Anécdotas y polémicas de la talentosa española Eva Rey

Escuchar este artículo

Anécdotas y polémicas de la talentosa española Eva Rey

Julio 14, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Isabel Peláez R. | Reportera de El País
Anécdotas y polémicas de la talentosa española Eva Rey

Frank Scheuermann, productor general de ‘Colombia Tiene Talento’, explica que querían a otra persona en el escenario, para explotar el humor de Santiago en el camerino. Y se decidieron por Eva, por su experiencia. “Hay gente que hizo buenos castings, pero que no tienen la cancha de radio que tiene Eva, que es estar hablando durante horas y sacando cosas repentinas de la cabeza, esa es una buena escuela para hacer un directo”, dice.

Con sus frases, la española ha causado controversias en diferentes ocasiones.

Una vez Eva Rey escribió en una de sus columnas “si ser puta significa acostarse con un tipo que a una le atrae la primera noche, entonces ¡viva la putería! Los hombres así lo hacen, ¿no? ¿Por qué no las mujeres?”. Cuando salió al aire la serie de televisión ‘Sin tetas no hay paraíso’, la española levantó polvo al exponer públicamente las ventajas de tener talla 32B de brasier: en España hay un dicho que dice: ‘Teta que mano no cubre no es teta si no ubre’. Yo les cuento con mucho orgullo que las mías son tan pequeñitas que cualquier mano las cubriría totalmente con lo cual me alegra saber que lo que yo tengo son tetas mas no ubres... Respiro aliviada”.¿Pero de dónde salió este descubrimiento de Julio Sánchez Cristo? Eva Rey nació en San Sebastián, España. Es la única hija mujer de Pilar y Manuel y la consentida de su hermano Lucas, mayor que ella, y de Abel, el menor. El recuerdo más vivo que tiene de su infancia es aferrada a un cepillo de pelo narrando las noticias. Nunca se concibió haciendo otra cosa. Pese a lo independiente que ha sido, asegura que “mientras pasan los años, uno se da cuenta que no puede dejar ni la mamitis ni la papitis. Ellos me enseñaron a ser lo más honesta posible conmigo misma, con los demás, a ser trabajadora y responsable, a cumplir con mi palabra y a disfrutar lo que hago, me han dicho que la vida es muy corta, que hay que disfrutarla y estamos aquí para sonreír y eso es trato de hacer”. Eva estudió periodismo en Leioa, Universidad del país vasco, y tiene un máster en periodismo Internacional de la City University de Londres. Trabajó en radio, al principio en su tierra natal, luego desde Londres como corresponsal de Radio País Vasco primero, y de La W de Caracol Radio después. Con esta misma emisora fue corresponsal desde Madrid, hasta radicarse en Colombia, cuando fue llamada a presentar la sección de entretenimiento del noticiero CM&.Sobre su decisión de vivir definitivamente en Colombia cuenta que aunque ella estaba decidida, sus padres estaban asustados. “Si les daba tristeza que estuviera en Londres, que estábamos a dos horas de avión, tener que cruzarse el charco no les hacía gracia, pero nada, ahora están contentísimos, ven el círculo que me rodea, han conocido Colombia y les ha encantado, de Cartagena y del Eje Cafetero mi madre se enamoró, han comido maravillosamente y han visto como es la gente colombiana, que es un amor. Ahora me dicen que mientras yo esté bien aquí, que no piense en volver, que uno tiene que estar donde lo traten bien, y que si me están tratando bien aquí, pues aquí es donde me tengo que quedar”. Se deja tentarEn el 2010 a Eva Rey la criticaron por “hablar mal de Colombia” en el programa de la Televisión Española ‘Españoles en el mundo’. Eva dijo en esa ocasión que “un informativo en Colombia es deprimente”, “mis jefes están amenazados, todos llevan escolta”, “Colombia es uno de los países donde los asesinatos a periodistas tienen mayor índice en toda Latinoamérica”, y calificó a los hombres colombianos de “zalameros y enredadores”. Ella se defendió en dicha oportunidad asegurando que ha traído en varias ocasiones a su familia a Colombia y que mostró las dos caras de la moneda, pero se quedaron sólo con la parte negativa de lo que dijo.Actualmente, “la gente formó toda una controversia de por qué la presentadora de ‘Colombia tiene talento’ no es colombiana y se preguntan por qué pusieron una española”, dijo la actriz Alejandra Azcárate refiriéndose a la reacción del público frente a la incorporación de Eva Rey a ‘Colombia tiene talento’.“Yo respeto mucho la opinión de la gente, pero cuando uno es bueno en lo que hace, no importa cuál sea su nacionalidad. Eva presentó un casting como todas las demás y a ganó ese lugar en franca lid. La llevaron hasta Medellín cuando estaba en audiciones y le hicieron un cásting en seco enfrentándola a un escenario que no conocía, con un público distinto, con un director que no sabía quién era, a manejar un directo durante 15 minutos de improvisación y se lo ganó”, explica la actriz, quien es jurado del concurso del Canal RCN.Por su parte, Eva confiesa que en principio le dio temor aceptar la propuesta de presentar el programa, “no tanto porque afectara mi credibilidad, porque tampoco es que yo sea ni Julio Sánchez Cristo ni Vicky Dávila, ni Yamid Amat ni Claudia Gurisatti. Pero sí me daba un poco de susto por el formato, porque es diferente a lo que yo he hecho. Pero tengo un equipo que me apoya, están Paola, Alejandra y Jose que creen en mí; están los directores y todos desde el de más arriba hasta el de más abajo diciéndome que lo hago muy bien, aconsejándome y dándome ánimos”.Su amiga Alejandra dice que nadie mejor que ella podría desempeñar dicho papel. “Conducir un directo es para una mujer con cancha. Ella decidió asumir el reto. Nosotros la acogimos y siempre tratamos de que se sienta bien, de que se luzca cada noche”.Y agrega: “yo me identifico con Eva por lo franca, sincera, alegre, atrevida, sin tabúes, sin vergüenzas innecesarias, cuando compartimos nos morimos de la risa siempre. Y pues la bailada de salsa sí se la quedaron debiendo”.Eva sufre porque a veces no escucha todas las órdenes que le dicen por el apuntador, pero también se divierte mientras presenta y la mayor víctima de sus bromas es Jose Gaviria, otro de los jurados. “Lo bromeo porque me hace gracia verle la cara que pone. Jose es un tipo tímido, serio y como es el único hombre que está entre nosotras tres, mientras Santiago está en camerinos”, explica Eva y suelta una carcajada.Respecto a los comentarios que hace al aire sobre la ropa que le escogen en el programa, como la que hizo esta semana cuando aseguró que se sentía como “una morcilla embutida en el vestido”, aclaró, entre risas: “¡Me encanta! Pero es que yo me critico mucho a mí misma, yo sé que no soy ni Alejandra ni Paola, lo que hay es lo que hay, desgraciadamente, y toca bromear un poco. Ese día bromeé porque me gustó mucho la pinta, pero ¡joder!, me sentía que no podía respirar, parecía un embutido, entonces lo dije tal cual me sentía. Pero estoy muy contenta con mis estilismos, Franklin Ramos es una máquina haciendo lo que hace y respeta mucho nuestra opinión, si no me gusta algo se lo digo”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad