TLC entre Estados Unidos y Colombia podría despejarse

TLC entre Estados Unidos y Colombia podría despejarse

Junio 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción y agencias

El Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos debatirá una ley con la que se implementaría el Tratado de Libre Comercio con Colombia, Corea de Sur y Panamá.

La Casa Blanca logró ayer un trascendental acuerdo con la oposición republicana para desbloquear el Tratado de Libre Comercio, TLC, con Colombia, el cual consiste en otorgar hasta el año 2013 ayudas y compensaciones a los trabajadores de Estados Unidos que resulten perjudicados por ese tipo de acuerdos.El anuncio fue hecho por el gobierno de Barack Obama a través de una teleconferencia, tras recalcarse que dicho acuerdo permitiría tramitar en el Congreso estadounidense el programa de Asistencia y Ajuste Laboral (TAA por sus siglas en inglés), lo cual destraba a su vez la ratificación de los acuerdos con Colombia, Panamá y Corea del Sur.El TAA permitiría una reanudación de las ayudas al entrenamiento de trabajadores estadounidenses que pierden sus empleos a causa de la competencia y los productos extranjeros.El propio Obama había amenazado con retrasar el envío de los TLC al Congreso para su votación definitiva hasta que el Congreso prorrogara el TAA, que fue extendido por última vez en el año 2009.Un funcionario del Congreso dijo que el representante republicano Dave Camp y el demócrata Max Baucus fueron claves para conseguir el acuerdo.El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, elogió el acuerdo sobre la TAA y la próxima votación de los pactos comerciales que, a su juicio, ayudarán a crear decenas de miles de empleos.El mandatario estadounidense “ha luchado por una ambiciosa agenda comercial que duplica las exportaciones en cinco años, nivela el terreno para los trabajadores estadounidenses, y refleja los valores estadounidenses”, dijo Carney.Hacia la votaciónTras el acuerdo, el Comité de Finanzas del Senado de EE.UU. realizará mañana jueves un “simulacro de voto” sobre los TLC con Colombia, Panamá y Corea del Sur para medir el apoyo real a esos tratados comerciales a través de la llamada vía rápida o ‘Fast Track’ que obliga a los legisladores a votar un texto sin hacer modificaciones. La modalidad del ‘Fast Track’ fue implementada por el Gobierno de George W. Bush para acuerdos comerciales como el Centroamericano. El presidente del comité, Max Baucus, indicó que con el “simulacro”, los legisladores aprovecharán para hacer las recomendaciones al gobierno sobre cada uno de los borradores de los proyectos comerciales.Posteriormente la Casa Blanca, luego de analizar estas recomendaciones, deberá enviar al Legislativo la versión final de cada uno para su votación definitiva, que podría tener lugar antes del receso estival que se inicia en agosto, según fuentes del Congreso.No todo está ganadoA pesar del acuerdo laboral para prolongar el TAA en favor de los trabajadores estadounidenses a fin de que el TLC con Colombia pueda salir adelante, todavía hay resistencia de algunos líderes republicanos frente a este y otros tratados.Por ejemplo, el líder republicano en el Senado Mitch McConnell dijo que se opondría a cualquier versión de los acuerdos comerciales que incluyan el Tratado de Asistencia y Ajuste Laboral, TAA.El principal republicano en el comité de finanzas, Orrin Hatch, dijo que la “decisión muy partidista" de incluir el TAA “arriesga el apoyo a este acuerdo crítico para crear empleos a nombre de un programa de beneficencia en un momento en que nuestra nación está quebrada”.Por su parte, el representante Sander Levin, el demócrata de mayor rango en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, dijo que no apoyará la ratificación del tratado de libre comercio con Colombia si no contempla un plan para aumentar la protección de los derechos laborales en Colombia.Entretanto, el principal demócrata en el subcomité de comercio de la cámara baja, Jim McDermott, se pronunció también para criticar la exclusión del plan de acción al que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se comprometió cuando visitó en abril al presidente Barack Obama, como paso previo a la ratificación legislativa del tratado comercial estancado desde el año 2006.A pesar de los cuestionamientos, Colombia ha cumplido hasta el momento el plan de acción acordado con la Casa Blanca, ya que se comprometió a impulsar leyes de protección laboral y sindical. El propio gobierno de Obama dio su visto bueno a los avances.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad