Usuaria de EPS devolvió cama hospitalaria porque el color no combinaba con los de su casa

Escuchar este artículo

Usuaria de EPS devolvió cama hospitalaria porque el color no combinaba con los de su casa

Agosto 23, 2019 - 10:16 a.m. Por:
Colprensa
Nueva EPS

En julio se presentaron más de 450 acciones judiciales contra la Nueva EPS pidiendo servicios no incluidos en el Plan de Beneficios.

Agencia Colprensa

Una usuaria de la Nueva EPS interpuso una tutela para que se le entregara una cama hospitalaria para uno de sus hijos, recurso que fue fallado a su favor por un juzgado de Valledupar.

Sin embargo, la afiliada no quiso recibir ese elemento médico bajo el argumento de que el color beige de la cama no le combina con los que tiene en su casa.

Además, señaló que era muy angosta y que su hijo estaba acostumbrado a una cama amplia lo que motivó un incidente de desacato en contra de la entidad.

Este es uno de los ejemplos del listado de las tutelas más absurdas en contra de la Nueva EPS que han inundado el sistema judicial buscando elementos que, aparentemente, son para mejorar la salud de los afiliados.

Lea además: Colombia propuso pacto regional para mitigar incendios en la Amazonía brasileña

Sin embargo, se ha comprobado que en ocasiones se interponen esos recursos jurídicos para exigir materiales que no tienen que ver con aliviar esas condiciones o que no cumplen con requisitos particulares, como en el caso de Valledupar.

José Fernando Cardona, presidente de la entidad, hizo un llamado a los jueces y señaló que “este tipo de decisiones, obligan a destinar millones de pesos a servicios no salud, lo cual atenta contra los recursos presupuestados para generar una atención integral”.

Cardona precisó que en julio pasado en contra de la Nueva EPS se interpusieron 476 acciones judiciales en los que se pedía que se ampararan servicios no incluidos en el Plan de Beneficios como elementos de aseo y cuidado personal (pañales y pañitos), soportes en casa (camas, colchonetas y cojines), cuidadores domiciliarios, hospedajes, alimentación, cosméticos, entre otros.

En el listado de las peticiones excéntricas hay de todo. Por ejemplo, un afiliado pidió vía tutela unas gafas marca Antonio Banderas para unos lentes Transitions que le fueron ordenados por el servicio de optometría.

En otro caso, un juez le ordenó a la entidad que le suministrara los elementos necesarios para que uno de sus usuarios, que está en condición de discapacidad, practicara bochas, un juego ancestral que usa pelotas. El fallo judicial no solo ordenaba la entrega de las bolas, sino también las bebidas hidratantes para que practicara ese deporte.

El equipo jurídico contestó la demanda indicando que los insumos requeridos para la práctica del deporte no corresponden a servicios de salud y, por lo tanto, no son financiables. No obstante, un juez consideró que, aunque el deporte es un derecho económico, social y cultural, podía elevarse a la categoría de fundamental y ordenó a la Nueva EPS el suministro de los insumos deportivos y la bebida hidratante al afiliado.

Para dar cumplimiento a lo ordenado, la entidad tuvo que comunicarse con el Comité Paralímpico Colombiano, quienes facilitaron el contacto de la firma portuguesa que importa ese tipo de suministros médicos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad