¿Cómo comprar por internet con CVV sin tarjeta de crédito?, aquí le contamos

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Las nuevas opciones para comprar en internet sin tarjeta de crédito

Julio 12, 2019 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Compras Online Ecommerce Internet

Davivienda, Banco de Bogotá, Nequi y otros bancos permiten tener este código en tarjetas virtuales 'prepago'. Así funcionan.

Pexels

Pagar en línea un domicilio en Rappi, una carrera en Uber, o una suscripción en HBO o Spotify, es ahora mucho más fácil con el crecimiento de la oferta de tarjetas ‘digitales’ en los bancos del país, productos que incluyen códigos de verificación CVV, un número de tres o cuatro dígitos que hasta hace poco era restringido a las tarjetas de crédito físicas.

Las ‘e-cards’ ofrecidas por Nequi (de Bancolombia), BBVA y Davivienda, o las tarjetas débito de Banco de Bogotá, ofrecen las mismas posibilidades del dinero plástico, sin tener que pagar cuotas de manejo y otros cargos similares.

Se recargan desde cuentas de ahorros o corriente a través de aplicaciones móviles o billeteras digitales.

Con ellas, las entidades bancarias están respondiendo a una creciente demanda de los colombianos por las transacciones en internet, que por primera vez superan en monto a las realizadas en oficinas físicas.

El año pasado, los pagos a través de internet alcanzaron los $2.800 billones, y representaron el 39 % de los movimientos de los usuarios, según la Superintendencia Financiera.

Una de las opciones de tarjetas digitales es la nueva ‘e-card’ de Davivienda, la cual es administrada a través de la aplicación Daviplata, que a diferencia de los plásticos tradicionales, no cobra cuota de manejo, pero sí tiene el código CVV para acceder a comercios nacionales e internacionales en convenio con Mastercard.

La tarjeta se recarga desde la misma app y las compras se debitan inmediatamente de la tarjeta en el momento del pago.

Margarita Henao, vicepresidente de productos de banca personal y directora de DaviPlata, señaló que la nueva e-card hace parte de otras estrategias del banco en ‘fintech’ o digitalización financiera. “Está llegando una nueva era para la herramienta, pues lanza nuevas funciones y productos al mercado, como la posibilidad de recibir remesas sin costos y una tarjeta de crédito virtual recargable para compras online”.

Lea también: '¿Qué tan reales son los descuentos en las maratones de compras online?'.

Según Henao, el producto fue creado pensando en una necesidad cada vez más común entre los usuarios. “Es una oportunidad para satisfacer las necesidades a la mayor brevedad posible, evitándoles a las personas las largas colas en los bancos y desplazamientos de un lado a otro; y por supuesto, desestimular el uso del efectivo y avanzar en la inclusión financiera”, dice.

Otra opción similar es la tarjeta de Nequi, el ‘neobanco’ de Bancolombia, que también fue diseñada para pagar servicios online con código CVV sin cuotas de manejo ni intereses.

Activar la tarjeta tiene un costo de $3.000, y se cobran $2.000 cada mes que no se use. Si en tres meses no hay movimientos, se cancela automáticamente para no generar costos innecesarios al usuario.

Al igual que la de Daviplata, la tarjeta Nequi tiene el respaldo de Mastercard; cuenta con su número de 16 dígitos y una fecha de vencimiento.

“No tantas personas en Colombia tienen tarjetas de crédito, entonces este tipo de propuestas les da la posibilidad de acceder, por ejemplo, a los servicios de suscripciones”, explica María del Pilar Correa, gerente de Experiencia Digital de Nequi.

El ‘neobanco’ calcula que al menos el 30 % de sus 900.000 usuarios haya hecho uso de este producto al cierre del 2019.

Por su parte, el Banco de Bogotá ofrece a sus clientes la posibilidad de tener tarjetas débito físicas con códigos CVV, tal como una crédito.

“Esta funcionalidad es usada por los clientes del Banco para compras recurrentes principalmente en plataformas de televisión y apps de transporte, así como para realizar compras relacionadas con viajes (tiquetes aéreos, hoteles, entre otros) y para pagar en entidades educativas como universidades”, explica Luc Zuelgaray, director de Mercadeo de Banco de Bogotá.

$ 2.800
billones representaron las transacciones por internet en 2018, según Superfinanciera.
71,4 %
creció el monto de las transacciones hechas a través de teléfonos móviles en 2018.

Beneficios de una tarjeta ‘virtual’

  • Realizar compras y pagos por internet sin usar una tarjeta de crédito tradicional.

  • Asociar con cuentas de aplicaciones móviles de streaming, como Netflix, HBO o Amazon Prime; o de transporte, como Uber o Beat.

  • Evitar el pago de cuotas de manejo, intereses y gastos asociados a las tarjetas de crédito.

  • Usar el dinero disponible en cuentas de ahorro o corrientes, en lugar de tener que acudir al préstamo.

  • Existen dos tipos de códigos CVV. Diners, Visa y Mastercard usan códigos de tres dígitos. Mientras American Express tiene cuatro números.
Compras por el celular

En medio del auge de las transacciones por medio de internet, el segmento de operaciones realizadas a través de teléfonos es el que mayor crecimiento registra, según la Superfinanciera.

En el 2018, los montos en dinero de estos movimientos en ‘smartphones’ crecieron 71,4 %; mientras en oficinas físicas cayeron 16 %.

Esto explica una mayor disposición de los colombianos a participar en el comercio electrónico, incluso de personas particularmente jóvenes que buscan realizar pagos de bajo valor y evitar gastos adicionales.

Ese es uno de los mayores atractivos, explica la ejecutiva de Nequi: “tener una tarjeta de este tipo es mucho más barato que tener una tarjeta de crédito. No solo por no tener cuotas de manejo, sino también porque no se está comprando a cuotas sino que se paga con la plata que se tiene disponible”.

Lea también: '¿Lo seducen las compras virtuales en el exterior?, pasos para una experiencia exitosa'.

Impulso al comercio electrónico

La oferta de tarjetas virtuales que permiten a más colombianos comprar por internet representa un impulso para el ‘e-commerce’ en el país, que en el 2017 tuvo transacciones por $17.850 millones, según datos de la consultora BlackSip. Es decir, el 5,6 % del PIB nacional.

Las categorías de mayores montos de consumo son - en orden - productos multimedia, comidas y bebidas (domicilios), artículos y muebles para el hogar y ‘ropa y calzado.

Aunque las tarjetas virtuales toman fuerza, aún la mayor cantidad de pagos se hacen a través de PSE, la plataforma de pago que hace de ‘intermediaria’ entre el cliente y la tienda, para permitir el descuento de una cuenta de ahorros, y no de crédito.

Esa modalidad copa el 47 % de las transacciones; y es seguida por métodos de pago de Visa (25, 3 %), Mastercard (17,4 %) y American Express (3,5 %).

Menor participación tienen los pagos a través de corresponsales como Efecty (2,8 %) y Baloto (1,5 %).

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad