Escuchar este artículo

Diego Pombo presenta su 'Jardín Psicotropical', un libro para ver y oír

Octubre 05, 2020 - 12:11 a. m. Por:
Redacción de El País
El jardin psicotropical, de Diego Pombo

Es el primer libro, que yo sepa, de esta índole. O por lo menos nunca he visto que exista un libro con música original e imágenes de este tipo”, comenta Pombo.

Foto tomada del libro ‘El jardin psicotropical’

Encontrar caras en donde solo hay nubes o en la parte delantera de los carros ha sido uno de los mayores pasatiempos del artista plástico Diego Pombo, quien nació en Manizales en 1954, pero se mudó a Cali cuando tenía tan solo 3 años, por lo que hoy es un caleño de corazón.

Pombo de forma inconsciente fue ejercitando su cerebro y sus ojos para encontrar lo oculto a simple vista y así, más adelante, cuando ya las artes fueran su profesión, pudiera hallar con facilidad los rostros y eventos que se creaban entre las manchas de la pared, el follaje o el papel de regalo.

Es así como el año pasado lanzó su libro ‘En Lugar de la Mancha’ (que partió de buscar formas entre las manchas de pintura en las paredes de su estudio de trabajo) y a finales de este mes dará a conocer su obra ‘El Jardín Psicotropical’.

“La pareidolia es un fenómeno innato, en el que tenemos la facultad de estar relacionando inconscientemente las formas que vemos, con otras formas. Encontramos dentro de un estímulo visual -ya sean las humedades, las texturas de las rocas, el follaje de la selva, las nubes-, caras o personajes. Ese fue el ejercicio que hice para esta serie de imágenes para ‘El Jardín Psicotropical’, donde yo observo esa maraña de esa selva, la veo de manera desenfocada, entrecerrando los ojos, para encontrar esos personajes y escenas”, explica Pombo.

Luego de determinar lo que, para él, está oculto en esa imagen, el artista de forma digital va quitando las partes que sobran y va delineando las siluetas y los rostros ocultos.

“Primero las encuentro con los ojos y luego manualmente retiro lo que sobra, para tener el perfil, el personaje. Como un escultor que coge un bloque de mármol y ve en él lo que quiere crear, el rostro, la cabeza, el cuerpo, y comienza a quitar, con martillo y cincel, lo que no hace parte de la imagen. Es el mismo principio, es el mismo proceso”, aclara Pombo.

Cada imagen se encuentra acompañada por un código QR, que puede ser leído con el celular, y que redirige al lector a un link con la canción.

Lea también: Reporteras, el libro en el que periodistas de Cali hablan de los secretos del oficio

Entre las imágenes que creó el artista se puede divisar una pareja dándose un beso, un baterista tocando su instrumento para el público que lo observa, o un hombre con un sombrero de ala ancha lleno de flores.

Pero la gran sorpresa del libro no es la de poder descubrir a esos personajes creados a partir de flores y hojas, lo verdaderamente asombroso es que a cada una de las obras del autor, se le compuso una canción basada en la imagen.

Para tal locura, Pombo invitó a reconocidos músicos nacionales e internacionales como Francisco Zumaqué, Harold López-Nussa, Lucía Martínez Alonso, Edmar Castañeda, entre otros, para que observaran alguna de sus creaciones y compusieran, con base a ellas, lo que les naciera.

La idea nació con un diálogo que mantuvo el artista plástico con el compositor Zumaqué, un día en que se lo encontró en una obra de teatro. “Le mostré el libro ‘En Lugar de la Mancha’ y él me propuso que hiciera lo mismo, pero esta vez con músicos”, narra Pombo.

Como él antes de ser pintor fue músico y tocó con muchos de los músicos que aún están vigentes en Cali, conocía a gente de calidad para llevar a cabo tal locura. Contactó a los músicos, les dio a escoger una imagen y ellos hicieron la música. Algunos, como José Aguirre, la grabaron en grandes estudios, otros solo con sus celulares. Pero, “de todo eso salieron cosas muy lindas”, que podrán ser escuchadas y apreciadas en el libro.

Lea también: La leyenda negra, un ensayo sobre Andrés Caicedo y la madurez del lector

Rumbo al teatro

El primer libro con poetas y el segundo con músicos. Para coronar todas las artes a Pombo solo le falta el teatro y esa meta está próxima a cumplirse.

Según el artista, con el grupo de teatro al que pertenece, está pensando en montar una obra sobre ‘El Jardín Psicotropical’, que contará con la música del libro, ya que los músicos le dieron a Pombo los derechos

La historia, se desarrollaría en mundo distópico, en el que acaba de pasar una hecatombe atómica y lo único que sobrevivió fueron unos vegetales que tienen un parecido con los humanos por algún cruce genético, “haciendo que se parezcan a lo que se ve en el libro. Algo así he pensado”, dice Pombo.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS