Cuarenta años de la Clásica 88.5 FM, la portavoz de la cultura musical

Cuarenta años de la Clásica 88.5 FM, la portavoz de la cultura musical

Octubre 21, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Isabel Peláez R. / Reportera de El País 
Clásica 88.5 FM

Doña Amparo Sinisterra de Carvajal, al centro, junto a Fulvio González, locutor; María de Rosario Carvajal Cabal, presidente de la Fundación Carvajal; Ángela Patricia Tamura, asistente de la directora; Dorian Benítez, programador y grabador, y Alejandra Durán, encargada de las redes sociales.

El País

Bertha María Sabogal dice que la emisora de la Fundación Carvajal, la Clásica 88.5 FM, fue cómplice del inicio de su romance con Rodrigo Obonaga, su esposo actual, quien le dedicó el Concierto 21 de Mozart días después de conocerse. “Cuando la escuches, piensa en mí”, le advirtió el galán a la dama, que terminó enamorada de él y, de paso, de la música clásica.

“Yo no sabía nada de compositores clásicos, y a través de la emisora aprendí de Mozart, Beethoven, Bach, conocí piezas maravillosas como el Adagio de Albinoni”, cuenta.

Para Obonaga, docente musicólogo, Amparo Sinisterra de Carvajal, quien fundó la emisora hace 40 años en Cali, “ha sido la máxima rectora de cultura en la ciudad, nos educó en música clásica y otras músicas del mundo, y las ha acercado a un público que jamás había tenido la oportunidad de apreciar varias expresiones del arte. Ella ha sido gestora de programas enfocados a formación de público en ópera, con conciertos didácticos y pedagógicos; música del barroco, jazz, música religiosa, poesía y música colombiana”.

La propia fundadora reconoce que cuando trajo de Nueva York la idea de la emisora dudó de que fuera a durar mucho tiempo al aire, “esto habría podido ser un total fracaso, yo me preguntaba cuándo la iba a tener que cerrar, pero desde el comienzo establecimos una relación muy especial con el oyente, que se siente como dueño, que llama, solicita, aplaude, critica y pide información amplia sobre las melodías y sus compositores”.

Lea también: Amparo Sinisterra cuenta como nació la 'Clásica 88.5' que cumple 40 años

Admite que se empecinó en la idea de ofrecer una programación que sea “formadora de ese público que no tiene por qué saber de música. Se trata de decirle ‘esto es una sonata’, ‘esto, una sinfonía’, y por medio de pildoritas ampliarles detalles de cada pieza sonora”.

Cuenta que sus propios oyentes han nutrido el gran inventario musical de la emisora, que suma varias joyas, hay 1150 cintas y 81.000 obras digitalizadas, muchas de estas donadas por fieles radioescuchas como Hernán Jaramillo, de Almacenes Americano, quien ha obsequiado más de 700 CD’s, muchos de estos nuevos, que trae de sus viajes por el mundo, y que sustrae de sus propias colecciones. También el periodista Antonio Caballero le hizo llegar, a través de su hermano, una donación a la emisora de la que era asiduo oyente. “Quiero mucho a mis escuchas, eso hace que ellos sean fieles a la emisora, han hecho donaciones maravillosas, dicen que no necesitan tantos discos en casa porque todo lo tienen aquí”, dice doña Amparo.

Precisamente Ángela Patricia Tamura es la encargada de recibir dichas donaciones y catalogar la música que se programa. Para ella, asistente personal de doña Amparo y coordinadora administrativa de la emisora desde hace seis años, “el mayor aporte de este espacio a los caleños y de doña Amparo ha sido enseñarles el valor y la riqueza de la música y no solamente de la clásica sino de la colombiana. Hoy en día muy pocas emisoras nacionales le dan ese valor”.

Este mes la Clásica 88.5 FM estrenó una plataforma de programación vía online, a la que se accede desde cualquier computador, porque se coordina con la nube. “Anteriormente manejábamos un programa diseñado por una persona, pero que con las actualizaciones tecnológicas se fue desactualizando y nos creaba ciertos problemas”, dice Tamura.

Cuenta ella que en la bodega aún conservan muchas cintas originales cuyo sonido es único, por eso tienen aún un dispositivo muy antiguo para colocarlas, porque a doña Amparo le gusta programar, en ciertas ocasiones, dichos tesoros musicales. “Para uno formar en la apreciación de la buena música hay que tener el respaldo de la investigación, no se trata simplemente de poner por poner, para apreciar el folclor colombiano y la riqueza de nuestros compositores, toca investigar”, explica la directora.

La propia gente ha intervenido en los cambios que ha tenido la emisora, solicitaban que se pusieran no solo cumbias o boleros, también música tropical y del llano, agradecen programas como Geografía Musical que tiene muchísima acogida, porque a través de este, dicen los seguidores del espacio, que llegan a conocer diversos países. Allí, doña Amparo, después de una investigación, escoge la música, estudia la historia de cada nación, sus costumbres y su cultura.

En cuatro décadas son muchas las anécdotas. “Hace muchos años, el vigilante de la Cárcel de Palmira me llamó a decirme que cómo así que no estábamos sino hasta la medianoche al aire —al principio no eran tantas horas—, que él qué se ponía a hacer sin la emisora, que su radio se le había dañado, le regalé uno para que nos escuchara. A otro oyente, bugueño, le encantaba mi voz, y quería conocerme y le dije ‘quédese con la voz que no se ha perdido de nada’”.

“Al principio no se conseguían los discos, yo me los traía de mis viajes, no se podían importar los elepés, después empezamos con los casetes, seguimos con las cintas, y luego poníamos unas torres que duraban 8 o 10 horas, ahora todo está digitalizado y el fin de semana son 24 horas que ya hemos programado. Y esto lo ha hecho el grupo de gente que me acompaña, a mí me puede fascinar la música, pero si no tuviera el soporte del grupo que tengo, no podría hacer realidad esto”, admite.

Se refiere a su otra familia, aparte de Proartes, que la conforman Dorian Benitez, encargado de edición; Fulvio González, locutor; Ángela Tamura, asistente de dirección y encargada de la parte contable. Para ellos, su jefe ha dado un aporte inmenso a la cultura de la ciudad, a la música, gestó la Bienal de Danza, la Escuela de Música de Desepaz y muchos eventos más. Cuentan ellos que ella dice que llegar a la emisora es su relax.

Otra voz irresistible para muchos oyentes es la de Fulvio González Mosquera, coordinador de la emisora Clásica 88.5 FM, locutor y vendedor, quien lleva 18 años en esta. “Hemos podido llevar el disfrute de la música universal, de los grandes compositores, a todos los públicos. Nuestros oyentes sienten que si nosotros lo decimos es cierto, generamos credibilidad y agradecimiento. Tenemos público muy conocedor de la música, uno no se las sabe todas, podemos cometer errores y ellos también nos corrigen”.

Fulvio dice que llegar a la emisora fue “descubrir una nueva radio y encontrarle un sentido más social, del cual se ha desviado la radio comercial. Enriquecemos la cultura y el espíritu de la gente”.

Por su parte, Dorian Benitez Cajiao reemplazó a su padre, Guillermo Benitez, cuando este se jubiló. Es el programador y grabador de la emisora y empezó con la sistematización de la misma. Dice que doña Amparo “es una señora de admirar, le enseña a uno sobre la cultura y la música. Y la clásica le educa a uno el oído, de tanto escucharla, cualquier música que escuches la escuchas distinta, en su orquestación”.

La emisora, en redes / Seguidores jóvenes

Desde hace seis meses hace parte del equipo de la Clásica 88.5 Alejandra Durán, quien maneja las redes sociales de
la emisora -en Twitter como @clásicafmcali y en facebook Clásica 88.5 FM—. “Nos hemos acercado a un público más joven, de 23 años en adelante, a músicos, a estudiantes, sorteamos boletas para funciones de arte en Cali, tenemos Facebook live con artistas. Las redes sociales han sido una herramienta importante para visibilizar a la emisora”.

Hay un espacio dedicado al trabajo que hace la Fundación Carvajal, de Caminos a la Equidad. Hay franja de música colombiana, a las 6:00 a.m.; de clásicos populares, a las 5:00 p.m.; programa de salud con los médicos Arturo O'byrne y José Fernando García, los jueves, a las 7:00 a.m. (se repite los sábados, a las 9:00 a.m.) Los domingos, concierto espiritual con el padre Jorge Humberto


Cadavid y Doña Amparo. Y Calendario Musical donde se cuenta la vida y obra de un compositor o director de orquesta.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad