Condena de 46 años para el primer capturado por ataque a la escuela General Santander 

Mayo 24, 2022 - 07:20 p. m. 2022-05-24 Por:
Colprensa / El País
Ricardo Carvajal Salgado, presunto responsable del ataque a la General Santander

Ricardo Carvajal Salgado, presunto responsable del ataque a la General Santander.

Colprensa / El País

La Juez Segunda Especializada de Bogotá condenó a 46 años de prisión a Ricardo Andrés Carvajal Salgar, la primera persona capturada por el atentado a la Escuela General Santander el 17 de enero de 2019, que dejó como saldo la muerte de 22 jóvenes y más de 70 heridos.

Además de la pena de prisión, Carvajal Salgar deberá pagar una multa de 20.442 salarios mínimos mensuales legales vigentes y cumplir una inhabilidad de 20 años para ejercer cargos públicos.

La decisión se tomó tras argumentar que las pruebas presentadas durante el juicio permitieron determinar su participación como cómplice en el atentado perpetrado por la guerrilla del ELN.

Los delitos por los que fue declarado culpable son los de terrorismo agravado, tráfico y porte de armas, homicidio, tentativa de homicidio y daño en bien ajeno.

Le puede interesar: Elecciones presidenciales no tendrán auditoría internacional por "falta de tiempo"

Según la investigación, Carvajal Salgar fue quien pagó el arrendamiento de la bodega ubicada en el barrio Santa Librada, en el sur de Bogotá, en la que estuvo guardado el carro bomba y de dónde salió el día del atentado.

Una de las evidencias obtenidas en la investigación es que Carvajal Salgar aceptó su participación en el atentado en una llamada telefónica que fue interceptada por las autoridades, en la que dice que presentaba mala señal porque se encontraba oculto, ya que había participado en la colección de la bomba en la 'General Santander'.

La Fiscalía también reveló en la investigación que, cuando allanaron su vivienda, hallaron un manual de combatiente primera fase de instrucción, además de uniformes relacionados con el grupo guerrillero.

¿Qué pasó ese día?

El punto de no retorno que marcó el cierre de las negociaciones entre el Ejército de Liberación Nacional y el Gobierno ocurrió el 17 de enero de 2019, cuando José Aldemar Rojas, de quien se dijo era explosivista de esa guerrilla, ingresó a la Escuela de Cadetes General Santander y activó el carro bomba que conducía contra uno de los alojamientos de las mujeres que se preparaban para ser policías.

El vehículo que ingresó al alma máter de la Policía era una camioneta Nissan Patrol gris, que había sido cargada con 80 kilos de pentonita, los cuales estallaron sobre las 9:30 de la mañana de ese jueves. El atentado metió en el congelador los diálogos que las partes sostenían en busca de una salida negociada al conflicto.

El saldo fueron 23 personas muertas , entre ellos Rojas, y más de 70 heridos, que fueron atendidos en diferentes centros asistenciales.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS