¿Qué pasará con la Terminal Sur del MÍO luego de estudio de Univalle?, responde Metrocali

¿Qué pasará con la Terminal Sur del MÍO luego de estudio de Univalle?, responde Metrocali

Mayo 20, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué pasó con las obras de la Terminal Sur del MÍO

La Terminal Sur del MÍO se proyectó para estar lista en dos años. La Administración actual esperaba entregar las primeras obras finalizando el 2018.Habitantes de las unidades vecinas a la obra, se quejan por situaciones de inseguridad.

Foto: Oswaldo Páez / El País

Luego que la Universidad del Valle emitiera el concepto técnico que requirió el Consejo de Estado sobre el impacto que tendrían las obras de la Terminal Sur del MÍO, en el que se reveló que el humedal El Cortijo ha sufrido modificaciones que afectan los suelos y la cantidad de agua que alimenta el ecosistema, aún es incierta la dirección que tomará este proyecto.

Jaime Quesada, director de Infraestructura de Metrocali, advierte que el estudio de la Universidad del Valle sobre el humedal El Cortijo no implica un revés para el proyecto de la Terminal Sur, sino que abre un boquete a la viabilidad de su construcción. El funcionario añade que el estudio redunda en algunas peticiones que había realizado la CVC cuando concedió los permisos de intervención, que Metrocali no ha generado impacto en la zona y que la Terminal Sur no se puede reubicar.

Jaime Quesada

Jaime Quesada

Especial para El País

¿Cómo recibieron los resultados del estudio de impacto de la Terminal Sur que hizo Univalle?

Nuestra conclusión es que el estudio le da una factibilidad al desarrollo de la Terminal del Sur. El estudio de Univalle coincide mucho con las apreciaciones y obligaciones que nos pone la CVC. Unas ya las hemos acatado y otras estaríamos, en virtud del desarrollo del proyecto, en pro de acatarlas. Si bien en lo que entendíamos se solicita que se revisen las actuaciones de la CVC en cuanto a los permisos ambientales otorgados, Univalle no contradice los estudios de la CVC, por el contrario ratifica las actuaciones de la autoridad ambiental, en concordancia de las compensaciones y mitigaciones ambientales. Este estudio es una primera etapa y tendríamos que esperar a ver qué decide el Tribunal Administrativo del Valle, pero estamos positivos en que el fallo va a salir a nuestro favor.

Y hoy, con el estudio en las manos, ¿en qué porcentaje de factibilidad cree que está el proyecto?

Nosotros creemos que le da factibilidad porque las conclusiones y recomendaciones se dan en torno del desarrollo del proyecto, porque están encaminadas a medidas de mitigación y compensación, y cuando te dan una recomendación en ese sentido entiendes que el proyecto es viable. Pero no está por demás que el proyecto se pueda mejorar en algunos componentes ambientales y Metrocali tampoco está cerrado a lo que se pueda mejorar. No me atrevería a dar porcentajes de factibilidad, de que se dé o no se dé; estamos positivos, lo hemos revisado desde lo técnico y jurídico y hemos concluido que puede haber un parte favorable hacia el desarrollo de la Terminal Sur. Esto dependerá de lo que resuelva el magistrado (John Erick Chávez).

Lea también: Avances en tres obras impactarán el tráfico vehicular en el sur de Cali, planee sus rutas

¿Hay algo del estudio que los inquiete? Porque la comunidad siente que le está ganando el pulso a Metrocali...

No hay nada que nos inquiete. Dentro del estudio hay varias apreciaciones que se van más allá de lo que es el proyecto, como que va a generar un tema, presunto, de calefacción en la zona.

Pero en el informe se reseña que en torno al humedal hay unas afectaciones del ecosistema, que se alteró el suelo, la fauna, el ambiente, la vegetación....

Las alteraciones de las que habla el informe no fueron realizadas por nosotros, porque no hemos ejecutado ninguna obra civil. Metrocali nunca ha ido a invadir o a estar sobre el humedal, el proyecto está retirado y acorde a las distancias de ley. El estudio refiere que hay una presunta afectación del humedal, pero advierte, la hizo un tercero (Jumanaisa S.A.), y antes que Metrocali adquiriera el terreno.

El informe también advierte que hay unas alteraciones en los diques y drenajes que no están permitiendo la llegada de agua al humedal....

Esa es una corrección que tiene que hacer Jumanaisa, no Metrocali, porque ellos fueron los que generaron el presunto daño ambiental. Imagino que quienes no están a favor del proyecto dirán que toda la zona es inundable, pero los estudios que tenemos de ese sector advierten que tiene un área determinada y la Terminal está lejos de ella. El río Lili atraviesa toda esa zona del Sur y desemboca en el río Cauca pero, ¿por qué solo se concentran en la zona donde está el proyecto? Cuando más abajo de donde está la Terminal Sur están los mismos guatines, la misma fauna, y ya están desarrollando, por lado y lado del río, unidades residenciales. Nosotros tenemos todo en regla y todos los permisos.

En cuanto a la arborización también se señala que hay un impacto, que su pérdida y la llegada de la Terminal puede redundar en incrementos de temperatura en la zona...

Nosotros hicimos el aprovechamiento forestal de 207 árboles, pero el tema del calentamiento no es por eso sino por un cambio del uso y la cobertura, porque cuando esto se empieza a edificar y el suelo pasa de ser rural a tener un uso urbano se genera algo de calefacción. Es una apreciación que tiene Univalle sobre el cambio en la zona de expansión.

¿Y cómo están planteando la compensación de los árboles?

Univalle dice que es mejor si se hace en la zona, pero la CVC nos dice que la hagamos en las cuencas que alimentan cualquiera de los siete ríos de Cali. Nosotros tratamos de hacerla en la zona, pero la medida compensatoria que nos aplica es de 27,5 hectáreas (son 8800 árboles), y eso no se consigue fácil en el perímetro urbano, por lo que fuimos al Jardín Botánico y nuestra compensación está planteada allí, que guarda un mismo sistema bioclimático del bosque seco tropical que hay en la Terminal; además, se beneficia la cuenca hídrica del río Cali y está en un sector protegido. Muchos árboles no se van a tocar y van a quedar en el proyecto, también va a haber una resiembra de árboles, que es aparte de la compensación.

¿Es posible reubicar el proyecto?

No vemos posible la reubicación porque esta localización obedece a un punto neurálgico y geográfico a nivel de operación. En este punto estamos en el al final de la zona urbana y al inicio de la zona de expansión, tener una terminal en ese punto estaba planeado desde el POT. Muchos dicen que la hagamos más cerca a Jamundí, pero esto no es viable porque, desde lo operativo, se generan viajes en negativo, y eso es que si usted va para la universidad Icesi y la Terminal está en Jamundí, le tocaría ir hasta el otro municipio en una vía troncal para devolverse en una buseta, lo que no es cómodo para el usuario. Además, esta es una ubicación que ya se tiene hablada con Planeación Municipal y el consultor a cargo del tren de cercanías, cuyo trazado está planteado sobre la vía Cali - Jamundí; este proyecto debe permitir una vinculación con el tren de cercanías, para que haya integración, a través de un túnel o un semáforo.

¿Qué viene ahora para el proyecto?

Tenemos que esperar que se den procesalmente las instancias de este caso, como los alegatos de conclusión, que es que los abogados de ambas partes dan sus conceptos técnicos y jurídicos. Luego el magistrado se tomará un tiempo para dar su fallo. Nosotros estamos positivos en que la Terminal Sur va a continuar.

¿Y qué pasa si el fallo es adverso?

Tendríamos que entrar a replantear internamente las consecuencias del fallo en materia contractual, predial. Existe un contrato de obra e interventoría para realizar el proyecto aquí, que es un punto importante. También tenemos unos recursos dispuestos para invertir y que no sabríamos si el Gobierno Nacional nos los siga sosteniendo, porque esas platas hay que ejecutarlas; nosotros queremos ejecutar rápido y no hemos podido.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad