Indígenas se levantaron de mesa de trabajo con el Gobierno en el Cauca

Escuchar este artículo

Indígenas se levantaron de mesa de trabajo con el Gobierno en el Cauca

Noviembre 05, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Colprensa
Cauca militares

Tras las masacres de la semana pasada en Toribío y Corinto, un grupo de militares fue desplegado en esas zonas. En diciembre llegarían 2500 soldados más.

Raúl Palacios / El País

La llegada de 2500 militares al Cauca se podría ver afectada luego de que las organizaciones sociales, sindicales e indígenas del departamento se levantaran ayer de la mesa de trabajo que adelanta el Gobierno, a través del Ministerio del Interior, en materia de construcción de la política pública para la protección de los derechos humanos.

Según Cristian Raúl Delgado, vocero de la mesa territorial de garantías del Cauca, la decisión obedece a la contradicción de las autoridades nacionales a la hora de enfrentar la grave problemática humanitaria que se vive en el norte del departamento.

“Las organizaciones sociales hicimos un análisis sobre la crisis en la región en materia de derechos humanos y las respuestas que el Gobierno anunció, a raíz de la violencia en zonas como el norte del departamento, y en ese ejercicio nos dimos cuenta que es éticamente imposible seguir con un diálogo de una política pública en la materia, mientras que a nuestros compañeros los están asesinando”, dijo Delgado.

Y es que las dos masacres presentadas la semana pasada en Toribío y Corinto, así como el asesinato de dos comuneros en menos de 24 horas en dicha región, llevó a las organizaciones sociales, como Asoinca, CUT, Cric, entre otras, a declararse en asamblea permanente para consultarle a las comunidades cómo participarán en el paro nacional del próximo 21 de noviembre.


“Que pare la violencia, es necesario que entre todos defendamos la vida, que trabajemos por un país en paz y avanzar en la consolidación de los acuerdos de paz, por eso no hablamos más con el actual Gobierno, porque vemos que primero anuncia un incremento militar para la región y luego una serie de medidas sociales que poco impactan, en nuestro criterio, a las realidades de nuestros territorios”, agregó el vocero de la mesa territorial de garantías del Cauca.

Lea también: La molestia de los indígenas con Duque por no ir hasta los territorios afectados en el Cauca

Esa misma postura la expuso Joe Sauca, coordinador del área de derechos humanos del Cric, al indicar que tanto los sectores indígenas, como campesinos y otros, no creen que la solución a la ola de violencia que se vive en el Cauca sea un incremento en la Fuerza Pública de la región.

“Históricamente el departamento ha estado militarizado, que hoy pongan más pie de fuerza, es distinto. Cuando esto pasa, en los territorios se agudiza la violencia, mire el caso de la masacre de Karina García, donde murieron además dos compañeros indígenas. El Gobierno hizo un consejo de seguridad, anunció 1500 soldados, pero uno se pregunta si llegaron o no llegaron porque las muertes continuaron en la región como las dos masacres posteriores a la presentada en Suárez”, puntualizó Joe Sauca.

Para el representante nativo, la solución tampoco es armar a la guardia, aspecto que rechazó tajantemente al considerar que nunca dicha organización se prestará para planes militares.

Los compromisos del Presidente

El lunes festivo, el presidente Iván Duque, junto a los ministros de Defensa e Interior, así como la cúpula de Policía y Ejército, adelantó un consejo de seguridad en Popayán, en donde reiteró su compromiso con el departamento del Cauca, con obras y proyectos en materia social para impactar positivamente en todas las comunidades.

“Reiteramos que este Gobierno está comprometido con el departamento del Cauca. He estado en el Cauca cerca de nueve veces desde que empezó este Gobierno y seguiremos haciendo presencia”, manifestó el Mandatario.

El Jefe de Estado adelantó también una jornada de trabajo en el departamento, con el fin de acelerar más el plan social del Cauca, “que hemos consolidado como Gobierno desde el comienzo de nuestra administración para atender las necesidades de sus habitantes”.

También señaló que el deseo es afianzar y seguir mejorando los programas para cerca de 207.000 familias en acción en los 42 municipios del departamento del Cauca, así como superar los 9000 jóvenes en acción en el departamento para que también reciban apoyo.

El Mandatario dijo que el programa Familias en su tierra trabaja con población desplazada, la cual se busca que cuente con el plan retorno para cerca de 3447 beneficiarios en municipios como Buenos Aires, Caloto, El Tambo, Timbío, Timbiquí, Pie Monte y Rosas.

Frente al tema del narcotráfico, Duque señaló que “es el mayor enemigo de los líderes sociales y de los pueblos indígenas”, por lo que “todos los colombianos tenemos que unirnos para enfrentar este fenómeno”.

Ayuda extranjera

Según fuentes de la Casa de Nariño, a través de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional (APC), el Gobierno está adelantado gestiones para atraer más recursos de cooperación internacional con el fin de aumentar la inversión en el Cauca, que está siendo afectado por una ola de violencia que se intensificó en los últimos meses.

Con más la recursos, el Gobierno buscaría priorizar proyectos de intervención social en la región.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad