Estos son los puntos clave de la nueva política de seguridad que lanzó el Gobierno

Escuchar este artículo

Estos son los puntos clave de la nueva política de seguridad que lanzó el Gobierno

Diciembre 21, 2019 - 12:05 a. m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana

La presentación de los nuevos lineamientos se hizo en Medellín.

Presidencia de la República

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó este viernes en Medellín la Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

"¿Por qué presentamos esta Política en Medellín? porque esta ciudad ha asumido la seguridad como un valor democrático, como un bien público y la ha defendido como los más importantes de los privilegios para los ciudadanos", afirmó el mandatario.

Según el Presidente este nuevo plan tiene una visión multidimensional frente a los desafíos de convivencia y seguridad ciudadana, que va más allá de la visión tradicional, que según el Gobierno, reduce la responsabilidad del Estado a la actuación de la Policía Nacional, "para dar paso a una comprensión amplia e integral que comprende el conjunto de las instituciones y políticas públicas en los distintos niveles territoriales".

De acuerdo con el Gobierno Nacional, la política se basa en cinco ejes estratégicos: Cultura de Legalidad para los derechos y la paz; disrupción del delito; innovación, ciencia y tecnología; ciudadanía activa y proyección institucional.

Los nuevos lineamientos demandan "la articulación de diferentes ministerios y entidades en materia de Salud, Educación, Justicia, Cultura, Deporte, Tecnologías de la Información y Comunicaciones, TIC, así como protección de la niñez, entre otros", indicaron desde la Presidencia de la República.

Lea también: Así funcionará el nuevo sistema de video vigilancia de Cali

Las claves

La nueva política ordena un "revolcón" en el Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes y adopta un modelo nuevo en el cual se busca control efectivo de los espacios, según el Gobierno.

"El nuevo modelo señala que no basta la observación y la reacción en los cuadrantes, sino que se requiere saltar al control efectivo de los espacios. Además, indica que el servicio de policía debe basarse en la evidencia y el análisis del comportamiento del delito", informaron desde la Presidencia.

En el documento se establece que el Gobierno busca la incorporación de 34.000 policías en los próximos cuatro años, para aumentar el pie de fuerza.

Para lograr este incremento, la Policía no renovará los convenios con los entes territoriales para prestar el servicio de policía de tránsito y estos uniformados serán asignados a la vigilancia de las calles para que garanticen la seguridad. Los municipios serán los responsables del tránsito local.

Cultura de Legalidad para los derechos y la paz; disrupción del delito; innovación, ciencia y tecnología; ciudadanía activa y proyección institucional son los cinco ejes estratégicos.

También se establece la revisión del personal administrativo uniformado que se encuentra en las oficinas, con el objetivo de asignarlo a la vigilancia. Igualmente, se disminuirá el número de policías asignados al servicio de protección que brinda la Policía, con el fin de que estos sean asignados a los cuadrantes.

En relación a la protesta, se establece que los gobernadores y alcaldes con las autoridades de Policía en los departamentos, distritos y municipios, deben garantizar el derecho a la protesta y facilitar las expresiones ciudadanas pacíficas.

"Deberá fortalecerse la capacidad de los escuadrones móviles antidisturbios, multiplicar su número, mejorar la respuesta, intensificar su entrenamiento, del mismo modo que la formación de sus integrantes en el uso de la fuerza en el marco jurídico de los derechos humanos, y como última alternativa", señala el texto.

En el documento, el Gobierno hace énfasis en que el porte de armas no es un derecho y ratifica que el monopolio de estas lo debe tener el Estado. Dice que se fortalecerá la persecución penal en contra de los delitos relacionados con el porte y tenencia ilegal de armas.

Finalmente, el Gobierno asegura que para proteger los grupos sociales vulnerables se fortalecerá el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y se impulsará una política de no discriminación con la comunidad Lgbti.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS