Carros: Cinco mitos de la lubricación en los vehículos

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Cinco mitos de la lubricación en los vehículos

Mayo 15, 2019 - 03:03 p.m. Por:
Redacción de El País
Los mitos de la lubricación

Un lubricante de baja viscocidad llega más fácil a los puntos críticos y reduce el consumo de combustible. Antes de elegir un aceite hay que considerar las recomendaciones del fabricante.

i Stock / El País

Por la vital labor que cumple y la forma en que opera, el sistema de lubricación es para los vehículos lo que es el aparato circulatorio para los seres humanos. Por este importante motivo, los propietarios de vehículos a motor deben conocer tanto el funcionamiento básico, como la verdad sobre los diferentes mitos relacionados con este sistema, que desempeña la muy encomiable misión de lubricar y prolongar la vida útil de los distintos y numerosos componentes de un motor.

Para conocer si estas ‘leyendas’ sobre el sistema de lubricación son ciertas o no El País ha seleccionado los cinco mitos más conocidos entre los conductores:

Mito 1

Un auto no debe consumir aceite. Falso.

Por ser un derivado del petróleo el aceite empleado en la mayoría de motores es combustible y por ende, es natural que se consuma un poco durante la etapa de combustión. Vale anotar que las altas temperaturas y las horas de uso del motor aumentan de manera paulatina el consumo de aceite entre cambios.

Mito 2

Si el aceite se ve negro es porque es de mala calidad. Falso.

Al contrario, un aceite sucio es sinónimo de un motor limpio. En este sentido vale la pena aclarar que el aceite se torna oscuro debido a la acción de sus aditivos detergentes y disgregantes, encargados de remover las partículas acumuladas en el motor por efecto de la combustión, que se quedan luego en el filtro.

Mito 3

Cambiar de marca de aceite puede afectar el motor. Falso.

Mientras sea de buena calidad y cumpla los requerimientos del fabricante del coche (viscosidad y tipo) no hay ningún inconveniente en cambiar de marca de aceite. Aunque no es lo recomendado, en caso de necesidad no hay problema en mezclar aceites de marcas y viscosidades distintas. Estos no se ‘cortan’, como muchos creen.

Mito 4

Un filtro de aire saturado afecta la calidad del aceite. Verdadero.

Cuando el filtro de aire se satura empieza a dejar pasar partículas de polvo que van a dar al depósito (cárter) de aceite para convertirse en una especie de lija fina que deteriora y merma la vida útil del motor.

Mito 5

Un aceite grueso (más viscoso) lubrica mejor. Falso.

Esto fue cierto, parcialmente, hace muchos años cuando las piezas de los motores no tenían un ajuste entre sí tan preciso como el que tienen las plantas motrices modernas, perfectamente ajustadas en fábrica.

De otra parte, es preciso aclarar que un lubricante ‘delgado’ (baja viscosidad) ofrece dos grandes ventajas, como la de llegar más rápida y fácilmente a los puntos críticos de lubricación (culata, casquetes, etc.) y la de reducir el consumo de combustible, gracias al menor esfuerzo que tiene que hacer el cigüeñal para desplazarse entre el aceite. La mejor prueba de esto son los aceites de baja viscosidad, utilizados en los motores de la inmensa mayoría de coches de vitrina.

Todo lo anterior nos permite concluir que la única recomendación sobre aceites que deben seguir los conductores es la del fabricante del coche, la cual aparece detallada en el manual del propietario.

En dicha cartilla aparece el tipo y viscosidad del aceite a usar, de acuerdo con la temperatura de trabajo (altura sobre el nivel del mar) y kilometraje del motor, que son al fin y al cabo, las únicas variables a tener en cuenta por los propietarios a la hora de cambiar el aceite de motor de sus autos.

Datos de interés 

  • El sistema de lubricación reduce notablemente la elevada temperatura generada tanto por la combustión como por la fricción entre las piezas móviles de una planta motriz.

  • Gracias a la función cumplida por el sistema de lubricación, la vida útil de una planta motriz moderna sometida a un oportuno cambio de aceite y filtro puede exceder sin problema el medio millón de kilómetros.

  • Aunque ofrecen enormes ventajas, los aceites sintéticos y otros de alto precio tienen restricciones de uso.

  • No los utilice, sin consultar antes el manual del propietario o escuchar la recomendación de un experto.

  • Los aditivos resultan innecesarios, si se usa un aceite de marca reconocida que los incluye en su formulación.
Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad