Ola de denuncias por supuestos ingresos a unidades en Bogotá sería producto del pánico

Escuchar este artículo

Ola de denuncias por supuestos ingresos a unidades en Bogotá sería producto del pánico

Noviembre 23, 2019 - 09:04 a. m. Por:
Colprensa
Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá

Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, hizo un llamado a la ciudadanía a la calma y a evitar caer en la trampa de quienes buscan generar terror.

Foto: Archivo de El País

Como ocurrió la noche del jueves en Cali, una ola de denuncias sobre el supuesto ingreso de vándalos a conjuntos residenciales circularon masivamente al final de la jornada de este viernes en Bogotá.

Las denuncias comenzaron en el sector del Tintal y se trasladaron luego a Castilla, Villas de Granada, Suba y Colina Campestre, entre muchos otros barrios del sur, el occidente y el norte de la capital colombiana.

Con un video, desde el Centro de Mando de la Policía, el alcalde Enrique Peñalosa aseguró que las denuncias no correspondían a la realidad. "Hemos revisado cientos de llamadas. Prácticamente en la totalidad de los casos nunca ha sido algo real".

También reconoció que existía la posibilidad de que personas inescrupulosas estuvieran fingiendo que van a escalar una reja, con la finalidad de generar temor y aumentar el pánico colectivo. "Parece que es algo orquestado", agregó.

Hizo un llamado a la ciudadanía a la calma y a evitar caer en la trampa de quienes buscan generar terror. Señaló que en algunos casos, cuando se escucharon disparos, la Policía acudió a investigar para encontrar que son vecinos del sector, que en medio de la tensión, hacen disparos al aire.

Esta misma situación se habría registrado en Cali el jueves, cuando se adelantaron las marchas del paro nacional.

En la tarde y la noche se esparcieron rumores sobre el supuesto ingreso de vándalos a conjuntos residenciales, que finalmente no pudieron ser verificados por las autoridades correspondientes.

Lea además: Esmad dispersó manifestantes que llenaron la Plaza de Bolívar durante cacerolazo en Bogotá

El general Óscar Atehortúa, director de la Policía, dijo que de 45 llamadas por alerta sobre presuntos ingresos a propiedad privada, "una sola confirmaba que había visto personas pretendiendo entrar, las demás eran de oídas".

La mayoría de estas denuncias se presentaron luego de que el mandatario bogotano decretara el toque de queda en toda la ciudad.

Inicialmente tenía efecto en tres localidades y se amplió debido a la complicada situación de orden público. La medida para Kennedy, Ciudad Bolívar y Bosa empezó a las 8:00 p.m. y en el resto, a partir de las 9:00 p.m.

Grupos de vigilancia

Ante la preocupación, vecinos de diferentes sectores formaron grupos de defensa en condominios y edificios para evitar ser víctimas de saqueos.

"Aquí estamos como cien personas haciendo vigilancia porque son cuatro las torres del conjunto", dijo Mario Riveros, habitantes de un condominio de apartamentos en el barrio de Mazurén.

Estas medidas fueron tomadas después de que comenzaran a circular en redes supuestas noticias de intentos de saqueo en zonas del oeste y norte de la ciudad.

En edificios de esos barrios y de otros como Colina Campestre, Cedritos y Orquídeas, los habitantes organizaron turnos de guardia junto con los vigilantes de las unidades residenciales temiendo que la situación se agravara en la madrugada.

Con cuchillos, palos, extintores de fuego y todo lo que pueda servir para espantar a posibles invasores, se armaron.

En algunos barrios, como Mazurén, habitantes dijeron haber escuchado disparos y en otros se han activado las sirenas de emergencia cuando hay movimientos sospechosos.

Muchas personas aseguraron que al intentar pedir ayuda de la Policía, comprobaron que la Línea 123 colapsó.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad