Venezuela, Estados Unidos y los otros retos que tiene por delante la nueva Canciller

Escuchar este artículo

Venezuela, Estados Unidos y los otros retos que tiene por delante la nueva Canciller

Noviembre 28, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Claudia Blum, canciller de Colombia

Claudia Blum se posesionó como nueva ministra de Relaciones Exteriores el pasado miércoles, en reemplazo de Carlos Holmes Trujillo, que ahora funge como Ministro de Defensa.

Colprensa / El País

La recién posicionada canciller de Colombia, Claudia Blum, recibe de su antecesor, Carlos Holmes Trujillo, una cartera de Relaciones Exteriores con una amplia agenda de retos internacionales.

La psicóloga caleña, quien fue juramentada el pasado miércoles por el presidente Iván Duque, deberá, entre otras cosas, poner frente a la crisis migratoria venezolana, consolidar la relación con Estados Unidos ad portas de elecciones presidenciales, pero también con Nicaragua y Cuba, además, ‘desvenezolanizar’ el trabajo internacional para poner el foco en otros problemas, como el medio ambiente.

A esta conclusión llegaron los analistas internacionales, quienes coinciden en que Blum llegó al Ministerio en un momento muy complejo.

El primer tema de su agenda es liderar la reunión del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, Tiar, que se realizará en Colombia el próximo 3 de diciembre, con el propósito de avanzar en medidas que permitan la salida de Nicolás Maduro del poder en Venezuela.

Para eso deberá apoyar el fortalecimiento del Grupo de Lima, “el cual está sufriendo una división”, según explicó el analista internacional Enrique Daza.

“Este grupo, que se creo con la finalidad de sancionar el Gobierno de Venezuela, está entrando en una grave crisis porque fracasó el plan de Trump de tumbar a Maduro. México y Argentina no comparten la visión de EE.UU, y eso está generando división... El anterior Ministro había hecho una apuesta de apoyar a Guaidó, que está perdiendo fuerza y legitimidad en Venezuela. En este sentido, unos de los principales retos de Blum será definir la reacción de Colombia ante esa nueva situación”, aseguró el analista.

Vea también: Tiar perseguirá aliados de Maduro relacionados con narcotráfico

Opinión similar tiene Juan Nicolás Garzón, profesor de la facultad de derecho y ciencias políticas de la Universidad de la Sábana, quien considera que el país se ha desgastado mucho con el famoso cerco diplomático, que buscaba posicionar el gobierno de Guaidó en el país vecino.

Garzón anotó que “la iniciativa se ha venido debilitando progresivamente. El cerco diplomático no generó los resultado que el Gobierno esperaba, lo que requiere que Blum lidere una reorientación de esa estrategia”.

Todo esto, sin perder de vista, a los cerca de 1.500.000 migrantes provenientes de Venezuela que viven hoy en Colombia. De allí que sea la Ministra la encargada de gestionar las ayudas económicas con países cooperantes y coordinar el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones.

En estas tareas, los mensajes en contra del régimen de Nicolás Maduro, además de su postura de rechazo a los países que lo apoyan, serán cruciales para la opinión pública a la hora de medir la efectividad de su gestión.

Lea también: EE.UU. reafirmó su apoyo a Duque y celebró esfuerzos para dialogar con manifestantes

EE. UU., un aliado caprichoso

Según los expertos, la Canciller tiene que poner especial atención a la relación con el Gobierno de los EE. UU., “que se ha caracterizado por ser bastante caprichoso”.

“Trump acostumbra a maltratar, incluso, a sus propios aliados, y así es muy difícil manejar las relaciones que tiene con Colombia”, señaló Daza.

Por su parte, Garzón acotó que Blum tiene que entrar a evaluar esta situación, aún más cuando ese país está ad portas de entrar en periodo de elecciones.

“Seguramente lo que podemos esperar es que Trump arrecie su posición en contra de la migración ilegal hacia EE. UU. y el tema de las drogas. El primero toca tangencialmente a Colombia y el segundo es determinante en la relación entre los dos países. Ahí debe haber una reconfiguración, porque este aliado no es necesariamente confiable y estable”, dijo.

No obstante, la nueva Ministra tendrá el desafío de llevar la relación con EE. UU. más allá de la lucha antidroga, pues si bien el Gobierno de Iván Duque ha logrado detener la extensión de los cultivos ilícitos, lo que ha mejorado la imagen que Trump tiene de Colombia, la apuesta deberá trascender a mejores condiciones de intercambio comercial y acuerdos de extradición, entre otros.

Le puede interesar: Francisco Santos afirma que se mantendrá en embajada de EE.UU. tras reunión con Duque

Nicaragua y Cuba

Otro tema álgido al que la Canciller tendrá que hacer frente es el manejo del proceso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, sobre el área limítrofe entre Colombia y Nicaragua, que no ha sido resuelto. La funcionaria deberá dar salida al conflicto binacional que ya supera los 16 años.

“El Gobierno tiene que insistir en reivindicar de manera consistente la soberanía colombiana sobre el Archipiélago. Con respecto a Nicaragua tendrá que seguir defendiendo la soberanía de San Andrés en los dos casos que hay en la Corte Internacional de Justicia”, afirmó Garzón.

En esta misma línea, el analista apuntó que la Ministra tendrá que mantener y estrechar las relaciones bipartidistas con EE. UU y la Unión Europea.

Lea además: Colombia no votó propuesta en la ONU para que EE.UU. levante embargo sobre Cuba

“Otro reto sería fortalecer la participación del país en los espacios de multilateralidad. Colombia se ha destacado históricamente por ser el país cumplidor de las normas internacionales y proclive a la creación de las instituciones de este carácter, esta apuesta es muy valiosa”, apuntó Garzón.

En cuanto a las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Cuba, el experto refirió que el hecho de que Colombia se abstuvo de votar a la resolución presentada por ese país en la ONU para exigir el fin del embargo estadounidense, puso en riesgo su relación, “que ha sido históricamente valiosa”.

La Ministra deberá demandar la cooperación de los estados en la lucha contra el terrorismo y reafirmar que los miembros del equipo negociador del ELN no estén en Cuba.

Foco en otros temas internacionales

Para el politólogo Fernando Giraldo, uno de los retos más importantes que debe asumir la Canciller “es no perder de vista otros temas internacionales que no son Venezuela”.

En un primer plano, Giraldo explicó que Blum debe “recuperar la confianza de la comunidad internacional que había logrado crear el anterior Gobierno, especialmente con la firma de los Acuerdos de Paz”.

“Por otro lado, las relaciones con América Latina se tienen que ‘desvenezolanizar’. Hay otros temas que requieren de la atención de la diplomacia colombiana, como el medio ambiente. La comunidad internacional tiene una alta espectativa, por ejemplo, de que nosotros cumplamos un papel contundente al lado de Brasil, Perú, Ecuador y Paraguay en lo relacionado con el Amazonas”, explicó el politólogo, que finalmente señaló que la nueva Ministra deberá, además, ayudar a reactivar los proyectos de la Alianza del Pacífico, creada en 2011 por los gobiernos de Chile, Colombia, México y Perú.

¿Quién es Blum?

La nueva canciller nació en Cali. Estudió psicología en la Universidad del Valle y tiene una maestría en Ciencia Política de la Universidad Javeriana.

En el 2005 fue elegida como la primera mujer presidenta del Senado.

Entre 2006 y 2010 se desempeñó como embajadora ante las Naciones Unidas.

Ha estado vinculada a los partidos políticos Nuevo Liberalismo y Cambio Radical. También fue aliada del expresidente Andrés Pastrana.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad