Aún es incierto el arranque de obras de la vía Mulaló - Loboguerrero

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Aún es incierto el arranque de obras de la vía Mulaló - Loboguerrero

Febrero 05, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Mulaló - Loboguerrero Vía al Mar Obras

Se estima que la construcción de la nueva carretera Mulaló- Loboguerrero podría tardar cinco años, una vez obtenga la licencia ambiental de la Anla.

Archivo de El País

El camino que tiene que recorrer el concesionario Nueva Vía al Mar, Covimar, para obtener la licencia ambiental y ejecutar el proyecto Mulaló-Loboguerrero, no está totalmente despejado.

La semana anterior el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional del Valle, CVC, aprobó la sustracción de 32,8 hectáreas de zona protegida entre Dagua y La Cumbre para permitir la construcción de la vía en esa zona.

Surtido este paso clave se espera que se avance en la obtención de la licencia ambiental que debe otorgar la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla), pero según voceros de Covimar, todavía es difícil establecer cuándo se lograría este trámite.

“Lo primero que debemos decir es que la CVC aún no nos ha notificado la resolución en la que aprueba la sustracción del área. Pero una vez lo haga y la estudiemos tenemos la opción de interponer un recurso de reposición, si tenemos algún comentario”, explicó Adriana Fawcett, gerente Jurídica de Covimar.

Agregó que si no tienen inquietudes el concesionario enviará a la Anla la información para que esta entidad reactive el estudio de la licencia ambiental, pues el trámite está suspendido y a la espera de la respuesta de la CVC, que ya se conoció.

Sin embargo, el proceso no termina ahí porque una vez la Anla declare que tiene reunida toda la información y tome una decisión sobre la licencia ambiental, a esa determinación también le cabe un recurso de reposición.

Lea también: 'Destraban licencia ambiental para obras de la nueva Vía al Mar'.

Explicó la Gerente jurídica de Covimar que de este proceso hacen parte dos grupos de personas que se declararon como interesados. “Ellos pueden intervenir y si no están de acuerdo con la decisión que tome la Anla pueden interponer recursos”.

Estos grupos están conformados por habitantes de la comunidad de Pavas y de un concejo comunitario.

Por esta razón, agregó Adriana Fawcett, que aunque el concesionario tiene toda la expectativa de iniciar pronto la construcción de la nueva vía, es difícil determinar cuándo se podría obtener la licencia ambiental, trámite necesario para arrancar las obras físicas.

Vía al Mar Mulaló Loboguerrero

Según la ANI, el concesionario de la vía Mulaló - Loboguerrero debe pedir certificación al Ministerio del Interior de que no se afecta el Concejo Comunitario del Piñal en el nuevo trazado.

Más preocupaciones

Eduardo Velasco, director territorial de la Dirección Ambiental Regional Pacífico de CVC, explicó que inicialmente la vía Mulaló-Loboguerrero no atravesaba el terreno de conservación del Cañón del Río Grande, pero que posteriormente se cambió el trazado. Por ello, se solicitó a la Corporación sustraer 32,8 hectáreas de esa área de conservación para permitir que en ese tramo protegido se construya una parte de la vía.

Allí estarían los portales de entrada y salida de un túnel de cinco kilómetros que hace parte de la nueva carretera Mulaló-Loboguerrero.

El permiso, explicó el funcionario, se otorga con unas condiciones y compensaciones que debe hacer el concesionario en otros sectores protegidos.

Según la CVC, un equipo evaluador analizó la afectación a los ecosistemas y especies dentro y fuera del Distrito de Conservación del Cañón del Río Grande, concluyendo que si bien las obras intervendrán los ecosistemas y las especies que allí habitan, dicha intervención puede ser mitigada y compensada para no afectar la integridad general del área.

Enfatizó Velasco que este fue el trámite que hizo la CVC, pero que la licencia ambiental del proyecto está en manos de la Anla.

Por otro lado, expresó el funcionario que una de las mayores preocupaciones de la comunidad es lo que pase con el acuífero de Pavas que abastece el acueducto para 10.000 personas. La vía pasaría por encima de este humedal que tiene muchos años y conserva unos 8 millones de metros cúbicos de agua.

Lea también: 'Vía Mulaló - Loboguerrero: ¿por qué sigue siendo un sueño de 'papel'?'.

“No sabemos si ese terraplén por donde pasará la vía acabaría hundiendo el acuífero, que es una bolsa de agua debajo de la tierra. Preocupa que la vía rompa ese humedal”. Para una parte de la comunidad de Pavas los estudios de Covimar no son contundentes.

Pero todas estas inquietudes están en manos de la Anla, que aún no ha informado cuándo reanudará el estudio de la licencia ambiental para este proyecto, en el que se invertirán $1,5 billones y cuya construcción tardaría unos cinco años, una vez se tengan los permisos ambientales.

Dos meses después de que la autoridad ambiental apruebe la licencia ambiental de Mulaló - Loboguerrero, se iniciaría la construcción del proyecto. to, dice la ANI.

Cómo es la vía

Mulaló-Loboguerrero será una vía totalmente nueva de 31,8 kilómetros.
La carretera atraviesa Yumbo, La Cumbre y Dagua. Los mayores beneficiados serán los transportadores que se movilicen desde el Suroccidente del país con destino a Buenaventura porque ahorrarán unos 52 kilómetros de trayecto.

Se construirá en cinco tramos. Incluye cinco túneles, el más grande de 5,3 kilómetros.

La vía tendrá 4,1 kms en doble calzada y 27,7 kms en calzada sencilla. Se construirán 47 puentes vehiculares, 4 puentes peatonales y 4 intersecciones.

Ventajas de la vía

La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, destaca como ventajas de la nueva vía Mulaló- Loboguerrero las siguientes:

Diversificación, conectividad e impulso de la economía de las poblaciones y zonas rurales ubicadas dentro del área de influencia del proyecto.

Optimización de tiempos de recorrido entre Cali y Buenaventura (52 km menos).

Desarrollo de 9 programas sociales en el área de influencia de la obra, a través de un plan de gestión social definido para el proyecto.

Agilidad en el transporte de carga hacia los puertos del Pacífico.

Importantes inversiones para el mejoramiento de la oferta ambiental.

Mejoramiento de la competitividad de la región y el fortalecimiento del comercio exterior.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad