"Sin licencia ambiental el proyecto del Canal del Dique no se hace": Ministra Muhamad

Agosto 26, 2022 - 11:31 p. m. 2022-08-26 Por:
Colprensa
Susana Muhamad

Susana Muhamad, ministra de Ambiente.

Foto: Colprensa

La ministra de Ambiente, Susana Muhamad, dijo que, si la licencia ambiental no llega a buen término, el proyecto de la App del Canal del Dique no se hace, porque se tiene que lograr una concertación territorial de verdad con las comunidades de Atlántico, Bolívar y Sucre, que están rodeadas por este cuerpo de agua.

Su pronunciamiento lo hizo este viernes 26 de agosto, durante la Comisión Ambiental organizada por el Congreso de la República en el Municipio de Santa Lucía, Atlántico.

“Como ministra de Ambiente, escuchando en el empalme advertimos que el instrumento ambiental, que no es ningún instrumento de la norma, es un instrumento que se inventaron, llamado ‘Plan Hidrosedimentológico’ no es un instrumento ambiental adecuado para este proyecto”, dijo inicialmente.

Lea además: Supersociedades ordena liquidación judicial de dos compañías del consorcio Centros Poblados

Seguidamente dijo que “este proyecto tiene una dimensión compleja sobre los espacios del agua. Tiene una interrelación compleja con las comunidades que viven de la pesca, de la agricultura, que no es solamente la sedimentación en la Bahía de Cartagena y el problema de los corales, que también es muy grave, que sí es muy grave y que hay que abordar, pero que nosotros no podemos por permitir la navegabilidad terminar con la conectividad del agua en esta ecorregión. Y que nos toca contabilizar técnicamente las necesidades de protección por riesgo con las necesidades de manejo hídrico inteligente de la zona para garantizar la pervivencia de las comunidades”.

“Desde el sector ambiental, y ya lo conversamos con el ministro (Transporte), con el director de la ANIF, y ya la aceptaron también, se va a incluir en los pliegos, actualmente en discusión, el requerimiento de licenciamiento ambiental para este proyecto. Ese es el primer punto. Requerimiento de las comunidades y derecho de la norma”, añadió.

Sostuvo que “el licenciamiento ambiental, si se adjudica ahora al proyecto o más adelante, es una decisión técnica compleja que hay que examinar, significa que se hace estudio de impacto ambiental integral en toda la ecorregión y la zona de influencia con líneas bases sólidas y que también integraremos el tema del conocimiento territorial y social de las comunidades”.

“Porque muchas veces la comunidad, a mí me pasó como secretaria de ambiente de Bogotá. La comunidad me decía que estaba pasando en un humedal en particular y la empresa Acueducto me decía que no y después íbamos a mirar técnicamente y la comunidad tenía razón. Así que lo que ustedes han dicho aquí para mí y para el Gobierno no son comentarios sueltos, son ya claves de conocimiento del territorio sobre la necesidad de ver los impactos de la sedimentación en la pesca, como sería el sistema de exclusas, que significa eso en relación con las ciénagas. Es lo responsable mirar eso con total detenimiento”, manifestó Muhamad.

Le puede interesar: Los polémicos casos que habrían ocasionado la suspensión de bombardeos en Colombia

Manifestó que “el instrumento es la licencia ambiental. Haciendo una línea base seria, haciendo un estudio de impacto ambiental serio, que le vamos a hacer unos términos de referencia bien diseñados y después, en el proceso de licenciamiento y en la norma, norma, que pensamos transformar”.

Afirmó que “la audiencia pública debe ser obligatoria y en un proyecto lineal tan amplio no es solo una audiencia pública, porque el proyecto de más de 100 kilómetros va atravesando regiones diversas y tenemos que tener la posibilidad de entender que: primero cuáles son los impactos; segundo si las mitigaciones son suficientes; tercero construir las compensaciones y los acuerdos sociales regionales que hagan viable o no el proyecto”.

“Si la licencia ambiental no llega a buen término el proyecto no se hace, porque tenemos que lograr una concertación territorial de verdad. Y eso implica ser responsables con los espacios del agua”, reiteró la funcionaria.

“Lo que sí escuché es que la mayoría, un porcentaje altísimo, considera el proyecto de importancia. Lo que pasa es que quieren que haya seriedad en el manejo ambiental y en conocer las realidades y las afectaciones y que eso se tome en cuenta para los diseños, se tome en cuenta para las mitigaciones y se tome en cuenta, en el caso de ser necesario, para las compensaciones. Que eso sea justo”, terminó diciendo.

VER COMENTARIOS