Alberto Linero y sus claves para ser 'libre' en tiempos de coronavirus

Escuchar este artículo

Alberto Linero y sus claves para ser 'libre' en tiempos de coronavirus

Marzo 25, 2020 - 12:44 a. m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País

Albero Linero.

Durante 17 meses Alberto Linero estuvo preparando su nuevo libro ‘Vive y déjame vivir’ en el que habla sobre la necesidad de estar libres interiormente para poder ser felices.

El exsacerdote católico, conferencista y escritor samario, nos habló desde el confinamiento obligado por el coronavirus sobre las claves para obtener esa libertad de la que, asegura, siempre ha gozado.

Le puede interesar: "El aislamiento no es un juego, es una obligación": MinDefensa

¿Cómo se nutrió intelectualmente para sustentar su tesis de que hay que ser libre para ser feliz?

Quería comunicar una idea firme, fuerte en este libro, que es la libertad como condición de posibilidad para la felicidad. Creo que quien no sea libre no puede ser feliz plenamente. Me dediqué a leer todo tipo de textos, fundamentalmente leo de cuatro áreas, psicología, educación, teología y literatura universal. Comencé a hacer fichas, a anotar frases, a ir llenándome la cabeza de muchos argumentos para defender esta tesis que, insisto, quería demostrar.

¿De qué somos esclavos actualmente?

Mi sospecha más fuerte es que hoy está puesta en cuestión la libertad, hoy más que nunca la libertad está en riesgo, primero por lo que tiene que ver con la tecnología.

Hoy se sabe todo de cada uno de nosotros: como todo se hace por Internet y todo deja huella, hoy lo saben todo de nosotros, está pasando lo que algunos emperadores en la antigüedad quisieron, que era conocer la intimidad de todo el mundo y manejar el detalle de la vida íntima de las personas, hoy se sabe porque la tecnología lo permite. Segundo, la explosión de opiniones en las redes sociales, que es un valor, también ha generado una presión muy fuerte, porque tú estás expuesto a la opinión de todos, que pretenden que tú hagas lo que ellos creen o han decidido que debe ser.

Y tercero, sin duda, el mismo pensamiento posmoderno nos cuestiona y al llevarse la esencia de nuestra forma de pensar anteriormente nos expone a vivir en la esclavitud. Vivimos de la opinión pública, que es un esclavista, también el dinero, las cosas materiales se han vuelto verdugos de nuestra vida, nos esclavizan.

¿Cómo liberarnos?

El texto trabaja el cómo liberarnos. Nos liberamos en la medida en que ahondamos en nuestra esencia, en que tenemos claro quiénes somos, qué queremos; en la medida en que nos liberamos de los “hubieses”, y que tenemos un proyecto de vida claro, alineado y trabajamos claro frente a este. No hay fórmulas claras para liberarse, pero tienes que ahondar en ti, entender quién eres, qué quieres y trabajar en función de tu proyecto.

¿Hay claves para llegar a una libertad interior?

La clave fundamental para la libertad interior nace de un continuo auconocimiento, debo saber quién soy; en una aceptación de que eso soy yo, con muchas capacidades y cosas chéveres, pero también con limitaciones, carencias y amor propio. Esas son las claves para ser libre interiormente: conocerme, aceptarme y amarme.

¿Por qué el título de ‘Vive y déjame vivir’, por la gente que se entromete mucho en su vida privada?

No, el título no tiene que ver con mi vida propiamente, yo soy libre, soy uno de esos seres humanos que hace lo que quiere; así lo hice cuando ejercí el ministerio presbiteral durante 25 años, siempre fui libre, siempre hice lo que quería, desde niño he aprendido a ser autónomo, independiente; el problema no es que se metan o no en mi vida, el problema es que nos metemos en la vida de los otros y que queremos dar consejos a los otros y decirles cómo hacer su vida.

En las redes sociales, por estos días, me encuentro grandes presidentes de la República, gente que no ha gobernado muy bien su vida, pero que le da indicaciones al presidente Duque de cómo tiene que hacer las cosas, porque estamos muy acostumbrados a decirle al otro cómo tiene que hacer. Entonces lo que digo es que tienes que enfocarte en tu vida, en tu proyecto y liberarte de esa manía de querer estar metiéndote en la vida de los otros.

¿Cómo ser libre en este encierro?

En esta cuarentena, en este encierro en el que estamos, que es la mejor medida para enfrentar esta pandemia y que la tenemos que cumplir de manera disciplinada, se nos da una gran oportunidad para ahondar en nuestra esencia, en lo que somos y conocernos más, aceptarnos más, y desde allí amarnos y tener un proyecto más claro. No le tengan miedo a estar con los que aman, no le tengan miedo al encierro, a generar unas prácticas y unas dinámicas que le permitan soportar este tiempo. Recuerde que es la mejor manera de enfrentar una pandemia, una persona que se queda en casa es una persona que deja de infectar a cientos de personas. Has un viaje interior, revisa lo que estás haciendo, sé creativo contigo, ten una buena actitud frente a las personas con quien estás, organiza actividades de todo tipo: académicas, lúdicas, físicas y sé feliz en tu encierro.

¿Qué lecciones nos ha enseñado el coronavirus?

El coronavirus se ha vuelto un gran maestro porque nos ha hecho volver a lo esencial; para mí ha sido un aprendizaje constante, obvio que quisiéramos que esta pandemia se acabara rápido y que no hubiera sido tan dura como ha sido, pero nos ha enseñado cosas. Te doy cuatro lecciones de vida que me ha dado: nos hizo entender la importancia de los trabajadores de la salud, vivimos en una sociedad en la que un futbolista es más importante que un médico, en la que una modelo top tiene más importancia que una enfermera y nos damos cuenta de la centralidad del rol de los médicos y las enfermeras, que salvan vidas. Yo creí que no podía vivir un fin de semana sin fútbol, yo veo hasta seis partidos y no he visto ni uno y aquí estoy, me ha dado tiempo para encontrarme y compartir con las personas que amo. Yo creí que uno no podía vivir una semana sin ir a un restaurante a comer o sin ir a compartir un café y mira que sí. Esto nos ha hecho comprender lo esencial de la vida.

¿Qué pensamientos o actitudes tener para evitar el pánico?

Tener esperanza, la humanidad ha pasado por situaciones como esta y las ha superado, las ha vencido. Hay que llenar el corazón de esperanza, de la certeza de que saldremos adelante, que venceremos las situaciones difíciles. Ser muy aplicado en las instrucciones que nos han dado. Y en la medida en que organices actividades de lectura, lúdicas y ejercicios físicos estarás más sereno para enfrentar esta situación.

¿Un consejo para las parejas en esta convivencia permanente por el confinamiento?

Es el momento de redescubrir a la pareja, de amarla, de valorarla, de negociar, de ceder, de encontrarse, de hacerse la vida lo más agradable posible, de entender que se tienen el uno al otro.

¿Cómo nos está cambiando el aislamiento?

Nos está generando nuevas maneras de relacionarnos, de negociar, de ser. Nos está permitiendo descubrir cómo el medio ambiente necesita que no seamos tan depredadores.

Glosario de la libertad

Mentira: “la vida de tantos y de otros muchos que admiran a esos tantos”.

Opinión:
“eso que no debes dar cuando nadie te la ha pedido, ni siquiera en ese caso en que estás pensando ahora”.

Respeto: “lo que debes dar a todos, incluso a quienes no te lo piden, incluso a quienes no te lo dan.

Zozobra: “sensación permanente en personas que tienen por hobbie embarcarse en relaciones tipo Titanic”.

El libro está ya en todas las librerías del país, pero además en Amazon e eBook

Posdata del autor:”este libro solo lo deben leer personas con corazón y cerebro y que quieran ser felices”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS