¿Por qué no se pone freno a los piques ilegales de las noches en Cali?

¿Por qué no se pone freno a los piques ilegales de las noches en Cali?

Septiembre 25, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País Cali / Palmira
Piques ilegales en Pance, sur de Cali

Esta foto, capturada de un video, fue registrada la semana pasada en Pance, sur de Cali. Habitantes de la zona aseguran que en varias vías de este sector se realizan piques sin ningún tipo de control por parte de las autoridades.

Especial para El País

El reciente accidente ocurrido este fin de semana en la Avenida Pasoancho con Carrera 70, en el cual se vieron involucrados cuatro vehículos, tres de ellos de alta gama, volvió a encender las alarmas de las autoridades sobre los piques ilegales que se siguen haciendo en Cali.

La Autopista Suroriental entre Carreras 66 y 56 y las Avenidas Cañasgordas y Pasoancho, así como diferentes vías que quedan al interior de los barrios Pance y Valle del Lili, son algunas de las principales zonas en la capital del Valle donde se están realizando carreras clandestinas.

Según una residente de Pance, en este sector del sur de la ciudad, es frecuente que se hagan piques los fines de semana, sin ningún tipo de control por parte de las autoridades.

“Se vienen realizando desde hace un mes larguito sobre toda la Carrera 122 después de la Calle 4. Esa vía la ampliaron y la arreglaron y quedó en muy buen estado, entonces carros y motos se hacen al lado y lado de la misma y apuestan carreras, tal cual como en las películas. Incluso se paran personas en medio de los vehículos con banderas y dan la señal de partida”, asegura la mujer.

Lea también: Cuatro vehículos protagonizaron aparatoso accidente de tránsito en el sur de Cali

De acuerdo con la habitante del sector, el horario preferido que tienen las personas para organizar los piques, es a partir de las 10:00 p.m. y, en ellos, la música a todo volumen es una constante, “por lo que perturban de manera permanente la tranquilidad de la comunidad”.

“El peligro de las motos es que como son más pequeñas, no les importa si vienen carros y hasta los hacen orillar mientras hacen sus competencias. Un día de estos van a ocasionar un accidente o atropellar a alguien. La Policía ya sabe, pero se demora en llegar, a veces hasta media hora, y por eso este tipo de personas son tan descaradas que alcanzan a hacer muchos piques”, dijo.

Para William Bermúdez, director del cuerpo de Agentes de Tránsito de la Secretaría de Movilidad de Cali, estas carreras ilegales persisten en la ciudad debido a la intolerancia vial de los habitantes.

“Y para nosotros es difícil hacer controles debido a que se hacen justo cuando la autoridad no está presente. Por ejemplo, en el accidente ocurrido este fin de semana en la Carrera 70 con Pasoancho, teníamos versiones de la comunidad de que este habría ocurrido mientras los automóviles apostaban carreras, pero como llegamos cuando ya había ocurrido el siniestro, no pudimos comprobar que se hubiera tratado de un pique”, aseveró Bermúdez.

El funcionario también añadió que no existen sanciones específicas por realizar estas carreras clandestinas, sino por infringir normas de tránsito como exceder los límites de velocidad permitida, realizar maniobras peligrosas o invadir el espacio público.

“Por ejemplo, la multa por exceso de velocidad es de 15 salarios mínimos legales diarios vigentes ($390.615) y si en esta conducta también se comprueba que hubo maniobra peligrosa, la sanción se duplica”, afirmó director de Agentes de Tránsito.

‘Piques’ en Palmira

Pero estas competencias ilegales de vehículos no solo se están realizando en Cali. En Palmira, esta práctica también se lleva a cabo en la vía que de Palmaseca conduce al municipio de El Cerrito y en el  sector de Las Tinajas, corregimiento de Rozo.

Así lo señaló el secretario de Movilidad de ese municipio, Erminson Ortiz, quien precisó que en lo que va corrido de este año, dos jóvenes han perdido la vida en este tipo de actividades. “Una veintena de ellos en motos de alto cilindraje se dan cita cada semana para realizar los piques, aprovechando el excelente estado de las vías y la soledad de muchas de ellas”.

A eso se le suma, según el secretario de seguridad de Palmira, coronel (r) Carlos Zapata, que muchos de los siniestros viales ocurren cuando las personas “mezclan la drogas con la velocidad. Los piques se hace sobre todo los martes y jueves. Se hacen controles y el tema se ha mermado. En cada operativo que realizamos estamos inmovilizando un promedio de 25 motos”.

“No todos los casos son piques”

Andrés Pava, habitante de Pance y quien hace parte del grupo Élite Racing Cars, que organiza carreras legales, asegura “que muchas personas no saben diferenciar los piques de las aceleraciones de los carros”.

“Técnicamente, en un pique se recorre una distancia de ¼un cuarto de milla (402 metros) y algunas personas solo aceleran sus vehículos en tramos muy cortos para probar los motores de los mismos. Pero estos no representa ningún riesgo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad