Protocolos de bioseguridad en las construcciones, a todo nivel - El País Palante
Logo El País Pa'lante
Logo El País - 70 Años
Logo El País Pa'lante

Escuchar este artículo

Protocolos de bioseguridad en las construcciones, a todo nivel

Mayo 30, 2020 - 05:50 p. m. Por:
Redacción de El País 

Las constructoras están manejando estrictos protocolos de bioseguridad para cuidar su salud y seguir trabajando por los sueños de todos

Bajo rigurosos protocolos de bioseguridad el sector de la construcción fue uno de los primeros en reanudar sus actividades, una vez el Gobierno Nacional autorizó el regreso gradual de miles de trabajadores a los frentes de obra que estuvieron paralizados por la pandemia.

En el caso del Valle del Cauca el 85% de los proyectos de vivienda ya reiniciaron trabajos –la mayoría de ellos en Cali- quedando solo algunos pendientes (no residenciales) para adaptarlos a los cambios sanitarios exigidos por las autoridades.

Según la gerencia del capítulo seccional de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, a la fecha, 152 proyectos retomaron su marcha en la región.

Entre ellos figuran varios de trascendental importancia en el corredor Cali-Jamundí, al igual que en Yumbo, Candelaria y Palmira. Antes de la emergencia en el Valle las empresas constructoras tenían en ejecución un total de 179 proyectos.


Se alista para las próximas semanas la reanudación de las obras de ampliación y remodelación de varios centros comerciales, oficinas y bodegas, hoteles y algunas construcciones educativas, las cuales presentaban un significativo avance antes de presentarse la crisis epidemiológica.

De acuerdo con el último censo del Dane, la industria edificadora, que es uno de los de mayor componente social, genera en la actualidad entre 85.000 y 90.000 empleos directos en Cali y los municipios vecinos.

Sobre la reactivación de la actividad, el gerente comercial de la constructora Cosenza, Andrés Ortiz, señaló que “reanudamos las obras una vez obtuvimos el permiso, mientras la implementación de los protocolos de bioseguridad tardó una semana para adaptarlos a los proyectos que desarrollamos en Jamundí y Cali”.

A nivel administrativo la firma empezó a laborar con el 20% de su personal, mientras el resto sigue en teletrabajo. “Los operarios regresaron bajo la norma del distanciamiento social, en los comedores, lo mismo que al ingresar y salir de los lugares donde se ejecutan las obras”, subrayó.

Apuntó Ortiz “que irónicamente en esta coyuntura del Covid crecimos en 120% en ventas virtuales gracias a un plan estratégico que contempló un beneficio de tres meses a los compradores para pagar la cuota inicial, más una rebaja del 50% en los gastos de escrituración”.

Por su parte, Gustavo Adolfo Jiménez, director de proyectos de la firma Gamatelo, dedicada al negocio de centros comerciales, dijo que “guardamos la esperanza de que podamos reanudar pronto los trabajos”.

La empresa está realizando la ampliación del centro comercial Llanogrande en Palmira, e impulsa el proyecto de Ciudad Santa Bárbara, que serán 16.000 soluciones de vivienda igualmente en Palmira, teniendo como nuevo desarrollador a la Constructora Solanillas.

Para tal efecto, señaló, que “implementamos los protocolos que exige el Gobierno para los trabajadores de la construcción bajo un pasaporte sanitario, cuyas reglas estamos cumpliendo”.

Las empresas pusieron de presente que la implementación de los protocolos significó un costo adicional en los presupuestos de obra de las firmas constructoras.

A su turno, María Isabel Arango, representante suplente de la empresa Habitek, que lleva 13 años en el mercado local, destacó que “hace unas tres semanas reiniciamos obras bajo las normas de bioseguridad, aunque el principio fue complejo por el trámite del pasaporte sanitario digital, ya que las plataformas colapsaron”.

Resaltó que en el montaje de lavamanos y sitios de desinfección, más los suministros de tapabocas, jabón y otros implementos, se dedicó una semana hasta que todo estuviera listo para la llegada de los trabajadores. La firma genera alrededor de cien empleos en la ciudad.

Los protocolos 

En Colombia, de acuerdo con los ministerios de Salud, de Vivienda y del Trabajo, de los 2.650 proyectos de obras y construcciones de vivienda inscritas, 2.180 regresaron a la normalidad. La cifra representa un 84% del total nacional.

Todas las empresas constructoras están aplicando una serie de medidas de bioseguridad fijadas en la Resolución conjunta 001 de abril 11 del 2020 para la protección no solo de obreros, albañiles, maestros de obra, sino de ingenieros, arquitectos y personal de asistencia en campo, entre otros.

Posteriormente en la Resolución 682 del 2020 las compañías deberán cumplir reglas como:

1 -Informar a los trabajadores sobre los síntomas asociados al Covid-19. Si alguno presenta fiebre superior a los 38 grados deberá ser reportado. Para ello será obligatoria la toma de temperatura al ingresar a la obra.

2 - Cada trabajador u operario tendrá que utilizar sin excepción, tapabocas, guantes y demás elementos de protección durante toda la jornada.

3 - Las empresas podrán establecer jornadas diarias de desinfección en cada área de trabajo, como también de las dotaciones de overoles, cascos, botas, guantes y elementos de protección visual y auditiva.

4 - Se exigirá el distanciamiento físico social de dos metros entre los trabajadores, evitando reuniones innecesarias y aglomeraciones a la hora del almuerzo y los refrigerios.

5 - El protocolo también prohíbe compartir elementos personales como prendas, tenedores, cucharas, platos y vasos.

6 - Un solo un trabajador, es decir, sin acompañante, deberá conducir los vehículos operativos, maquinarias y equipos.

7 - La empresa está en la obligación de dotar de varios lavamanos el sitio de la obra, con suficiente jabón líquido y alcohol glicerinado para el lavado de manos antes y después de cada jornada.

8 - Es clave que las compañías definan una estrategia para la reducción del transporte público entre los trabajadores, lo que permitirá reducir el riesgo de posibles contagios.

Para tener en cuenta

En cada obra con más de 100 obreros, habrá un inspector responsable de vigilar el cumplimiento de las medidas de prevención, así como garantizar a los posibles enfermos quedarse en casa sin temor a perder su trabajo, entre otras.

En cada frente de obra es necesario definir un espacio para aislar a quienes puedan presentar alguna sintomatología. El personal de la brigada de emergencias estará a cargo de esa labor.

Cualquier caso sospechoso de Covid-19 deberá reportarse de inmediato al director de la obra, ya que las autoridades sanitarias locales realizan un monitoreo diario en todos los sitios donde se adelantan construcciones.

Cada obrero al salir de su casa tiene la obligación de estar atento a las restricciones de movilidad y acceso a lugares públicos, evitando saludar de mano a compañeros y amigos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
0
Comentarios

Más pa'lante