Carolina Ramírez y su nuevo papel en 'De brutas nada'

Escuchar este artículo

Carolina Ramírez y su nuevo papel en 'De brutas nada'

Abril 08, 2021 - 11:50 p. m. Por:
Susana Serrano A. / Reportera de El País
Carolina Ramírez

Carolina Ramírez, actriz caleña.

Tomada de Instagram @carocali

Carolina Ramírez, galardonada actriz caleña conocida por su papel protagónico en ‘La hija del mariachi’ o por interpretar a Policarpa Salavarrieta en ‘La Pola’, tiene la oportunidad de su vida, al hacer parte de la producción internacional De Brutas Nada, sin la obligación de perder su acento.

La actriz habló con El País sobre su conexión con su personaje, Hannah Larrea, la comodidad que sintió al actuar una comedia y cómo fue trabajar en México.

¿Qué tanto de su caleñidad le dio a su personaje de Hannah Larrea?

Yo creo que toda. El desparpajo caleño está ahí muy, muy metido. De hecho, en el proceso de grabaciones me tocó tener cierto freno, porque ya me iba para el otro lado. Creo que Hannah es el personaje que más tiene de mí, de los que he hecho. El contexto de su vida es obviamente diferente, ficcionado, pero creo que este es el personaje con el que más me han dejado jugar y con el que he podido acercarme un poco más a cómo puedo ser yo en ese contexto.

¿Cómo se sintió actuando en el género de la comedia?

Muy cómoda. Es mi género favorito. Estoy cansada de hacer dramas, porque los he hecho todos. Una de las experiencias más reconfortantes al encontrarme con esta serie, fue ver que la comedia permite el juego. De alguna manera el drama tiene una rigurosidad y un peso que no tiene la comedia. Son inversamente proporcionales. Pero son directamente proporcionales en la calidad del trabajo y en lo que debe poner el actor para poder interpretar a su personaje. El ritmo y el timing es muy importante en comedia, y para eso es vital los compañeros y la dirección. La comedia siempre camina por un hilo muy delgado entre ser chistoso o simplemente atravesar una situación que raya en lo cómico. Y yo me siento como pez en el agua en la comedia, mucho más allá del drama.

¿Cómo define a Hannah Larrea?

Cuando arranca la serie, Hannah es una mujer que, en teoría, tiene todo muy claro. Es una mujer empoderada, independiente, en una situación financiera que no es compleja para ella y digamos que no vive el drama en ningún aspecto de su vida. Pero se va encontrando, y en la segunda temporada lo veremos, con el amor, y el amor viene a complicarnos la vida a todos. Hannah, hasta el final de la primera temporada, ha decidido que el amor tal vez no es para ella; aunque es supremamente amorosa, no cree en el amor de pareja o en la exclusividad. Pero el amor aparecerá con el personaje que menos esperamos, que es Miguel, porque diríamos que Hannah puede tener el hombre que quiera, pero así es el amor y lo encuentra en alguien que ella jamás hubiera imaginado.

Es muy interesante ver cómo este personaje, cuando está en problemas, empieza a girar y a chocar con un montón de obstáculos que ella creía que dominaba.

¿Cómo ha sido trabajar con la televisión internacional?

Ha sido un goce. Creo que trabajé muchos años para poder tener este privilegio. Para mí fue realmente como un regalo, un privilegio que me ha dado el haber trabajado tantos años haciendo tele nacional, que cuando empezó a salir a otros países, me empezó a dar un nombre a fuera, que me permitió hacer parte del elenco de De Brutas Nada, que es una serie que realmente está muy bien hecha, que gozamos mucho haciendo y para mí ha sido mi proyecto soñado: fui un personaje de reparto y me encantó no ser el personaje principales por primera vez. Además, con un personaje tan agradecido, como Hannah, porque a ella todo le favorece y siempre cae de pie, excepto en esta segunda temporada.

La experiencia de encontrarme con México fue sorprendente, porque no somos muy distintos en la manera de trabajar. Creo que Colombia está a la par de cualquier equipo de producción o mega producción que se pueda ver en cualquier parte del mundo.

Y la experiencia de trabajar en México, rodando allá y siendo parte de un elenco mexicano para una serie internacional, creo que el ser consciente de ello vino después, con el lanzamiento oficial. Ahí dije “Ya no estoy en Colombia, ya estoy acá, en carteles en el D.F.”. Eso ha sido un privilegio. Estoy muy contenta por el resultado y sobre todo por la forma en que se hizo, que no me desligó del todo de Colombia y de la gente con la que he trabajado siempre.

"Esta pandemia no nos puede cortar la posibilidad de seguir haciendo y seguir viviendo. Es posible grabar. Como es posible la vida también".
Carolina Ramírez,
actriz.

Puede leer: BBC lanza íntimo documental sobre Amy Winehouse, una década después de su muerte

¿Por qué cree que De Brutas Nada es la serie del adulto contemporáneo?

Porque el adulto contemporáneo ya no tiene que seguir la regla de que sale de casa, se casa, tiene hijos y todo lo demás. El adulto contemporáneo goza de una gran independencia económica, desde que salen de la universidad o incluso antes.

El mundo se mueve diferente, el adulto de hoy ya no tiene que tener hijos para cumplir con las reglas de la sociedad y todo lo que en algún momento tenía que ser. Eso no nos correspondió generacionalmente.

El adulto contemporáneo pueden decidir cómo vivir y con quién estar. Esas normas sociales en las que uno tenía que casarse y tener hijos a cierta edad o tener casa, carro y beca a cierta edad, ya no son reglas que muevan a la sociedad. A eso, básicamente, se refiere De Brutas Nada: Hannah es un personaje un poco mayor de 30, rozando los 35, soltera, no se ha casado, no tiene hijos, es independiente y tiene su empresa. Ella hace parte de lo que es el imaginario del adulto contemporáneo. Es por eso que mucha gente se ha identificado con el estilo de vida de los personajes de De Brutas Nada, porque lo tienen o lo quieren tener.

Qué opina sobre la tendencia actual de tener en una misma producción actores de diferente nacionalidad, sin importar su acento.

Pues ese es el mundo en el que vivimos ahora. La pandemia nos frenó un poco la vida, pero veníamos así, de un mundo pluricultural, en el que en un grupo de amigos podía existir perfectamente una amiga de otro país. Creo que esa es precisamente la fortuna que tuve yo, para poder encajar en un elenco que no sé si pretendía ser cien por ciento mexicano, pero la colombiana entró ahí con su acento. En ese sentido Rafael Lara, el director, fue muy abierto a que yo fuera todo lo colombiana que yo quisiera ser. Obviamente yo como actriz, entendiendo cómo podría ser esa situación en un contexto real, donde a uno se le pega el acento y los modismos donde uno vive, hago que pasen esas cosas con Hannah.

La televisión se ha vuelto a convertir en el gran compañero, ¿para usted también cambió el sentido de la televisión en este último año?

La televisión se hizo necesaria, porque a la gente la metieron en la casa. Me parece interesante ver cómo la televisión está volviendo a ser lo que era antes, con toda la familia reunida para ver un programa.

Esta pandemia me hizo ver que la televisión es necesaria y que por eso se va a seguir haciendo. A pesar del bicho, de los protocolos, de la PCR cada semana, se va a seguir haciendo, porque cada vez se hace más necesaria, lo que es muy bueno para nosotros en el gremio audiovisual.

Pero el teatro, que obviamente es el que más ha sufrido, ¿cómo va a salir de esta? Sobre todo en Colombia, donde siempre se ha guerreado y remado para traer y afianzar un público. Ese terreno que habían ganado lo perdieron y para que la gente vuelva a tener confianza y regrese a los teatros, pasará un tiempo.

Vea además: Juanes vuelve a su 'Origen' y estrena una versión de 'El amor después del amor'

Carolina Ramírez, De brutas nada

De Brutas Nada sigue la vida de un grupo de amigos mexicanos, que se enfrentan al amor, al desamor y a los problemas de tener un emprendimiento moderno.

Especial para El País

Últimas preguntas

¿Al rodaje de De Brutas Nada llegó la pandemia?

Nosotros grabamos de agosto a diciembre del 2019 y la pandemia empezó en marzo, entonces nosotros veíamos ese tema por allá lejos y cuando estábamos rodando, decíamos “tenaz lo que está pasando en China”. Pero nunca nos imaginamos que eso iba a llegar acá y que se iba a voltear la vida tan radicalmente. Así que con De Brutas Nada vivimos los últimos días y meses en que nos sentíamos seguros estando uno al lado del otro.

Qué piensa al escuchar la frase ‘de brutas nada’

De brutas nada es esa necesidad que tenemos las mujeres de reafirmar nuestra independencia y feminidad, pareciéndonos lo menos posible a eso que pretende el mundo de nosotras como mujeres: esa exigencias de que debe ser perfecta, no hablar duro, no despeinarse, no hablar de sexo, porque la mujer deben ser de cierta manera. Eso es un poco lo que representa cada mujer en esta serie.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS