Escuchar este artículo

Los cambios en las dinámicas laborales que ha traído la pandemia de covid-19

Septiembre 18, 2020 - 11:15 p. m. Por:
 Redacción de El País - Colprensa
reunión virtual

Las reuniones virtuales son una alternativa que facilita la comunicación entre los equipos de trabajo y permite mantener el trabajo en casa.

Especial para El País

Un informe revelado esta semana por la Andi da cuenta de algunos cambios en las dinámicas laborales y sociales como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Entre otras cosas, los resultados arrojaron que la mayoría de encuestados respondió no tener dificultades en sus procesos de adaptación con los recursos tecnológicos para desarrollar sus actividades desde casa.

La encuesta, aplicada en julio del 2020, contó con la participación de 277 empresas y 8669 empleados entre los 31 y 61 años, siendo el 53 % de mujeres y 47 % de hombres. Solo el 23 % del total de encuestados tiene entre 18 y 30 años.

Ana María Fergusson, gerente de la seccional Bogotá-Cundinamarca de la Andi, resaltó que de todos los ciudadanos que laboran desde sus casas, la gran mayoría ha demostrado resiliencia frente a la necesidad de transformar las formas de trabajo, migrando a los medios digitales.

Puede leer: Cali superó las 1500 muertes por covid-19 este viernes

Y es que la cobertura del teletrabajo parece cada día tomar mayor fuerza, pues el 86 % de encuestados se encuentran realizando actividades laborales desde casa a raíz de la pandemia.

En la encuesta se establece que, antes del aislamiento, el 21 % de las personas dedicaba más de ocho horas diarias al uso de medios digitales para cumplir con sus labores. Actualmente, lo hace el 51,8 % de los encuestados.

“Es importante destacar que para un 48 % de los encuestados no han enfrentado obstáculos en su uso. Sin embargo, un 52 % restante ha tenido problemas relacionados con la calidad, el acceso, el conocimiento y los recursos para cubrir los gastos de medios digitales”, señala el texto.

Al respecto, Fergusson dice que “hay que revisar cuáles son realmente esas causas de la mala calidad del internet, que pueden ir desde los puntos donde se están conectando los usuarios hasta los grandes problemas de infraestructura en conectividad. Pero los problemas casi en nada se asocian con falta de conocimientos para acceder a este recurso o escasez de recursos para hacerlo”.

Para la experta ha sido casi inevitable que las jornadas de trabajo hayan terminado por prolongarse.

Y es que el 57,5 % de los encuestados afirma que, en el modelo de teletrabajo, trabaja más de ocho horas diarias desde sus dispositivos electrónicos y plataformas para el desarrollo de sus actividades laborales.

“En principio no hay una regulación muy concreta y exacta sobre el trabajo en casa. Pero a mí me parece que temas como el horario comienzan a ver alterados sus límites en materia de tiempo por la disponibilidad de los trabajadores”, señala el consultor económico y social, docente de la Universidad EAN, Jorge Munévar.

La Andi apunta sobre este dato que, “en este orden de ideas, es importante tener en cuenta que estos esfuerzos no implican que no haya espacio para mejora. Por el contrario, a partir del reconocimiento de los buenos resultados de los esfuerzos empresariales por trasladar la capacidad de cumplir con las obligaciones laborales a la casa, se pueden identificar puntos claros para mejorar, trabajar, impulsar y promover desde diferentes esferas de la sociedad”.

Es por ello que Munévar no descarta la posibilidad de que muchas empresas comiencen a migrar del todo al modelo de teletrabajo, eso porque facilita algunas condiciones económicas que limitan el quehacer de las empresas, y más teniendo en cuenta el nivel de adaptación tan avanzado en el que muchos sectores de la economía se encuentran.

Pero, ¿cuáles son los sectores más proclives a trabajar desde casa?

En la industria manufacturera, uno de los sectores donde más se requiere presencialidad, cuenta con un número amplio de trabajadores en casa, esto teniendo en cuenta que se trata de trabajadores con roles que pueden ejercer desde plataformas virtuales. De hecho, el 42 % del total de encuestados pertenece al tal sector.

En segundo lugar, con un 15 % de participación, las comunicaciones y la información llevan la parada en este modelo de trabajo. El 11 % pertenece al comercio, sector que ha contado con la posibilidad de ser ejercido a través de plataformas virtuales de ventas.

Las actividades científicas, profesionales y técnicas ostentan el 10 % del trabajo en casa, donde la educación ha jugado un papel casi protagónico. La salud, en un 7 % también tiene participación en este estudio.

Añade que “la actividad laboral desde casa no ha sido preparada para llevarse a cabo con las exigencias ergonómicas que hay, por lo general, en las oficinas, que son exigidas por las ARL. En ese sentido, las ARL han trabajado en ese proceso dentro de las estructuas de las empresas, pero se han quedado cortas”.

Sin embargo, el experto señala que un crecimiento en el modelo de teletrabajo no supone necesariamente garantías para los trabajadores, especialmente teniendo en cuenta que muchos de los espacios residenciales nunca fueron pensados para desarrollar actividades profesionales allí.

Para el profesional esto puede traer consecuencias psicológicas y físicas pues no solo la ergonomía de los materiales de trabajo no es suficiente, sino que que compartir espacios laborales con ocupaciones personales o de familia puede, a largo plazo, generar desequilibrios en distintos ámbitos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS