¿Kim Kardashian en peligro? Las señales tóxicas de Kanye West que dispararon las alarmas

Marzo 19, 2022 - 12:35 a. m. 2022-03-19 Por:
Redacción de agencias
Kim Kardashian

Kim Kardashian y su exesposo Kanye West.

AFP - Jean-Baptiste Lacroix

Kanye West ha demostrado en los últimos meses un comportamiento errático, abusivo y que incluso pone en peligro la vida de la nueva pareja de Kim Kardashian, su exesposa.

La estrella de la música, quien es seguido por multitudes, se ha valido de su fama para agitar a sus seguidores y alentarlos a actuar en contra de Pete Davidson, actual pareja de Kim, y quien es comediante de Saturday Night Live.

De forma adicional, ha usado el alcance de sus poderosas redes sociales para difundir los chats privados que intercambia con Kim, y con Pete, de tal forma que viola la privacidad de todos, aunque luego realiza oraciones a Dios en público, con los ojos cerrados, pidiendo al “Señor” por todo tipo de cosas que tienen la intención de mostrarle como un hombre piadoso preocupado por su familia, pero que en realidad configuran un tipo de acoso ‘gas light’, no siempre fácil de señalar en concreto pero sí bastante tóxico.

Otro de los comportamientos de Kanye, quien cambió legalmente su nombre por el más corto Ye, ha sido usar sus videos y canciones para enviar mensajes de violencia contra Pete, donde aparece la nueva pareja de Kim calcinada, con la cabeza cortada o presa de todo tipo de ataques. Sin contar con los sobrenombres peyorativos que usa para llamarle en público, y las dudas gratuitas que siembra, como que teme que sus hijos pudieran estar con un pedófilo.

También invitó a sus seguidores a agredirle verbalmente si llegan a verlo en la calle, y a gritarle “Kimye forever”, como una forma de informarle que Kim es y seguirá siendo de su propiedad, aunque ya están oficialmente separados.

"Puede que no sientas lástima por
Kim porque es rica y famosa, pero lo
que está viviendo es aterrador y pone de relieve por lo que pasan tantas mujeres cuando eligen alejarse”: Trevor Noah, presentador de 'Daily Show'.

Lo preocupante en este caso, además, es que Ye es un modelo para millones de personas en el mundo, en especial niños y jóvenes, que siguen sus canciones y le admiran.

Hace poco, cuando Ye comenzó a salir con Julia Fox (actriz a la que instaba a vestirse de forma muy parecida a la de Kim), sin respetar esta nueva relación envió por San Valentín una camioneta llena de rosas a su exesposa, con un mensaje: “Ahora lo veo todo claro”.

Los actos del rapero no son tan inocentes como parecían en un comienzo, cuando lanzaba pequeñas indirectas en sus ‘stories’ o comenzaba a salir con alguien diferente y a publicar fotos con ella, coincidiendo con que Kim estaba con Pete Davidson, sino que se han ido tornando cada vez más agresivos.

“Muchas personas consideran que la situación de Kanye y Kim es divertida, pero si alguna vez has sido acosada por un ex que no te deja avanzar, no es para reíre. A muchas mujeres les ha causado ansiedad ver los posts de Kanye... Las mujeres son golpeadas, amenazadas e incluso asesinadas diariamente por un hombre que no puede tomar un ‘no’ por respuesta. Soy fan del arte de Kanye, pero esos posts no me resultan agradables, sino narcisistas y abusivos”, publicó Nikki Hernández, una usuaria de Instagram cuyo post fue viral.

Kim Kardashian

Un día la ridiculiza en Instagram, delante de sus 14 millones de seguidores y al siguiente le envía una camioneta cargada de rosas.

Después asegura que “se encargará personalmente” del nuevo novio de Kim, Pete Davidson. Posteriormente, le ruega públicamente que le deje ver a sus hijos. Ese comportamiento, a la luz de los psicólogos, tiene como finalidad que la víctima sienta que sin el abusador de su lado nunca se volverá a sentir segura.

Sobre el trastorno de bipolaridad con el que Kanye ha justificado sus actitudes del pasado, desde 2016 los expertos consideran que se trata más bien del tipo de hombre que, con o sin trastornos, mantienen sistemas de creencias que consideran que las mujeres son propiedades reclamables por los hombres. Escudarse en un diagnóstico solo estigmatiza a quienes padecen la misma condición, pero ni acosan ni sienten como propiedad a su expareja.

De acuerdo con el psicólogo Juan Muñoz, “entre todas las técnicas de abuso que pueden darse durante una ruptura, el bombardeo emocional es una de las más crueles, pues tiene como objetivo dinamitar la autoestima de la víctima y de su círculo de seguridad”.

Para la experta en amor y relaciones, la psicóloga Sarah Schewitz: "Si tu ex te acosa, deja de responder a sus llamadas y bloquéalo en línea, y, si se torna peligroso, llama a las agencias del orden público. No es tu responsabilidad ayudarlo a obtener un cierre”.

Otra recomendación de los especialistas es no razonar con el ex acosador. Esta persona de por sí ha decidido que seguirá a su ex pareja, independientemente de lo que diga. Una reacción de este tipo únicamente lo estimulará a seguir intentando mantenerse en contacto.

Cómo identificar a un ‘ex’ tóxico

Le fascina el drama. Jugar a ser la víctima es la característica principal de la gente tóxica en general, pues busca inspirar la lástima de otros para manipular a su expareja.

No se alegra de lo bueno que le sucede a su ex. Siempre busca alejar o intimidar a sus nuevas parejas pues guarda la ficción personal de que la relación no ha acabado aún, o que es eterna.

Generalmente aparece cuando necesita algo de su ex. No ha hecho cortes sobre dinero, bienes, horarios, espacios y responsabilidades si hay hijos en común.

Hace uso de las redes sociales para desacreditar al otro o acosarlo, publica conversaciones privadas o filtra videos sexuales o íntimos. Lo indicado es buscar apoyo de familiares, amigos y autoridades.

VER COMENTARIOS