Reforma pensional: la 'papa caliente' que deberá asumir el próximo Presidente

Marzo 27, 2022 - 08:00 a. m. 2022-03-27 Por:
Redacción El País
Pensiones

1,5 millones de colombianos están hoy pensionados en Colpensiones. Solo 200.000 en fondos privados.

El País

El controvertido tema de las comisiones que le cobran a los colombianos que cotizan para la pensión en ambos régimenes, el que maneja Colpensiones y el que administran los fondos privados, revivió un asunto más de fondo: la reforma al sistema pensional colombiano.

En varias oportunidades y durante los últimos años se ha planteado ese tema, pero ningún Gobierno se ha lanzado al ruedo con propuestas concretas. Claro, es un tema álgido que tocaría a todos los colombianos y afectaría la imagen de políticos y gobernantes.

Sin embargo, todos coinciden en que el país necesita una reforma pensional que solucione los problemas de cobertura, equidad y sostenibilidad fiscal.

Las cifras lo dicen todo: nuestra Nación cuenta hoy con más de 3,5 millones de colombianos que no tienen ningún tipo de protección en su vejez. Adicionalmente, el 40% de la población económicamente activa cotiza para la pensión.

Una propuesta es que se defina un nuevo régimen de transición, pero que conserve las condiciones actuales de quienes están a 10 años de la pensión.

El panorama actual del sistema pensional en Colombia es el siguiente: hay dos sistemas, el público y el privado.

En el público se cuentan cuatro regímenes: Colpensiones, el de Defensa (que incluye la Policía y las demás Fuerzas Armadas), el del Magisterio y el Fopep (Fondo de Pensiones Públicas, que es del nivel nacional). En este último están los servidores públicos, la rama judicial, la Procuraduría, magistrados, los trabajadores de la antigua Cajanal y los congresistas, entre otros.

En el sistema privado están los fondos de pensiones: Protección, Porvenir, Colfondos y Skandia.

Es de anotar que en el sistema público, el régimen que más pensionados tiene es Colpensiones: 1,5 millones aproximadamente. Le siguen Fopep con 325.000, Defensa con 250.000 y el Magisterio, 225.000. En los fondos privados se contabiliza a unos 200.000 pensionados.

¿Por qué se plantea un cambio en el modelo pensional del país?
La respuesta a este interrogante no es solo el asunto de las comisiones o el de una mayor cobertura y equidad. El tema tiene que ver con la sostenibilidad fiscal, porque al Estado le cuesta mucho seguir sosteniendo los regímenes públicos.

Las cifras oficiales dan cuenta de que anualmente la Nación debe disponer de $50 billones de su presupuesto para atender esas pensiones. De ese total, a Colpensiones se destinan $18 billones, al Fopep $13 billones, a Defensa $10 billones y al Magisterio $9 billones.

En otras palabras, asegurarles la pensión anual a 2,3 millones de colombianos que están en esos cuatro regímenes le cuesta al país $50 billones al año, algo así como el recaudo que dejarían unas seis reformas tributarias.

Por ello analistas, empresarios y el mismo Gobierno dicen que una reforma pensional es urgente.

Otra propuesta es que se modifique el promedio de 10 años para calcular la pensión en Colpensiones o en el régimen público, por el de toda la vida laboral.

¿Qué propuestas se plantean?

Las que hasta ahora se conocen son las que han expuesto algunos analistas y empresarios.

Adriana Paredes Muñoz, gerente General de Consultores - Pensiones S.A.S., opina que se debe desarrollar una política pensional más garante, equitativa e incluyente, “pero que no gire solamente en solucionar los problemas fiscales y fortalecer un régimen con jugosas ganancias a costa del marchitamiento del otro, como ha ocurrido en la práctica con todas las reformas introducidas desde la expedición de la Ley 100 de 1993”.

Añade que “existen motivos más que suficientes para abordar el tema desde otras perspectivas que estén acordes con las realidades de nuestro país y que permitan el desarrollo de un sistema de aseguramiento para todos los ciudadanos y no para quienes tienen capacidad de pago, porque hoy tenemos más de 3,5 millones de colombianos que no tienen ningún tipo de protección en su vejez, mientras que en el régimen público que administra hoy Colpensiones sólo existen un poco más de 70 personas percibiendo mesadas de $25 millones, que equivalen al 0,004% del total de sus pensionados”.

Propone que se cree un sistema de pilares en el que los dos regímenes no compitan sino que trabajen de forma armónica.

Uno de esos pilares debe ser contributivo obligatorio y estaría soportado en el sistema de reparto simple o régimen público y sus afiliados harían aportes entre 1 y 2,5 salarios mínimos para garantizar el reconocimiento de una pensión básica.

Otro pilar sería de carácter complementario y voluntario, en el que el afiliado con capacidad de pago, pueda construir a través del régimen público o privado un ahorro adicional para la vejez. La señora Paredes considera también que se deben generar cambios paramétricos como el incremento en la tasa y semanas de cotización y elevar la edad de pensión debido al aumento de la expectativa de vida.

325 mil pensionados están en Fopep, que son servidores públicos, magistrados y congresistas, entre otros.

225 mil pensionados, aproximadamente, tiene el régimen especial del Magisterio en todo el país.

“Gravar las pensiones más altas, dado los altos subsidios que estas reciben, de forma que con los tributos el Estado logre compensar el gasto público. Se deben eliminar los regímenes exceptuados que le significan un enorme gasto al país que supera el 20% del costo total del presupuesto de la nación para el pago de pensiones”, propone.

De igual manera, “eliminar el subsidio del Estado a las aseguradoras del régimen de ahorro individual por el ajuste de las rentas vitalicias por encima de la inflación, conocido como efecto de deslizamiento. Reducir los costos y/o comisiones de administración de las AFP”.

Por su parte Marcelo Duque de la firma comomepensiono.com coincide en que se debería crear un sistema que se complemente entre lo privado y lo público.

También se plantea la eliminación de los regímenes exceptuados que le significan un enorme gasto al país, pues supera el 20 % del costo total del presupuesto.

1,5 millones de colombianos están hoy pensionados en Colpensiones. Solo 200.000 en fondos privados.

Esto significa que muchas personas se puedan pensionar en Colpensiones, hasta por dos salarios mínimos, y en la medida que aumenta su nivel de ingreso hagan un aporte obligatorio a los fondos privados de pensiones obligatorias.

“Así las cosas, de acuerdo con el nivel salarial, las personas recibirían una parte de su mesada de Colpensiones y, en la medida que aumenta su ingreso, otra parte de los fondos privados”, señala.

Propone que se defina un nuevo esquema de comisiones para los fondos privados que cobre un valor fijo menor al actual y un valor adicional en la medida en que rentan más. Partiendo del hecho de que a más rentabilidad más pensión. “Eliminar los regímenes exceptuados actuales, excepto los de las Fuerzas Armadas y de Policía. Modificar el promedio de 10 años para calcular la pensión en Colpensiones o en el régimen público, por el de toda la vida y definir un nuevo régimen de transición para conservar las condiciones actuales de quienes están a 12 años o menos del momento de pensión. Es decir, mujeres mayores de 45 y hombres mayores de 50 años”, comenta el Director de comomepensiono.com.

Para Juan David Correa, presidente de Protección, el sistema complementario no funciona porque entrega subsidios donde no los debe entregar.

“Lo importante es que el sistema sea único, sea de ahorro y pongamos los subsidios para poder ayudarle a aquellas personas que no logran pensionarse a que lo hagan, pero no conservando dos sistemas diferentes. El sistema tiene que ser un modelo de ahorro individual”, dice.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS