Duque retornó a las regiones en medio de la pandemia

Escuchar este artículo

Duque retornó a las regiones en medio de la pandemia

Julio 13, 2020 - 12:59 a. m. Por:
Redacción de El País y Colprensa

En su visita a Cali, el presidente Iván Duque realizó una entrega simbólica de cien ventiladores para el Valle del Cauca, destinados a la atención de pacientes críticos con coronavirus. El acto se llevó a cabo en la Base Aérea Marco Fidel Suárez.

Cortesía Alcaldía de Cali

Con cuatro viajes en dos días (a Honda, Montería, Medellín y Cali), el presidente Iván Duque retomó este fin de semana su agenda en las regiones, que había estado suspendida debido a la pandemia del coronavirus.

Al retomar los viajes a diferentes lugares de Colombia, el Mandatario busca fortalecer la presencia institucional del Gobierno y mostrar, como ya lo ha dicho en varias ocasiones, que, pese al avance del Covid-19, el país debe continuar con su vida productiva y no se puede encerrar hasta que aparezca la vacuna.

En esto coincide el analista político John Mario González, quien indicó que, aunque aún no se han terminado la cuarentena, el país “tiene que ir preparando la plataforma para su relanzamiento económico y productivo”. Y, en ese sentido, el Jefe de Estado tiene que estar en las regiones como “comandante” de este proceso.

“El Presidente tiene que ir a las regiones que más están azotadas por la pandemia para ayudar, de primera mano, en la adaptación del sistema sanitario a la demanda que en estos momentos nos impone. Esto da un sentido de sacrificio y esfuerzo. Es el momento de viajar y de estar en contacto con los mandatarios locales y asistirlos”, sostuvo González.

Lea además: Empezó el sonajero de las elecciones del 2022, ¿por qué tan temprano?

"Esta coyuntura permite consolidar un país unitario bajo la dirección y el control de Presidencia, donde exista complementariedad desde la región y desde la ciudad".
Jorge Iván Ospina
Alcalde de Cali

Entre tanto, para el politólogo Mauricio Jaramillo las visitas de Duque a las diferentes regiones al país son claves en este momento para mejorar la articulación entre el Gobierno Nacional y los departamentales y municipales, a la vez que le sirven para ganar visibilidad y credibilidad entre los colombianos.

“Esta crisis no le ha dado mucho margen al Gobierno en cuestiones de tiempo. A eso se le suma que, debido a las restricciones de movilidad, ha sido difícil que se vea con los alcaldes y los gobernadores, los cuales han sido la primera línea en la gestión de la pandemia”, manifestó el analista.

Jaramillo añadió que “hay temas que son del Gobierno, como el de las fronteras, pero la crisis ha hecho que algunos mandatarios locales tengan que manejarlos. En el caso de Cali, por ejemplo, el Alcalde le ha solicitado varias veces al Presidente que lo ayude en el manejo de la llegada masiva de migrantes venezolanos que están arribando directamente a la ciudad y a otras localidades del departamento”.

El protocolo

Los viajes del Mandatario se retoman cuando el país entra en la etapa más crítica de la expansión del coronavirus y, en este sentido, la Casa de Nariño no puede correr el riesgo de que el Presidente de la República o sus colaboradores más cercanos puedan resultar contagiados.

Por ese motivo, las condiciones de seguridad de las visitas a las regiones se han extremado al máximo, según se ha indicado.

Es así como para su viaje a Honda, en donde el Jefe de Estado estuvo acompañado por una comitiva de 31 personas, que incluía a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y a la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, Duque arribó al Aeropuerto Militar de Catam alrededor de las 8:00 de la mañana del pasado viernes para abordar el avión Presidencial BBJFAC 001.

Pero él y sus acompañantes tuvieron que pasar por varios puntos de desinfección antes de ingresar a la sala de espera.

Una vez allí, al Mandatario colombiano y a su comitiva se les tomó la temperatura y debieron diligenciar un formato con información personal que contenía preguntas para determinar factores de riesgo, tales como si habían tenido cercanía con personas que hayan padecido Covid-19.

De igual forma, se indicó, en todo momento todas las personas hicieron uso del tapabocas. Luego, en la escalera para abordar el avión hubo otro punto de desinfección, donde los tripulantes hicieron limpieza de las suelas de los zapatos e higiene de manos con geles antibacteriales.

El personal de la Casa Militar organizó las sillas de la comitiva de tal manera que se cumpliera el distanciamiento social: en cada división de asientos solo se permitió una persona y no tres, como es usual.

Ya en Honda, Tolima, en donde se hizo entrega de la Autopista Girardot-Honda-Puerto Salgar, solo se permitió el ingreso de personal autorizado y se limitó el acceso a medios de comunicación. Asimismo, se realizó toma de temperatura y desinfección de manos con gel.

El aforo del lugar no superó las 50 personas entre invitados y personal de apoyo, se informó.

Similares medidas se tomaron en los traslados a Montería y a Medellín y Cali, donde el presidente Duque estuvo el pasado sábado.

Los buses y vehículos que se usaron para transportar la delegación del Alto Gobierno fueron desinfectados y las sillas fueron señalizadas para guardar el distanciamiento social.

Cabe recordar que la visita presidencial a estas tres ciudades se hizo con el propósito de entregar ventiladores para ayudar a atender a los pacientes críticos por Covid-19. En sus discursos, el Presidente habló de la importancia de trabajar en equipo con los mandatarios locales.

“Estos no son momentos fáciles. Los momentos que se vienen no son fáciles para la humanidad ni para América Latina ni para nosotros. Pero lo que sí tenemos es que mostrar el trabajo en equipo decidido y articulado, porque así es como vamos a enfrentar esta situación, así es cómo la hemos venido enfrentando”, manifestó el Mandatario en la Base Aérea de Cali.

Además, hizo un reconocimiento a la labor desarrollada por la bancada de congresistas del Valle del Cauca.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS