me quieran escuchar? No entiendo qué tienen contra mí. No les estoy diciendo que no. Denme la oportunidad de arreglar muchas situaciones, de expresar mis cosas, no sé porque no me quieren escuchar. ¿Qué tienen contra mí? O ¿Qué quieren ocultar? ¿Por qué no quieren que salga a defenderme?”, se preguntó.

Sobre lo que el presidente Gustavo Petro ha manifestado de su intención de una paz total, dijo que estaba dispuesto a “hablar con él, me pongo a disposición de la Gobernación del Atlántico”.

Ante la campaña del alcalde Jaime Pumarejo de que las personas que estén en las bandas criminales cambien las armas por becas, por estudios, por trabajo, está de acuerdo. “Pero lo hacen en público tal vez para ganar votos, pero porque no llaman a la persona y le dicen qué es lo que quiere. Yo estoy a disposición de que ellos me escuchen y yo los escuche a ellos. No quiero andar en un abismo porque ya estoy cansado. Ya enterré a muchos familiares y no pude estar en sus velorios. Tengo un hijo de 9 años, que apenas está en primero elemental; tengo uno de 4 años que no puede hablar bien porque no ha tenido amigos; tengo otro mayor que estudia y tiene estar con un sicólogo; tengo una niña a la que no he podido disfrutar”.

“Felicito al alcalde de Barranquilla por ese tema de cambiar armas por becas. Que me inviten y me digan en qué puedo ayudar, en qué puedo colaborar y que les puedo ofrecer. Yo invito a un poco de jóvenes que viven en la comunidad, que sé quiénes son, los podemos invitar a estudiar en el SENA. Yo me quiero graduar. No me he graduado. Quiero hacer una carrera universitaria, pero no he podido. Vamos a barrio Barlovento, invitemos a la Secretaría de Gobierno, al alcalde, donde pacte la entrega de Digno Palomino. Eso es lo que quiero yo. Quiero regresar a la sociedad”, insistió.

“Hace poco ofrecieron 500 millones de pesos de recompensa, porqué con esos $500 millones no se destinan para hacer proyectos en Barlovento, La Bendición de Dios, La Loma, Villa Nueva, en otros municipios como Malambo, Soledad. Hay muchos barrios que necesitan ayuda, que tienen hambre. Hay jóvenes a las 9:00 de la noche no han probado comida. Lo digo porque yo lo viví. Yo me comía una comida diaria. Y hay personas que actualmente tienen esa necesidad”, argumentó.

Terminó diciendo que tiene un proyecto de entrega, de cambiar el accionar delictivo por beca, por trabajo, “pero quiero que suceda ahora, pero después de muerto ya para qué. Van a decir que mataron a un delincuente. Quisiera que esa palabra no exista en el vocabulario sobre mi personalidad o sobre mi familia”.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS