Conozca qué tan felices son los colombianos en su trabajo, ¿cómo se siente usted?

Conozca qué tan felices son los colombianos en su trabajo, ¿cómo se siente usted?

Septiembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. | Reportera de El País
Conozca qué tan felices son los colombianos en su trabajo, ¿cómo se siente usted?

Sin importar la profesión, una encuesta reveló que el 71% de los colombianos no son felices con su trabajo.

El 71 % de los trabajadores dicen que son infelices en sus empleos. ¿Realidad del mercado laboral?

Muchos colombianos podrían opinar que no hay algo peor en la vida que llevar varios meses sin poder conseguir un empleo. Sin embargo, para otro grupo de la población sí hay cosas peores, y una de ellas es tener que pasar más de ocho horas diarias en una ocupación que no los hace feliz.Un reciente estudio del portal Trabajando.com encontró que el 71 % de los colombianos no es feliz en su trabajo. Si tenemos en cuenta toda la población ocupada actualmente 21,2 millones de personas, estaríamos hablando de que hay 15 millones de colombianos infelices con su labor diaria. Aunque es una cifra muy alta, Ricardo Garcés, gerente de Trabajando.com, dice que no es de sorprenderse porque esa tendencia no solo se marca en el país, sino que sucede lo mismo en otras naciones de Latinoamérica y del mundo, donde lo que se evidencia es que la gente no puede desarrollar sus proyectos de vida y eso causa infelicidad.Explica que en el caso de Colombia lo que se deduce es que los trabajadores quisieran dejar de ser asalariados y dedicarse más al desarrollo de un negocio propio, reconociendo que esa opción implicaría quizás muchas más horas laborales. “La encuesta nos muestra que las personas deben ser muy cuidadosas a la hora de cambiar de empleo, porque a veces toman la decisión por el salario y se encuentran con ambientes laborales hostiles”, dice. Según el estudio, el 41 % de los entrevistados sería más feliz si tuviera un buen ambiente laboral, incluso por encima de un mejor salario.Pero tras estas opiniones de los colombianos hay una realidad y es la situación del mercado laboral del país y la calidad del empleo, que aunque mejora, aún no es lo ideal. Para Juan Carlos Ramírez, director de la Asociación de Gestión Humana (Acrip) en el Valle del Cauca, hay dos elementos que impactan la felicidad en el trabajo. Por un lado, el mercado laboral, dado que cuando hay sociedades que tienen pleno empleo, las personas fácilmente pueden renunciar a una labor en la que no están felices y aspirar a encontrar de forma rápida otra ocupación. Pero en Colombia, la situación no es esta y por lo tanto, las personas que consiguen un empleo se aferran a él por subsistencia. “Si el trabajador no tiene otra opción sino ser operario, vendedor, taxista, cuando ha estudiado o prefiere hacer otras cosas, pues difícilmente estará satisfecho o feliz con su empleo. Lo hacen porque necesitan ganar dinero”.Por otra parte, asegura el directivo, está la precupación de las empresas por mejorar el ambiente laboral y hacer de la organización un sitio agradable para laborar, donde se respete a las personas, se tenga un jefe con liderazgo y promueva el desarrollo personal. “Hay más empresas que transitan en este camino y de pronto en unos años sea una tendencia generalizada, pero hoy en día hay organizaciones que no prestan cuidado a este tema que es uno de los elementos que genera felicidad para los empleados”, asegura. ¿Qué dicen las cifras? Un estudio del Centro de Investigaciones Económicas y Social (Fedesarrollo) indica que la tasa de subempleo -que se refiere a los trabajadores que expresan su deseo de mejorar el salario, trabajar más horas o que sienten que no aprovechan su potencial- ha venido en descenso del 45 % (promedio última década) al 37 % de los ocupados, según cifras a marzo de este año.Eso implica que hay en el país 8,5 millones de personas inconformes con su labor del total de la fuerza laboral.Leonardo Villar, director de Fedesarrollo, explica, que las razones para esta mejoría tienen que ver con el repunte de la economía, el aumento de puestos de trabajo formales, además de tener una población más educada. Si hablamos solo de Cali, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) señala, que el 30,2 % de la población económicamente activa de la ciudad está inconforme con su trabajo (subempleo subjetivo), es decir, unas 395.000 personas para el trimestre de mayo-julio. Además hay 334.000 caleños que no están contentos con su salario y 136.000 que opinan que trabajan insuficiente número de horas, de acuerdo con el Dane. Pero, recalca Jhon James Mora profesor del Departamento de Economía del Icesi, que sí la felicidad depende de la satisfacción en el puesto de trabajo actual, las cifras del Dane también indican otros resultados. Por ejemplo, al mes junio de este año el 84,1 % de los trabajadores de Cali dijeron estar satisfechos con su trabajo y un 76 % aseguró que no quiere cambiar su labor actual. Las cifras son aún más altas para ciudades como Bogotá. Satisfacción y felicidad parecen ser dos cosas diferentes para los trabajadores colombianos, pero tras las cifras hay rostros como el de Óscar Alberto Bonilla, un joven que trabaja en mercadeo con una empresa de alimentos y que declara que no es “totalmente feliz” en su empleo, lo sería si tuviera más horas de trabajo. “Me decepciona que no me tomen en cuenta para un ascenso cuando hago un buen trabajo”, dice.Sin embargo, este joven que ya tiene hijos, teme renunciar y no encontrar rápidamente una buena ocupación, por lo tanto, afirma que no hay felicidad completa. Ambiente laboral Carmen Inés Molina, directora de recursos humanos de Gases de Occidente, firma que fue seleccionada por Great Place to Work en 2013 como una de las mejores empresas para trabajar en Colombia, explica que la satisfacción de los empleados se debe al buen ambiente laboral de la organización y que esto se genera gracias al compromiso de la alta gerencia. “Hay una preocupación de la compañía por hacer que los colaboradores sientan que están en un buen lugar para trabajar cuidando el clima laboral que implica una cultura de respeto por el ser humano”, dice. Para esta ejecutiva, que se declara feliz en su empleo, hoy en día uno de los grandes retos de las áreas de gestión humana es buscar que el desarrollo de las personas y el clima laboral contribuyan con el crecimiento de las empresas y al mismo tiempo generen esa felicidad que buscan los empleados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad