Nacer sin patria: el otro drama de los bebés venezolanos en Colombia

Nacer sin patria: el otro drama de los bebés venezolanos en Colombia

Agosto 04, 2019 - 07:30 a.m. Por:
Íngrid Valderruten Peña / Reportera de El País
Niños apátrida

Los niños apátrida son aquellos que no tienen una nacionalidad por diferentes circunstancias. En Colombia, esta condición ha incrementado con la migración venezolana pues muchos padres están en el país de forma irregular.

Camilo Rodríguez/El País

"No válido para demostrar nacionalidad”. La nota está impresa en el certificado de registro civil de nacimiento de *Susana, una pequeña de seis meses de edad, hija de migrantes venezolanos irregulares, que está en riesgo de quedar sin patria.

Willianys Cordero, madre de la niña, no tiene claro el significado de la apatridia y mucho menos las consecuencias que le traería a su hija estar en esta condición: “me explicaron que no tenía nacionalidad venezolana ni colombiana y me dijeron que podía hacer una tutela para pelear la nacionalidad, pero no sé qué le puede pasar, dicen que es importante para la atención de ella”.

Le puede interesar: Gobierno de Maduro destaca avances en los diálogos con la oposición

De hecho, Susana ya está sufriendo las consecuencias de ser invisible jurídicamente -como se conoce a los apátridas-, pues nació con osteogénesis imperfecta, un trastorno genético que causa que sus huesos se rompan con facilidad, y aunque debería estar en control permanente solo logra que la atiendan por urgencias y le receten analgésicos para calmar el dolor.

“La enfermedad se conoce como huesitos de cristal, ella ya tiene más de 20 fracturas y no le hemos podido hacer un examen que nos diga por qué nació con esa condición. Por no tener nacionalidad no se le podía afiliar a una EPS, pero ya hace tres días tiene la EPS, gracias a la Secretaría de Salud (de Cali) que nos ayudó con un documento que indicaba que ella entraba con la condición de padres no afiliados”, explica la madre de Susana, quien proviene de la ciudad de Barquisimeto y está en Cali desde abril de este año.

Sin embargo, contar con la EPS no ha sido suficiente para que la menor de edad pueda acceder a la atención que requiere: “Nos dicen que no hay cita con los especialistas que ella requiere, que estemos consultando, y mientras tanto solo le mandan acetaminofén”, añade Willianys.

*Nombre cambiado

Vulneración de derechos

La apatridia ocurre cuando una persona no es reconocida por ningún país como ciudadano conforme a su legislación, es decir, que no tiene nacionalidad. Según la Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur, en el mundo al menos 10 millones de personas son apátridas.

Alejandro Ruiz Caicedo, abogado asesor en infancia y adolescencia, asegura que en el país son cerca de 25.000 niños venezolanos los que están en riesgo de apatridia y explica por qué se está presentando esta situación:

“En Colombia existen dos formas de tener la nacionalidad: la una es por sangre, es decir, que mis padres o uno de los dos sean colombianos; la otra es por domicilio o por el territorio, que es el caso en que la persona no tiene ni padre ni madre colombianos, pero nació en territorio colombiano y manifiestan el deseo de permanecer y están residenciados en Colombia (con visa)”.

El jurista precisa que en el caso de estos niños venezolanos “como los padres están de forma irregular se supone que no tienen residencia” y esa es una de las razones por las que no pueden obtener la nacionalidad colombiana al momento de nacer.

Asimismo, el abogado comenta que la Registraduría Nacional expidió la circular 168 de 2017, en la cual se establecen las directrices para la “inscripción en el registro civil de nacimiento de los hijos de extranjeros nacidos en Colombia para efectos de demostrar nacionalidad”.

“Si los niños nacen en Colombia y no se les reconoce la nacionalidad en el país de su origen, en este caso Venezuela, se tiene que reconocer la nacionalidad colombiana... lo que pasa es que esa circular dice que hay que oficiar a la autoridad competente (en Venezuela) para ver si le reconoce la nacionalidad al niño, pero como es un hecho notorio que no tenemos la correspondiente comunicación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, ni siquiera se debería oficiar ni esperar los tres meses que establece la resolución, sino reconocer la nacionalidad al niño, porque es gravísimo que una persona no tenga nacionalidad”, precisa Ruiz.

¿Y por qué es gravísimo que una persona no tenga nacionalidad? Para Ximena Norato, directora de Pandi, una agencia que trabaja en temas de derechos humanos, de todas las condiciones en el acceso a los derechos no tener patria podría ser la peor, “porque sin esta no se puede aspirar a los demás derechos”.

“Es el acto de injusticia más grande que se pueda hacer contra un niño o niña, porque negarles la nacionalidad es negarles el acceso a todos sus derechos, no va a poder ser registrado en salud, en educación, en las políticas públicas que los puedan amparar, por lo tanto y en miras al interés superior de la niñez, Colombia debería dar el derecho de patria a los niños por haber nacido en suelo colombiano”.

Promueven tutelas colectivas por el derecho a la nacionalidad

Cristian Primera llegó a Colombia en el 2016, luego de abandonar Venezuela, como la mayoría de migrantes, por la difícil situación económica y política de su país. Tiene un hijo de diez meses de nacido, que pasó ocho de estos en riesgo de apatridia, pero gracias a una tutela fallada por el Tribunal Superior de Medellín, en mayo pasado, se le reconoció la nacionalidad colombiana.

El proceso fue apoyado por el consultorio jurídico de la Universidad de Antioquia y la oficina de Acnur en la ciudad antioqueña.

“Aún no sabemos cuando se acomoda la situación en Venezuela, pueden pasar diez o quince años, entonces pienso en el futuro de mi niño y así (con la nacionalidad) será más fácil entrar a un colegio, tener un seguro y beneficios que otros niños venezolanos no tienen... ya tiene garantizados sus derechos”, dice el señor Primera.

En Cali, no hay una cifra exacta sobre los niños venezolanos que han nacido en la ciudad y que estarían en riesgo de apatridia. Sin embargo, la Secretaría de Salud Municipal tiene un reporte de 2567 (1697 de este año) venezolanas embarazadas entre el 2018 y 2019, que pertenecen a la población pobre no asegurada, lo cual podría ser un indicador, ya que la mayoría de estas mujeres llegan en situación irregular a la ciudad.

“La mayor cantidad de esos partos se atienden en la mediana y alta complejidad por el riesgo obstétrico que representan, por situaciones como la falta de controles a los que muchas veces no acceden estas mujeres por su condición de vulnerabilidad. Solo en el hospital San Juan de Dios hubo 250 partos el año pasado y este año ya se han atendido la misma cantidad”, señala Nelson Sinisterra, titular de salud.

Entre tanto, la abogada Lina Rojas, coordinadora de la Pastoral para los Migrantes de la Arquidiócesis de Cali, agrega que además de los niños venezolanos que están naciendo en Cali, también están en riesgo de apatridia los que nacieron en Venezuela, pero llegaron al país solamente con el registro de nacido vivo. “Podemos recibir unos seis casos semanales de niños que nacieron en Venezuela pero por falta de papeles u otras circunstancias no hicieron el trámite del registro civil de nacimiento en su país”, explica Rojas.

La funcionaria cuenta que desde el Centro de Orientación y Atención para Migrantes y Refugiados, Coamir, se han hecho requerimientos vía internet al país vecino “para informales que hay niños nacidos en Colombia, de padres venezolanos, para que le reconozcan la nacionalidad y eso no ha tenido respuesta, seguramente no la va a tener, pero también debemos saber hasta qué momento ese silencio es negación”.

La abogada añade que mientras tanto están trabajando en una acción colectiva para tutelar el derecho a la nacionalidad de estos pequeños. Ya se tienen identificados los primeros 19 casos, con la documentación pertinente, pero se busca llegar a 35.

Desde el consultorio jurídico de la Universidad Icesi, también tienen seis tutelas en trámite.

“No hay una línea clara sobre el tema, hemos escuchado que desde el Gobierno Nacional, el canciller (Carlos Holmes Trujillo) dijo que iban a salir nuevas maneras de regularización para brindar esta protección a los niños”, expresa Rojas.

En efecto, la Cancillería Colombiana le indicó a El País que el Gobierno y otras entidades del Estado están tomando acciones para resolver la situación de los niños que están en riesgo de apatridia y la próxima semana el propio Presidente de la República se pronunciaría sobre el tema.

A su vez, la Registraduría Nacional señaló que el lunes revelará las cifras sobre los niños venezolanos que han sido registrados en el país hasta la fecha.

"El derecho no se nos está negando"

Paula Cerón, coordinadora del Grupo de Acciones Públicas del consultorio jurídico de la Universidad Icesi, comenta que desde la sala especializada en atención a población migrante tienen seis tutelas en trámite que buscan amparar el derecho a la nacionalidad de niños venezolanos en riesgo de apatridia.

“Hay muchos migrantes que no tienen idea de este problema y se quedan sorprendidos porque en su imaginario creen que por nacer sus hijos en Colombia se vuelven colombianos, entonces cuando los quieren registrar empiezan las barreras y a veces hasta les niegan el registro”, dice Cerón

Por su parte, Yanira González, vocera de la Corporación Colonia Venezolana en Colombia, asegura que aunque preocupa el riesgo de apatridia “el derecho no se nos está negando”.

“Hay que hacer un trámite, que es engorroso y requiere de pronto un recurso, pero oficialmente el gobierno venezolano no ha negado el derecho a la nacionalidad de nuestros niños. La orientación es que se dirijan al registro civil más cercano, por ejemplo, desde acá desde Cali sería ir a Táchira”, explica González.

Dónde encontrar orientación

El abogado Alejandro Ruiz, indicó que el Gobierno Nacional ha expedido circulares para que los niños puedan acceder a derechos como la salud y educación, pero si no tiene nacionalidad y llega a los 18 años “no le van a dar cédula, no puede matricularse en una universidad, no puede suscribir un contrato, no puede abrir una cuenta en un banco, no puede casarse... ese es el impacto que tienen a largo plazo”.

Las personas que deseen orientación en este tema pueden dirigirse al Centro de Orientación y Atención para Migrantes y Refugiados, ubicado en la Av. Vásquez Cobo # 25N-34 o llamar al 3899957 o al 3224968936.

El consultorio jurídico de la Universidad Icesi está ubicado en la Carrera 9 No. 9-49. Teléfono: 8821093 Ext.101.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad