Smartphones, ¿para dónde va la industria?

Mayo 17, 2022 - 02:34 p. m. 2022-05-17 Por:
David Gutiérrez, Opinión
David Gutiérrez

David Gutiérrez, gerente comunicaciones de realme para Chile, Colombia, Perú.

Foto: Especial para El País

Más que cámaras de bolsillo, la telefonía móvil ha evolucionado a pasos agigantados.

Durante la última década hemos sido testigos de importantes cambios en la industria en su proceso “de punta a punta”; por una parte, los fabricantes de teléfonos inteligentes que no sólo se dedican a crear celulares, sino desarrolladores de procesadores y redes móviles para ofrecer conectividad.

Como usuarios, hemos normalizado tecnologías atípicas en nuestros celulares, entre las que están cantidades exuberantes de megapíxeles en las cámaras y su adopción de la Inteligencia Artificial -IA- (que aún varios no saben cómo y para qué sirve), pantallas flexibles y hasta enrollables, e incluso, sensores de bloqueo y desbloqueo con monitoreo de frecuencia cardiaca en la pantalla del terminal, entre otras.

Ahora, la investigación y desarrollo de los fabricantes se enfoca hacia otras tecnologías más allá de los smartphones.

Su objetivo es ofrecer un ecosistema inteligente al servicio del usuario final –AioT-. Realme adopto la fórmula 1+5+T, donde 1 smartphone conecta a 5 dispositivos clave (smartwatch, audífonos, tableta, computador y TVs inteligentes) para enlazar T (techlife) dispositivos inteligentes como básculas, aspiradoras inteligentes, bocinas, entre más de 61 productos de su portafolio u otras marcas del mundo Android, y todo mediante una App.

El término ‘punta a punta’ refiere a la arquitectura que comprende desde la conectividad, redes 2G, 3G, 4G, 4.5G, hasta 5G, hasta el terminal y su funcionalidad en sí. Cabe destacar que cada una de esas redes cumplió y aún cumplen funciones importantes. Dada nuestra geografía, y a diferencia de otras regiones en el mundo, en Colombia aún contamos con la red 3G, la cual sirve para conectar voz y datos en zonas rurales, e incluso apartadas del territorio donde el 4G no es una opción.

Precisamente, el 5G es la ‘joya de la corona’ en términos de conectividad dadas sus increíbles velocidades de hasta 10 gigabits por segundo y una latencia de 4 milisegundos.

Comparado con las redes actuales, el 5G representa una opción para ‘desaturar’, además de brindar velocidades increíbles y la utilidad que representa para la humanidad, no sólo de conectividad para dispositivos móviles, sino para industrias como la medicina, la movilidad, entre otras.

La industria de la telefonía móvil debe apuntar hacia la democratización de las tecnologías de punta con precios realmente competitivos para que todos tengan acceso a la conectividad móvil y a la conexión desde smartphones y otros dispositivos, que faciliten la vida de las personas a la hora de estudiar, trabajar o entretenerse.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS