La ópera de Amor y DesAmor llegará con Manuel Vera al festival Alfonso Ortiz Tirado

Enero 23, 2022 - 05:12 p. m. 2022-01-23 Por:
Gustavo Molina, reportero de El País
Manuel Vera

Manuel Vera en la ópera de ' Amor y DesAmor'.

MV Talent

Los recuerdos y la música están conectados. Una pieza de ópera de los padres de Plácido Domingo es capaz de devolver al barítono Manuel Vera a su infancia. Si cierra sus ojos, seguramente, estará en un teatro de México junto a sus abuelos en alguna presentación, soñando con ser quien está al frente del escenario, entre focos y admiración, entonando alguna nota.

“Desde que tengo uso de razón y tengo recuerdos de niño, siempre quise cantar. Mis papás no tenían mucha conexión con las artes entonces no entendían que quisiera dedicarme a esto. Lo postergué muchos años y fueron mis abuelos, quienes religiosamente, cada semana o 15 días, nos llevaban a ver alguna zarzuela”, recuerda Vera, quien se ha presentado en teatros de Alemania, España, Francia, República Checa, entre otros.

Hay lugares a los que, inevitablemente, se regresa -no necesariamente de forma física- como amuleto. Son escudos que al recordarlos y hablar de ellos, envalentonan.

“Recordar esta presentación aún me eriza la piel. Hace unos 12 años, el gobierno de Chiapas nos invitó y cantamos una comedia de Mozart. Estábamos a 10 minutos de salir y nos mostraron por un espacio del telón que la sala estaba llena”, dice.

En aquel entonces, interpretó a Figaro. El público era una comunidad indígena que acudió con personas jóvenes y niños. No entendían en su mayoría el español, pero “lo bello de la ópera son las representaciones y las sensaciones que causan. Se reían, aplaudían y gritaban. Cuando todo terminó, fue uno de los aplausos más grandes que he recibido en mi vida”.

Este martes, Vera espera que sea una noche irrepetible junto a la soprano Anabel de la Mora, el soprano Ricardo Estrada y el pianista Mitchel Casas. Interpretarán obras tanto de ópera como de zarzuela entre las que resalta ‘Cortigiani, vil razza dannata’, ‘Si vendetta, tremenda vendetta’, entre otros.

La presentación podrá seguirse desde las 9 p.m. mediante las redes sociales del festival Alfonso Ortiz Tirado.

Lea también: El análisis forense sobre lo que llevó a Jhonier Leal a asesinar a su hermano y su madre

Hace cinco años mencionó que lo importante para escuchar ópera es abrir el corazón. ¿Qué es lo más importante para los intérpretes?

Lo más importante para un intérprete de los géneros clásicos es, sin duda, rendirse ante los requerimientos del compositor, hacia tus propios sentimientos y dejar vivir el personaje que crearon. Si vas a ser Rigoletto, hay que entrar en la sangre de ese jorobado con gran amor por su hija. Si te vas a convertir en Don Giovanni, hay que ser ese casanova casi sin alma que se lo llevan los demonios en la ópera.

Hay que dejar sentir lo que está diciendo el compositor. Las composiciones de ópera tienen un nivel de perfección que en el momento en el que abres la partitura y la tarareas, te conecta inmediatamente.

¿Cómo se ha preparado para esta presentación?

Estudiar un rol completo es prácticamente aprenderte un libro de memoria, primero en el texto, luego en la pronunciación, luego en la música hasta llegar a la técnica vocal. Es mucho trabajo.

Me gusta mucho leer los libros sobre los que están inspirados los personajes. También me gusta escribir a puño y letra los textos del personaje y recitarlos. Cuando lo tienes aprendido, empiezas a cantarlo. Luego tienes que llegar con un director de escena que te pide cosas específicas del personaje.

Lea también: ¿Llegó la hora de volver obligatoria la vacuna anticovid en Colombia? Se abre el debate

¿De qué manera se conecta con su personaje?

En mi caso me gusta respirar profundamente y conectarme con la tierra. Enraizarte a ella, con esa energía, focalizar y tratar de desconectarme del mundo. Dejo de pensar en todo lo de mi vida, en los problemas, en cualquier cosa. Tu ser se desvanece para que entonces puedas llamar al personaje a tu cuerpo y tu voz.

A un segundo de entrar, siempre visualizo que en ese momento hay otros cantantes en el mundo cantando ese mismo personaje y que a lo largo de 100 o 200 años, cientos o miles han cantado ese mismo personaje. Trato de conectarme con esa energía.

Hace un tiempo mencionó que si el mundo tuviera una mayor exposición a la música clásica, todo sería diferente…

No es que la gente no quiera ver la ópera, sino que no tienen las oportunidades para mostrarla. Es importante la educación en casa. Los papás o familiares pueden acercar a los niños a un teatro o mostrarlo por YouTube. Se pueden dar gotitas de cultura, arte y de cosas sublimes que son muy bellas que moverán sus sentimientos. Además de abrir el criterio a que hay cosas más allá de lo que uno se imagina y aplica para cualquier aspecto de la vida.

Usted es mánager de artistas y también cantante de ópera. No se ha encasillado en un solo lugar…

Es importante quitarnos el estigma de que nos da pena o vergüenza mostrar otra parte de nosotros. Cada vez es más importante ser interdisciplinario. No se puede especializar solo en una cosa y decir que eso es todo lo que eres. Hay que tener contrastes de conocimientos y de experiencias.

Este concierto también será virtual y además gratuito. ¿Es una de las maneras de llegar a las nuevas generaciones?

Claro. Este festival es uno de los más importantes en Latinoamérica. Esperamos que nos puedan acompañar a verlo en vivo y mando un abrazo con mucho cariño a Colombia, en especial a Cali.

VER COMENTARIOS