Hoteleros en el Valle piden exoneración del impuesto predial por crisis del Covid-19

Escuchar este artículo

Hoteleros en el Valle piden exoneración del impuesto predial por crisis del Covid-19

Mayo 25, 2020 - 11:50 p. m. Por:
Redacción de El País

Los hoteles de Cali están listos para recibir a deportistas, turistas y delegaciones de los Juegos Mundiales, la ocupación está en un 90%.

El 94,1 % de los hoteles del Valle del Cauca está cerrado por la cuarentena, y el porcentaje restante está ocupado con huéspedes de larga estadía, otros que se quedaron o están en tratamientos médicos.

Esta situación ha dejado pérdidas que suman, a la fecha, $922.000 millones en el Valle; de los cuales $458.000 millones corresponden a Cali. Esto incluye ingresos que no tuvieron hoteles, restaurantes, transporte, agencias, en general todas las actividades del turismo.

Debido a esto, el sector hotelero está pidiendo ayuda del gobierno local con la exoneración del impuesto Predial del 2020 y la implementación de estrategias que reactiven el turismo, una vez se supere el aislamiento social.

Óscar Guzmán, presidente de Cotelvalle, explica qué está pasando con la hotelería de la región.

Lea además: Empresas del Valle del Cauca continúan entregando ayudas en crisis por Covid-19

¿Cuál es la petición que el sector le está haciendo a la Alcaldía de Cali?

Nos reunimos con el Alcalde de la ciudad y el Secretario de Turismo para plantearles la problemática del sector. El 70 % de los hoteles del Valle y del país tienen menos de 30 habitaciones, es decir que está conformado sobre todo por micros y pequeñas empresas, hay medianos y unos grandes que hacen parte de cadenas que llegaron a la ciudad impulsadas por los beneficios en renta que otorgó el Gobierno.

Si no hubiéramos tenido esos hoteles, no habríamos desarrollado grandes eventos culturales, deportivos y no se habría logrado la sede, por ejemplo, de los Juegos Panamericanos Junior para 2021.

¿Pero qué le plantearon al municipio?

Queríamos mostrarle que la hotelería es diferente a otros sectores productivos y hacerle dos peticiones: lo primero, que nos exoneren del pago del impuesto Predial de 2020, no que nos aplacen el cobro o lo difieran, que este año no paguemos, ese impuesto, eso sería un tema muy importante.

Lo segundo son los servicios públicos, lo que pedimos es que nos mantengan el servicio y que podamos pagarlo el próximo año, los que puedan este año que lo hagan, y los que no, que les den plazo.

Lo otro es que nos cobren de acuerdo con lo que mida el contador, no por promedio como lo han venido haciendo.

Otro punto que tratamos es que pensando en la reactivación, tenemos que ser innovadores y necesitamos unos 6 meses de mucho gasto público, eso le pedimos, que a través de una bolsa que cree el municipio, se incentive el consumo de los caleños.

Óscar Guzmán, presidente de Cotelvalle.

¿Qué tipo de incentivos?

Le pedimos crear un bono, por ejemplo, de $100.000 que distribuya el municipio para que la gente lo gaste en actividad turística, en un hotel, restaurante, bar, museo, pero que esa persona vaya con otra que gaste una cifra similar y eso se convierta en una bola de nieve económica importante, eso rápidamente se puede crecer 3 ó 4 veces más. Eso se está haciendo en algunas partes de Europa, donde el Estado impulsa el consumo.

También proponemos impulsar la economía circular para que entre los mismos caleños y vallecaucanos tengamos claro que hay que detonar la economía, por ejemplo, que los de Cartago vengan a Cali y los de acá vayan al norte del Valle, que los hoteles creen paquetes con descuentos para los fines de semana. Trabajar en una economía circular.

¿Usted dijo que la situación de la hotelería era diferente a la de otros sectores, por qué?

El sector agrícola, por ejemplo, de la caña, puede cosechar, transformarla en azúcar, alcohol y almacenar y sino pueden vender hoy, lo pueden comercializar en 6 meses. Gran parte de la industria puede hacer lo mismo, es decir tienen un producto tangible.

En la hotelería no se puede hacer eso, no puedo recoger las noches de más de dos meses sin operar y luego venderlas. No, acá lo que no se vendió, ya no se venderá nunca. Por eso vivimos una situación distinta a otros sectores.

La hotelería es una de las actividades que más genera empleo y en este momento de los 1.196 establecimientos de hospedaje formal que tiene el Valle del Cauca, de estos hay 510 que son hoteles que pueden albergar 27.000 huéspedes. En este momento el 94,1% de estos están cerrados temporalmente. Además, el 47,8% está con riesgo de cerrar la operación.

Generamos el 7,3% de los empleos de la región, eso nos da 5.731 empleos de establecimientos con registro Nacional de Turismo. Hemos calculado uno 3901 empleos indirectos y en temporadas altas son 9.632 puestos en el departamento.

¿A cuánto ascienden las pérdidas?

Desde que empezó la pandemia, solo en hotelería calculamos una pérdida de $218.628 millones en el Valle, de los cuales $122.000 millones corresponde a Cali.

Si hablamos de toda la cadena, hoteles, restaurantes, transporte, agencias, las pérdidas llegan a $922.000 millones en el Valle del Cauca.

¿El sector ha podido acceder a créditos?

Un hotelero que tiene tres establecimientos, entre ellos el mejor hotel boutique de esta ciudad, me contó que no le prestaron plata porque le dijeron que el sector de turismo es de alto riesgo. Los recursos de Bancoldex con garantías del Fondo Nacional de Garantías no han sido para el Valle del Cauca, no le han prestado al sector hotelero y al turismo, entonces la situación cada día se pone más difícil, así nos digan abran mañana, los hoteleros no se saben cómo.

Algunos calculan que solo abrirían con el 50 % de los empleados. La situación de restaurante, bares, de la cultura, todos están igual, pero creo que una de las grandes tablas de salvación la puede dar el alcalde, porque el decreto 461 del 2020, faculta a los mandatarios, para que tomen decisiones relacionadas con los impuestos territoriales.

¿Qué dijo el Alcalde sobre la propuesta de los hoteleros?

Estamos esperando una nueva reunión, pero insistimos en que la situación es dramática, los hoteles en este momento están sin operación y sin dinero y pagando unos costos fijos y variables porque solo el 11% de los empleados han sido despedidos. Los que no están por cerrar, contemplan la insolvencia, otros quieren vender. Hay que tener en cuenta que una ciudad sin hoteles no tiene turismo. Sino hay ayudas de fondo será difícil salir adelante.

Lea además: Empresas del Valle del Cauca continúan entregando ayudas en crisis por Covid-19

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS