Recargas, seguridad y tecnología, los otros líos que enredan al MÍO

Recargas, seguridad y tecnología, los otros líos que enredan al MÍO

Octubre 21, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Ingrid Valderruten Peña / Reportera de El País 
Arturo Villareal Navarro

Arturo Villareal Navarro, director de la Unión Temporal Recaudo y Tecnología, UTR&T.

El País

En diez años de operación del MÍO, la Unión Temporal Recaudo y Tecnología, UTR&T, único operador que falta por unirse al plan de salvamento del sistema de transporte masivo de Cali, ha invertido más de 60 millones de dólares en el negocio, que sus accionistas han inyectado $55.000 millones para evitar un colapso, y que las deudas con los bancos ascienden a $100.000 millones.

El ingeniero Arturo Villareal Navarro, director general de la firma, que se encarga de proveer la tecnología y la administración de la infraestructura del MÍO, reconoce que el balance no es nada alentador, pero espera encontrar una solución durante los próximos seis meses, en el marco de la renegociación del contrato que se adelanta con Metrocali.

El empresario, quien no descarta acudir a un tribunal de arbitramento, en caso de no llegar a un acuerdo con el ente gestor del MÍO, habló sobre el avance de las negociaciones y sobre temas que preocupan a los usuarios.

Cuando se habla de la crisis del MÍO, muy poco se menciona a la UTR&T, ¿la situación de ustedes es diferente a la de los operadores de transporte?

La de nosotros es exactamente la misma, hemos perdido una cantidad de dinero muy importante en la ejecución de este contrato, que ya supera los $200.000 millones, y la razón por la cual figuramos poco es que no nos gusta discutir las diferencias contractuales con el Estado en la prensa.

Hablemos del servicio al usuario, una de las quejas es la ausencia de taquilleras en las estaciones...

Con Metrocali venimos trabajando de tiempo atrás en un tema de optimización de recursos. Colocar taquilleras en una estación que no tiene usuarios es inconveniente para todo el mundo, eso no quiere decir que no haya un servicio, sino que se cuenta con máquinas de auto atención, entonces nunca se encontrará una estación sin servicio.

La seguridad es otro tema sensible, y ustedes en lugar de aumentar los guardas de seguridad privada, los fueron retirando...


Todos los modelos que se montan son discutidos con Metrocali. Cuando empezamos el contrato colocábamos guardas armados, después descubrimos que tenerlos armados no tenía ningún sentido, después vimos que los guardas no pueden hacer nada frente a un infractor o alguien que va armado a una estación, porque eso le corresponde a la Policía, entonces acordamos con Metrocali ir migrando a la figura de operación de servicio, una persona que pueda dar orientación al usuario, y también venimos reforzando la vigilancia electrónica y en nuestro centro de control tenemos policía para que se tomen las medidas del caso si se está cometiendo alguna infracción. Tenemos 400 cámaras en estaciones y unas 230 personas entre guardas y orientadores de servicio al cliente.

Lea también: Estos son los sectores de Cali donde claman por más rutas del MÍO

Entonces ¿qué decirle al usuario que se queja de inseguridad?

Nosotros lo único que podemos hacer es avisarle a la policía porque no somos autoridad, un guarda MÍO no puede detener una persona.
La gente tiene que saber que cuando entra al sistema está siendo grabada, proveemos seguridad electrónica y tenemos en nuestro centro de control un enlace con la Policía. En este momento estamos evaluando proyectos de identificación facial porque detectamos que hay algunos delincuentes consuetudinarios que están yendo al sistema a hacer fechorías, entonces estamos evaluando comenzar a
colocar en estaciones complejas cámaras con identificación facial para que la policía tenga capacidad de reacción.

La falta de puntos de venta y recarga de tarjetas es otro reclamo del usuario ¿piensan habilitar más?

Según el contrato tenemos la obligación de tener 220 puntos dentro y fuera de la infraestructura y hoy tenemos 400, con un agravante y es que los puntos de venta externa son poco usados. El 85 % de transacciones que se hacen son en las 60 estaciones que tenemos y solamente el 15 % en los 254 puntos de venta externos.

¿Se ha hecho un análisis al respecto?

Es algo particular, nadie quiere desplazarse a los puntos de venta externa, razón por la cual hace un tiempo le propusimos a Metrocali colocar los puntos de venta en el paradero, pero desafortunadamente no nos ha dado respuesta sobre esto.

Lea también: Gobierno estudia salvavidas para el MÍO y otros sistemas de transporte

¿Cuál es la situación actual de la UTR&T?

Todos los meses perdemos dinero. Este año, nuestros socios han aportado cerca de $30.000 millones para que podamos continuar operando.

¿A cuánto ascienden las pérdidas?

Alrededor de $600 millones al mes, a causa de que nuestro contrato depende del número de usuarios que utilizan el MÍO. Hicimos inversiones para poder soportar una tecnología para manejar cerca de 1000 buses, la totalidad de las estaciones y más de un millón de pasajeros día y la realidad es que hoy tenemos alrededor de 460.000 pasajeros.

¿Cuánto han invertido en el MÍO en estos diez años de operación?

La inversión está por encima de los 60 millones de dólares y en gastos operacionales yo no tengo tan claro cuánto hemos gastado, pero los accionistas han aportado más de $55.000 millones, tenemos deudas con los bancos por alrededor de $100.000 millones y deudas adicionales con los accionistas por $40.000 millones.

¿La UTR&T está recibiendo apoyo de Metrocali a través de los recursos del Fondo de Estabilización y Subsidio (Fesde)?

No.

¿Por qué?

El año pasado recibimos, pero lo que nos han dicho es que este año, la forma como fueron aprobados los recursos desde el Concejo se limitaban a los operadores de transporte porque eran para subsidiar una operación de kilómetros y nosotros claramente no operamos kilómetros.

¿Y qué piensa de que los excluyan?

Pensamos que es una posición bastante injusta, si se quiere discriminatoria, con un actor que es muy difícilmente sustituible.
Desde algunos sectores se cuestiona que ustedes reciben buenos ingresos, como por ejemplo el 13 % de lo recaudado por la operación…
Si no recibiéramos dinero no podríamos operar, aunque hay que aclarar que no recibimos un porcentaje exacto, recibimos un dinero que puede ser equivalente en un momento dado, dependiendo del valor de la tarifa, al 13 % o 12 %. Cuando uno conoce los números del sistema entiende que no es factible operar con el número de pasajeros que tenemos.

¿Cómo salir de la crisis?

Hay que buscar una nueva fórmula que dé sostenibilidad, porque si el número de pasajeros no va a llegar a lo que pensábamos, pues evidentemente las inversiones están hechas y si se requiere mantener este nivel de servicio deberíamos tener una fórmula remuneratoria diferente.

Los cuatro operadores de transporte del MÍO ya se acogieron al plan de salvamento que planteó Metrocali, ¿Por qué ustedes no?

Porque el plan de salvamento para el recaudo no lo conocemos todavía, el plan que hay era para los concesionarios de transporte.

Pero tengo entendido que en este momento ustedes están en una mesa de trabajo con Metrocali para renegociar el contrato…

Venimos desde el año 2014 en negociaciones y con el doctor Nicolás Orejuela (actual presidente de Metrocali) hemos retomado las conversaciones… Tenemos que entender que la situación de un operador tecnológico es diferente a la situación de un operador de transporte, porque la tecnología cambia y de alguna forma tenemos que incluir novedades para poder hacer una negociación.

Puntualmente, ¿cuáles son las solicitudes que están haciendo?

No es solamente solicitudes de un lado, sino de los dos. Lo que nosotros pedimos y solicitamos es encontrar una fórmula que le dé la sostenibilidad económica a este contrato.

Usted habla de una fórmula remuneratoria diferente, ¿cuál sería?

En medio de una negociación las cosas que hablemos en las mesas son de la mesa y no es factible que las digamos hasta que sean una realidad, por lo tanto no podemos hablar de particularidades.

Pero, ¿piensan pedir mayor participación en los recursos que reciben de la operación?

Claramente con lo que recibimos hoy no alcanzamos a pagar el servicio, ni el que tenemos hoy si quiera, lo que cabe duda es que debemos encontrar una fórmula y estamos explorando.

En la negociación con los concesionarios de transporte uno de los puntos que impedía avanzar era las demandas, ¿ustedes también tienen conflicto por eso?

Nosotros no hemos demandado a Metrocali porque creemos en el principio esencial de la concertación y nos mantendremos en esa línea mientras sea factible, no está en nuestros planes en este momento, pero es una opción que eventualmente podría tomarse.

¿Qué diferencias tienen?

No tenemos una diferencia sustancial con Metrocali, ellos saben los problemas económicos que tenemos, el problema surge de no tener los usuarios y las inversiones están hechas. Por otro lado, Metrocali quisiera que hagamos una renovación tecnológica de las cosas que hay y eso no es factible cuando uno está perdiendo tanto dinero.

¿Para cuándo piensan tener lista la renegociación del contrato y qué pasa si no hay un acuerdo?

Yo esperaría que no más allá de seis meses. Si no hay acuerdo, acudir a un tribunal de arbitramento.

Recursos por publicidad

Actualmente cuántos recursos están recibiendo por la publicidad en el MÍO, que es otro de los ingresos que tiene la UTR&T...

Se vendieron $4000 millones en el último año. El operador de publicidad, que es MIO en conexión, se queda con el 60 %, y del 40 % que entra al sistema, un 60 % es para la unión temporal y el 40 % para Metrocali.

¿Van a recibir alguna contraprestación por la publicidad que se piensa poner en los buses?

Ahí tenemos una divergencia fundamental con la interpretación del tema de la publicidad, nuestra interpretación es que la explotación de la publicidad exterior de los buses es un derecho nuestro, sin embargo, estamos en esa discusión con Metrocali y estamos dispuestos a llegar a los acuerdos a que haya lugar, pero es un tema que no está cerrado.

Cambiando de tema, hace dos años se cuestionó la confiabilidad de la información que maneja la UTR&T, con respecto a los pasajeros que ingresan al MÍO y lo que se recauda, ¿sigue esa desconfianza?

Hemos tenido cinco auditorías y en ninguna han encontrado ni un solo faltante, hoy en día tenemos un acompañamiento de personal técnico de Metrocali permanente. Nuestro negocio no es ocultar información, nosotros no recibimos dinero, el dinero se traslada automáticamente a un banco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad