Julio Avelino Comesaña, un viejo querido que busca el título con el Junior

Julio Avelino Comesaña, un viejo querido que logró su tercer título con el Junior

Diciembre 16, 2018 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango/Reportero de El País
Julio Comesaña

Julio Comesaña, técnico del Junior de Barranquilla.

Colprensa / El País

Julio Comesaña (Montevideo, 1948) ha sido entrenador del Junior de Barranquilla en ocho oportunidades. Es ya una especie de gusto adquirido por parte de la dirigencia y de la hinchada del cuadro ‘Tiburón’, que siempre que se encuentra en un apuro deportivo, llama al uruguayo para que él vuelva y ponga la casa en orden.

Jocosamente, cada que el cuadro costeño (del que también fue jugador) empieza a perder partidos con un técnico diferente a Julio, los fanáticos y la prensa empiezan a decir frases como “ya le van a poner los tiquetes a Comesaña” o “ese contrato está guardado desde hace veinte años”.

Y, en realidad, eso no es una exageración, porque el colombo-uruguayo asumió por primera vez la dirección técnica del Junior en 1991. Lo demás es una larga historia construida en siete etapas más: 1992-1994, 1997, 2002, 2008-2009, 2014, 2017 y 2018.

En lo que han sido todas esas ‘vidas’ al frente del equipo rojiblanco, Julio Avelino suma tres títulos, el de la Liga de 1993, el de la Copa Colombia del 2017 y el de la Liga Águila del segundo semestre del 2018, tras vencer al Medellín en una dramática final. 


. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

Lea también: "Mañana será otro día y el domingo vamos por el título": Julio Comesaña

“Tiene amor por el club”

Víctor Danilo Pacheco, conocido como ‘Pachequito’, fue dirigido por Comesaña en cuatro oportunidades. Por eso no titubea al decir que el ‘charrúa’ fue el “mejor entrenador” que tuvo durante su carrera.
Para el recordado exvolante, el éxito de Julio con el Junior se debe a “al amor que tiene por el club, por esta camiseta y por los jugadores nuestros”.

Víctor Danilo asegura que Comesaña es un técnico que, además, se preocupa por cada detalle de la vida personal de sus dirigidos.
“Él es un entrenador que se preocupa más por la parte humana. Te instruye, te da consejos. Y en la parte futbolística, es una biblia”, cuenta.

‘Pachequito’ recordó una anécdota del Julio exigente, pero también comprensivo. “En el año 97 jugábamos un partido un miércoles en Barranquilla contra el Cali, que tenía una bandota. Y al otro día tocaba Diomedes Díaz. Yo le pedí al ‘profe’ permiso para ir y me dijo que solo si ganábamos ese partido. Y bueno, esa noche creo que tuve mi mejor juego con el Junior. Ganamos 5-3. Yo hice dos goles y puse los pases para los otros tres”.

Otra de las razones por las cuales Comesaña es un entrañable del Junior, es por su vocación por potenciar las divisiones menores del club costeño.
Un testigo de ese trabajo es Martín el ‘Toro’ Arzuaga, quien en el 2002 fue dirigido por el uruguayo en el famoso Junior apodado el ‘kinder’ de Comesaña, en el que despuntaron también jugadores como César Fawcett, Léiner Rolong, Macnelly Torres, entre otros.

“Ese proceso que tuve con Comesaña es parecido al que se está viviendo ahora con jugadores jóvenes como Luis Díaz, Gabriel Fuentes, Daniel Moreno, entre otros. Nuestros resultados no fueron inmediatos, pero luego el Junior vio los frutos. Julio sabe potenciar a los jugadores jóvenes y estoy contento de que la vaya bien. Ojalá se le pueda dar el título de Liga”, afirmó el ‘Toro’ de Becerril.

A eso, ‘Pachequito’ le agrega: “cree plenamente en los jóvenes y no tiene miedo de ponerlos”.

Fabio Poveda, reconocido periodista barranquillero, asegura que a Comesaña no hay que medirlo por los títulos, sino “por todo lo que le ha dejado al equipo”.

“Mucha gente se pregunta qué ha ganado Julio, pero no se fija en todas las cosas que le ha dado a la institución. En sus ciclos con el equipo, siempre deja algo. La temporada en la que más mal le va, deja como mínimo un jugador de categoría”, expresó el periodista.

Hay que recordar, por ejemplo, que el veterano entrenador fue el responsable de la consolidación de delanteros que le dieron muchos goles y ganancias al club, como por ejemplo Teófilo Gutiérrez (quien hoy es uno de los referentes del equipo) y Carlos Arturo Bacca.

Después del trago amargo de perder la Suramericana ante Paranaense, el sabio Comesaña logró un título  más que justo y merecido, porque, como lo dice el ‘Toro’ Arzuaga, “así termina de demostrar lo grande y valioso que es para el Junior”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad