Los secretos detrás del éxito del fenómeno 'Morat'

Marzo 15, 2022 - 02:00 a. m. 2022-03-15 Por:
Jhon Montenegro, reportero de El País
Morat

La banda está conformada por Juan Pablo Villamil, Juan Pablo Isaza y los hermanos Simón y Martín Vargas.

Especial para El País

Los integrantes de Morat dicen que no han hecho himnos, pero sus canciones tienen millones de reproducciones en las plataformas digitales y son coreadas por cientos de personas en cada uno de sus conciertos.

Y aunque los números a veces pueden resultar fríos, también lo sería no contar que su más reciente sencillo, ‘Llamada Perdida’, tiene más de 6 millones de visitas en YouTube en solo tres semanas, y que en Spotify los escuchan mensualmente casi 10 millones de usuarios.

Sus cinco ‘sold out’ en el Movistar Arena, donde se presentarán el 17, 18, 19, 20 y 24 de marzo, y con los cuales se convirtieron en la primera agrupación en vender tal cantidad de conciertos en ese escenario, también son prueba de su trabajo dedicado.

Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil, Martín Vargas y Simón Vargas conversaron con El País sobre ‘Llamada perdida’ y lo que se siente vender más de 70.000 entradas para sus conciertos en Bogotá, su tierra.

¿Por qué escogieron ‘Llamada perdida’ como primer sencillo de su nuevo álbum?


Sentíamos que era el puente perfecto entre la música que estábamos haciendo y la que viene. Es una canción que rescata muchos de los elementos de donde venimos, pero muestra, sobre todo al final de la canción, gran parte de los elementos que seguiremos usando en el resto de canciones que sacaremos este año, en especial todo el tema de los sintetizadores, porque si bien hemos coqueteado con estos sonidos antes, en este cuarto disco, y en 'Llamada perdida', se vuelve muy evidente el uso de estos sonidos ochenteros.

¿Cuál fue la musa para componer ‘Llamada Perdida’?

Esta canción nos gusta pensarla como una guía para ser el peor exnovio, como ese exnovio intenso que no entendió el no y es incapaz de parar de llamar. Si bien no recomendamos a nadie seguir estos pasos, nos parece comprensible que estos sentimientos se tengan.

Creemos que todos los hemos tenido en algún punto, cuando nos rompen el corazón, y cantarle a la frustración de ese momento específico en el que se está al borde entre hacerlo bien o hacerlo mal, es interesante. Sacar esa frustración cantando le da mucha energía a la canción.

“¿Cómo se olvida tan fácil como me olvidaste tú?” es una frase durísima de ‘Llamada Perdida’. ¿Cómo hacen para escribir cosas tan bravas?

Siempre estamos pensando en cómo se pueden simplificar los sentimientos más complejos. En particular esa frase nos llega mucho porque, y lo hablamos bastante, a veces cuesta dejar ir a la gente. Es difícil sentirse así cuando lo dejan ir fácilmente a uno.

Ese contraste es muy complicado. La frase es como eso que uno quiere gritarle a la otra persona. En general, nosotros nos inspiramos mucho en eso, en cuáles son los sentimientos más gritables en una canción. Encontrar frases gritables es de los elementos más bonitos de nuestra música.

¿Sienten que han hecho himnos?

Sería muy prepotente de nuestra parte decir que hemos hecho himnos, pero sabemos que mucha gente se ha identificado con las canciones. No nos podemos quitar ese crédito. Se siente bonito cuando la gente nos cuenta que una de nuestras canciones es una parte de su vida. Son cosas que no nos esperamos.

El sentimiento del cual nace un tema no necesariamente es el sentimiento que produce en alguien. Que cada cual agarre la canción y la haga suya es algo muy bonito. Con que a una persona la haya marcado una canción es más que suficiente. En realidad, lo que determina si una canción es un himno o no, es el tiempo. Creemos que todavía nos falta tiempo para saber si lo hemos logrado. Ojalá sí, pero todavía nos falta tiempo.

¿A qué más le van a cantar en este nuevo álbum?

Hay un tema al cual nos vamos a referir y es a lo bizarro que es estar viviendo hoy en el mundo de las redes sociales y las comparaciones. También al amor propio. Vivimos en un mundo en el que uno está a tres segundos de compararse con miles de personas, todas con filtro además, y eso hace mucho daño.

Suena a pregunta futbolística, pero, ¿cuál es la sensación después de vender cinco conciertos sold out en el Movistar Arena?

Es una locura. Real. Es difícil de creer que todo esté funcionando a este nivel, que la gente quiera ir a vernos en esas cantidades. Hemos trabajado mucho en las presentaciones en vivo, las hemos curado como pocas cosas. Nos sentimos felices y agradecidos con la gente que se toma el tiempo y gasta su dinero en ir a nuestros conciertos. Esto aumenta la responsabilidad de garantizar todo un espectáculo y experiencia al nivel del cariño que nos demuestra la gente.

Son profetas en su propia tierra, ¿cómo reciben ese respeto por su música?


Es muy emocionante sentir que, por ahora, a la gente le está gustando lo que estamos haciendo. Siempre hemos trabajado con una mentalidad a largo plazo. Queremos seguir dándole y no descansar, porque ahí es donde podemos empezar a flaquear.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS