Escuchar este artículo

Las grandes tareas que tiene por atender el nuevo Alto Comisionado para la Paz

Mayo 25, 2021 - 12:00 a. m. 2021-05-25 Por:
Redacción de El País
Juan Camilo Restrepo Gómez

Juan Camilo Restrepo Gómez, designado como Alto Comisionado para la Paz.

Foto: Tomada del Ministerio de Agricultura

“He designado a Juan Camilo Restrepo Gómez como alto comisionado para la Paz”, informó a primera hora de este lunes el presidente Iván Duque Márquez en su cuenta en Twitter.

Y por esa misma vía, indicó cuál será la principal función de quien reemplazará en el cargo a Miguel Ceballos : “Tendrá el encargo de fortalecer la búsqueda de la Paz con Legalidad en Colombia”.

El País consultó con analistas cuáles son las tareas puntuales que deberá adelantar Restrepo Gómez para cumplir ese mandato y de qué otros frentes debería ocuparse quien hasta ayer se desempeñó como viceministro de Agricultura.

Lea también: Las conclusiones del debate de moción de censura al MinDefensa en el Senado

“Recuperar la confianza y el respeto de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz para establecer los diálogos con los grupos al margen de la ley, en especial del ELN y de las disidencias de las Farc”, expone el analista político Ancizar Marroquín como el que debería ser el primer punto de la agenda de Juan Camilo Restrepo en su nuevo cargo.

Y agrega que, de cara a sacar adelante los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional también debe “ganarse la confianza” para hacer equipo con Juan Carlos Cuéllar, a quien el Gobierno Nacional designó recientemente como gestor de Paz, en el propósito de adelantar una negociación con esta guerrilla.

En ese mismo sentido, Marroquín plantea que el nuevo Alto Comisionado de Paz está llamado a “limar asperezas con el Gobierno de Cuba y concitar su interés” para apoyar ese eventual inicio de conversaciones.

Y “aceptar los avances y contactos desarrollados por el expresidente Álvaro Uribe, trabajar con él y no sentirse molesto por estas gestiones”, añade el analista en alusión a comentarios hechos por Ceballos, quien ha indicado que fue “desconocido” en medio de la realización de dos acercamientos con ese grupo subversivo.

“El reto más importante que tiene este Comisionado para lo que resta del Gobierno es terminar las gestiones de su antecesor en la exploración de negociaciones con el ELN. No perdamos la perspectiva, el paro nos está afectando en este momento, pero realmente necesitamos solucionar el problema eterno de Colombia, que son el terrorismo, la guerrilla y la violencia crónica”, asegura Gustavo Orozco, especialista en temas de seguridad.

Y agrega que, en ese sentido, “es importante que las 28 reuniones que el Comisionado reportó que se han hecho en acompañamiento con el Vaticano, tengan un final fructífero para que el ELN se desmovilice”.

De su lado, el sociólogo y docente de la Universidad del Rosario Carlos Charry considera que, en relación con los posibles diálogos con esa guerrilla “es claro que hay un rol más protagónico por parte de los mediadores que, en este caso es la Iglesia Católica. Creo que primero hay que apagar los incendios que hay aquí para poder tener un panorama más claro para las conversaciones en La Habana”.

¿Negociador ante el paro?

Para los analistas, aunque el Jefe de Estado anunció que Ceballos “continuará acompañando al Gobierno en el diálogo y negociación con el Comité del Paro Nacional”, es conveniente que el nuevo Comisionado de Paz asuma la coordinación de los acercamientos con los líderes de las protestas que se vienen registrando en el país.

De hecho, destacan los expertos, el presidente Duque escribió en su cuenta de Twitter que Juan Camilo Restrepo “ha sido fundamental en el proceso de diálogo con los diferentes sectores sociales en la búsqueda de acuerdos, soluciones y consensos”.

“El desafío más grande es poder solucionar está sin salida en la que estamos. Necesitamos que el Comisionado se ponga la camiseta, sobre todo para solucionar donde el paro es más complejo, que es el Pacífico, el Valle del Cauca, para poder destrabar las salidas, atender las necesidadades de los manifestantes que lo están haciendo de manera pacífica y al tiempo coordinar la reacción del resto del Estado en la aplicación de la fuerza que le corresponde”, asegura Orozco.

Y Charri agrega que Restrepo “va a tener que jugar un rol muy importante en coordinar los diferentes eventos de manifestación de protesta social para identificar en ellos elementos comunes que puedan ser atacados y resueltos por el Gobierno”.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS