Escuchar este artículo

¿Qué pasó con la babilla del lago de Ciudad Jardín?, esto dice veterinario

Octubre 11, 2020 - 11:55 p. m. Por:
 Redacción de El País
babilla

La babilla, ya muerta, habría sido avistada inicialmente el pasado sábado, pero solo fue retirada del humedal ayer hacia el mediodía por miembros de la autoridad ambiental Municipal.

Foto: Raúl Palacios / El País

Un consumo de basura que causara la obstrucción de su sistema digestivo, una patología o, incluso, afecciones relacionadas con la calidad del agua del humedal son las hipótesis que por ahora estudian los encargados de establecer las causas de muerte de una de las babillas que habitaba en el Lago de Los Cisnes -también conocido como humedal de La Babilla-, en Ciudad Jardín, en el sur de Cali.

Así lo aseguró Carlos Eduardo Rueda, médico veterinario del Grupo de Gestión de Fauna Silvestre del Dagma, quien fue uno de los funcionarios encargados de realizar el levantamiento del cadáver del animal que, al parecer, llevaba un par de días muerto en este cuerpo de agua de la Comuna 22.

De acuerdo con Rueda, la babilla fue encontrada en estado de descomposición, con la ausencia de una de sus patas, parte de su cola y uno de sus ojos fuera de la cavidad orbitaria.

Puede leer: Apareció muerta la babilla del humedal de Ciudad Jardín, en el sur de Cali

“En la necropsia encontramos laceraciones a un costado que, probablemente, sean post mórtem. La falta de la patica probablemente sea consumo post mórtem. Hay que recordar que en el lago hay más babillas y tortugas que pueden llegar a ser carroñeras; pero no sabemos si la falta de la cola es post mórtem, o no”, afirmó el especialista.

En medio del procedimiento de revisión del cadáver, Rueda señaló que se encontraron con una particularidad: muchos cambios en los órganos del animal.

“En el estómago había una bolsa negra con popó de perro. Algún propietario que recogió las heces de su perro no las dispuso bien o la arrojó al lago y terminó en el estómago de la babilla. Esto puede generar una compactación en la que el animal no vuelva a consumir alimento porque, al no ser digerible, su estómago no es capaz de hacer pasar ese material al intestino, lo que hace que el animal entre en un ayuno muy prolongado”, explicó el médico veterinario del Dagma.

Rueda señaló que aún no hay nada concluyente sobre la muerte de la babilla, por lo que los análisis de laboratorio practicados al cuerpo del animal, al igual que los resultados de los estudios físico químicos del agua del humedal podrían tardar en conocerse entre 15 días y un mes.

Desde el Dagma se hizo un llamado a la comunidad a disponer apropiada- mente de los residuos de sus mascotas, en aras de evitar que otros animales, por error, los consuman.

El cuerpo de la babilla fue recuperado por los funcionarios de la autoridad ambiental luego que un gestor ambiental de la Comuna 22 reportara la anomalía el pasado sábado. No obstante, hacia el mediodía de este domingo se realizó un operativo para el rescate del cadáver, labor que requirió de una balsa inflable, dado que el cuerpo se encontraba en medio de una empalizada y lejos de la orilla del humedal.

Es incierto cuántas babillas hay en el humedal: Dagma

En los últimos años han sido reiterados los eventos relacionados con los reptiles en el Lago de Los Cisnes, bien sea por avistamientos que llaman la atención de la comunidad, por vecinos que piden su reubicación, por los operativos que se han realizado para capturarlas y ahora por el deceso de uno de los ejemplares.

babilla

El cuerpo debió ser llevado en una balsa hasta la orilla, pues se encontraba en una zona de difícil acceso

Foto: Raúl Palacios / El País

Y si bien se conoce que las babillas empezaron a aparecer en este sector en la década de los 90, hoy es incierto cuántos de estos animales conviven en este humedal.

“El lago es un cuerpo de agua relativamente grande, ellos se pueden reproducir y puede pasar mucho tiempo hasta que los animales tengan un tamaño relativamente significativo, por lo que ha sido muy difícil tener un registro de la cantidad exacta de individuos”, afirmó Rueda.

En el 2017 fueron encontradas ocho babillas en la Comuna 22, de las cuales seis fueron capturadas y trasladadas a otros entornos por miembros de la autoridad ambiental Municipal. En agosto del 2019 funcionarios del Dagma capturaron una de las últimas babillas que se avistaron en el sitio.

“No tenemos una estadística certera de cuántas quedan”, remarcó el médico veterinario y zootecnista.

No obstante, Rueda enfatizó que “debe haber un control de la cantidad de individuos, pero la comunidad debe entender que se debe convivir con la fauna, que es muy valiosa para el entorno de la ciudad”.

Sobre las babillas

- Este reptil se alimenta de pequeños peces y aves acuáticas que habitan en el lago.

- Está prohibido tirarle piedras o comida al animal, así se encuentre dentro o fuera del lago.

- Las babillas son animales tímidos. No le causarán daño si no las molesta.
En caso de ver a las babillas fuera del lago, llame al Dagma al 3505834595, para control.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS